¿Y la justicia?, ¡Apá!

Durante estos 11 años de administración Panista, la seguridad se volvió el tema rector de la política de Estado, desde los presupuestos en materia de seguridad que se incrementaron hasta  siete veces a diferencia del gobierno Foxista,  en 2005 éste fue de 20 mil millones de pesos, pero en 2010 ya superaba los 120 mil millones. Esta cifra nos demuestra el gran interés de Calderón en desplegar una guerra inútil contra los cárteles de la droga, porque ni siquiera es una guerra frontal contra todo el crimen, sólo contra el de gran escala, siendo este, el que menos toca a la población  civil, a diferencia de los delitos del fuero común y que en realidad atacan la integridad y calidad de vida de las personas: el robo, secuestros, extorsiones, etc.

Tanto presupuesto en materia de seguridad, no ha mermado a la delincuencia, tal pareciera que  mientras más se gasta en seguridad, más crecen los grupos dedicados al crimen.  Entre 2006 y 2009, los delitos del fuero federal crecieron 5.2 por ciento; los secuestros 83.3 por ciento; los homicidios dolosos 33.9 por ciento y el robo con violencia 31.6 por ciento.

Es decir, los delitos considerados de alto impacto no disminuyeron: en el caso de los plagios pasaron de 0.6 a 1.1 por cada 100 mil habitantes; los homicidios dolosos de 11.2 a 15 y los robos con violencia de 140.8 a 185.3. Este incremento se observó también en 2010 y sigue en 2011.

Todo parece indicar, que la estrategia va fracasando, es más, desde su planeación ya era un rotundo fracaso, la idea de sacar al ejercito a suplir a las fuerzas policíacas por lo altamente ineficientes que son los sistemas de justicia civil y de protección ciudadana, sólo ha propiciado que la delincuencia crezca, sino que tome actitudes mucho más agresivas para demostrarle al gobierno, que no le teme y que si trata de amedrentarlos, pues es un suicidio para el Estado. Por la capacidad de corromper, el armamento, los sueldos y toda la logística que los grupos armados tienen, ya que no debemos olvidar que la mayoría de los sicarios alguna vez fueron militares.

Ahora, con todo esto de la seguridad y el incremento de los recursos destinados a la seguridad nacional, en teoría, esto debería de hacer que el sistema de justicia en su conjunto, desde jueces, hasta policías, se regenerara de los vicios de la corrupción y fueran más justos y éticos en la aplicación de las leyes, repito, en teoría. Pero a lo largo de este sexenio, hemos visto como la ley es burlada ya no sólo por los traficantes o narcos, también por los delincuentes de cuello blanco, un caso muy representativo de esta situación y que el PAN ha tratado con  mucho cuidado, fue el del Ex- gobernador Sergio Estrada Cajigal, a quien se le recuerda por el llamado helicóptero del amor, aeronave supuestamente rentada para apoyar a la Secretaría de Seguridad Pública, pero que fue utilizada por el mandatario para aventuras amorosas. Mismo que fue acusado por su posible vínculo con el narcotráfico, incluso, acumuló “cerca de 30 denuncias” por no ejecutar sentencias y laudos laborales a través de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, y provocó que “Morelos alcanzara el primer lugar en desacatos laborales del país”.

El ex-gobernador gracias a su poder económico, logró eludir el “parcial brazo de la ley”, misma ley que maneja el PAN desde Los Pinos. Otro caso muy significativo, fue el de la Guardería ABC, donde un Familiar de la primera Dama, Margarita Zavala, era accionista de la guardería, y quién obtuvo un amparo y no fue procesado, al igual que todos los implicados, sólo personal de la misma fue sentenciada. No sé por qué no se indagó más, tendrá algo que ver que es esposa del Presidente de México.

Anuncios

PEMEX y su ¿castillo de arena?

De las pocas grandes acciones que el presente gobierno ha implementado fue el anuncio en 2009 por parte del Presidente Felipe Calderón, la construcción de la Refinería en la ciudad de Tula, Hidalgo. Esta monumental obra de ingeniería, ayudaría a cubrir la carencia y demanda de los hidrocarburos, en especial; la gasolina, que en nuestro país,  ya se presenta como un problema, además, si tomamos en cuenta que para salvar la economía, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encabezada por Ernesto Cordero, aumenta el segundo sábado de cada mes un porcentaje a la gasolina y diesel; en teoría, si tuviéramos más y mejores refinerías, estas situaciones no tendrían que ser.

El gobierno federal decidió construir la nueva refinería, en Tula, Hidalgo. El anuncio fue tomado con gran optimismo, debido a que obras de este tipo, son las que hacen falta a la nación para poder desarrollarse y volver a ser un productor de gasolinas y dejar de importarlas, como lo comentó el director general de Pemex, Juan José Suárez: “Con este proyecto, más la reconfiguración de Salamanca, la importación de gasolinas se reducirá del 40 por ciento actual a 34 por ciento en el 2016”.

Sin duda, estas cifras nos invitan a tener buenas expectativas, sólo que hay un pequeñísimo problema, que a pesar de que el proyecto ya está al 100% en papel, y se había planteado que la construcción iniciaría en 2011, ya a casi tres años del anuncio, ni siquiera se ha construido la barda.

Lo que es inadmisible, hay un retraso hasta en la construcción de la barda de 14 kilómetros de la refinería, que apenas en diciembre se licitó. Y estamos hablando de una barda que no necesita una ingeniería de gran sofisticación para construirse, por lo que no hay pretextos que justifiquen el retraso de Pemex en la construcción de la nueva refinería y de acuerdo a lo que informó Pepe Meade, estará lista hasta 2016.

Esta situación de retraso, es preocupante  que la obra más grande que el sexenio de Calderón en materia de petroquímica, sufra de tantos problemas para poder ser construida, nos da a entender que sólo fue un anuncio, como muchos de los que ha dado, desde  ser el “presidente del empleo”, dar paz y seguridad a los mexicanos, todas mentiras de candidato y desde que está en el gobierno federal.

Ahora, se dice que la construcción iniciará hasta el año 2012, ya con tres años de haberse anunciado, no se ha hecho nada. No nos sirve que esta idea, sea eso, idea, necesitamos que se ponga la primera piedra y después la segunda y así sucesivamente. De esta refinería dependen muchas cosas para el buen manejo y futuro de México.

Según estimaciones de PEMEX, el total de la construcción de la obra, tendrá un costo de 9 mil millones de dólares, una gran inversión, y si se les hace incorrecto que ponga “según estimaciones”, siendo que es un proyecto que ya debería de estar en marcha, es porque como buena paraestatal, durante este periodo seguramente las cuentas no saldrán, se pedirá más dinero, mismo que no debería de ser, pero como ya es costumbre gran parte del dinero dedicado a esta refinería  seguramente se perderá, sino, hay que preguntarle a Reyes Heroles y cómo dejó los fondos de PEMEX.

Como mexicano, me gusta la idea de construcción de plantas refinadoras en nuestro país, es un signo de progreso y mejora; más aún, si este hecho ayuda a que la empresa más importante con la que cuenta el país, misma  de dónde el gobierno saca la mayoría de los recursos que sostienen a la nación, lo que no me parece, es el factor de ineptitud y pereza de poner las manos a la obra y sacar adelante esta gran proyecto, por parte de las autoridades.

Hace 20 años, PETROBRAS, venía a México para aprender de una de las mejores petroleras del mundo.  Ahora, viene Lula Da Silva a plantearnos la idea de unir nuestras dos empresas y a darnos clases de cómo sacar petróleo de aguas profundas.

 

 

 

“Sad firmus ut incus percusa”*

En el año 2003 Álvaro Delgado, reconocido periodista, que ha laborado en diversos diarios de circulación nacional, así como en el Semanario Proceso; publicó un libro titulado “El Yunque: la Ultraderecha en el Poder” como parte de una serie de artículos publicados en la Revista mexicana Proceso. Dicho ejemplar fue aceptado rápidamente entre la opinión pública e incluso en la comunidad periodística, tan es así que le otorgaron el Premio Nacional de Periodismo 2003, sin embargo, el propio Álvaro Delgado alertó sobre las amenazas recibidas en su contra por la investigación realizada.

La Organización Nacional El Yunque, se fundó en la década de los 50, presuntamente por Ramón Plata Moreno, sacerdote jesuita. La organización secreta El Yunque se erige sobre postulados políticos de la extrema derecha, fanatismo católico y avaricia de poder en todos los sentidos. Dicha agrupación ultraderechista se integra por personalidades reconocidas en el medio político y económico con posee objetivos políticos concretos; el fin último de los yunquistas radica en establecer el “reino de Dios” en la tierra empleando medios políticos para terminar con las “fuerzas del mal”.

Durante finales de la década de los 60 y principios de los 70, la organización político-religiosa El Yunque entabló relaciones políticas con el Partido Acción Nacional (PAN), principalmente con el ala más conservadora y reaccionaria del partido blanquiazul. A partir de entonces, El Yunque fue robusteciendo su estructura y ampliando sus bases, de modo que, paulatinamente adquirieron influencia en el sistema político mexicano.

Ahora bien, una de las características que marcaron la génesis del grupo político El Yunque se determinó por el uso de grupos de choque como Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (considerado primer grupo de choque de los yunquistas). Actualmente existen agrupaciones, además de Acción Nacional, que han sido cooptadas por El Yunque como la Asociación Nacional de Padres de Familia y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Algunos militantes yunquistas reconocidos en la esfera política y económica son: Luis Felipe Bravo Mena, quien fue Embajador de México en el Vaticano y secretario Particular de Felipe Calderón; Juan Carlos Romero Hicks, ex gobernador de Guanajuato; José Luis Luegue Tamargo, actual Director de la Comisión Nacional del Agua; y el finado secretario de Gobernación de Vicente Fox, Carlos Abascal Carranza.

 

En el plano económico algunos ex presidentes de la Coparmex como Antonio Sánchez Rivera, Jorge Ocejo Moreno y Ernesto Aranda, renombrados empresarios mexicanos.

Numerosos investigadores han señalado el alcance territorial y político de los yunquistas, su influencia se reduce a contadas entidades federativas como Guanajuato, Guadalajara, Yucatán, Querétaro, Morelos, Baja California, Chihuahua, entre otros estados. Sin embargo, ello por la parte que compete a México, ya que existen indicios de la presencia de El Yunque en otros países de América Latina, Europa e inclusive del continente asiático en donde se realiza labor política como Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Estados Unidos, España, Francia y Filipinas.

En enero de 2010, el periódico español El País, reveló la presencia en movimientos “cívico-religiosos de una nueva masonería inspirada en el poderoso Yunque mexicano”. A nadie debe escandalizar la existencia de organizaciones secretas, sino el hecho de que éstas sostengan ideas totalitarias, excluyentes, fanáticas e intolerantes.

Miembros de la clase política mexicana han negado reiteradamente su pertenencia al Yunque e incluso la existencia de tal agrupación político-religiosa en el país. Algunos jerarcas de la Iglesia Católica son señalados de militar en el Yunque o mantener relaciones cercanas con la organización de extrema derecha como el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, Norberto Rivera Carrera y Onésimo Cepeda.

En las próximas elecciones presidenciales del 2012, se especula por algunos investigadores que los yunquistas harán todo lo que este en sus manos para mantener al PAN en el poder, de lo contrario, su influencia política se vería mermada. En la obra de Álvaro Delgado está firmemente documentado el apoyo político y financiero que recibió tanto Vicente Fox como Felipe Calderón en sus respectivas campañas presidenciales, desde luego, otorgando cotos de poder a la intolerancia abiertamente declarada de El Yunque.

* Estar firmes en la adversidad como el yunque al ser golpeado. Lema de la Organización Nacional

El Yunque

Los mochos gobiernos estatales panistas siembran intolerancia

En general, la zona del Bajío en nuestro país y particularmente el estado de Guanajuato se  ha caracterizado a lo largo de la Historia de México, por albergar a grupos de tendencias políticas e ideológicas conservadoras y de ultraderecha. Si realizamos una breve remembranza desde la época del México Virreinal encontramos agrupaciones con tintes políticos conservadores. La guerra cristera se desarrolló fundamentalmente en la región del Bajío, la conformación del grupo político pro-panista, El Yunque, se gestó y continua desarrollando sus actividades en el estado de Guanajuato, entre otras entidades de la República.

En el año 2009 la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) retiró de dicha entidad el libro de texto de Biología para primero de Secundaría, el motivo fue que contenía imágenes sobre los aparatos reproductores masculino y femenino. Funcionarios públicos estatales y municipales, así como organizaciones civiles adherentes a la Iglesia Católica como la Asociación Estatal de Padres de Familia, Suma tu Voz, Coalición Ciudadana por la Familia y la Vida (Cofavi), entre otras, protestaron por las “aberraciones” de la obra destinada a los estudiantes de secundaría por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El Gobierno del Estado de Guanajuato, de extracción panista, a través del secretario de Educación en la entidad, Alberto Diosdado, no conforme con el retiro del libro de texto, mandó a imprimir un ejemplar paralelo, destinado a los estudiantes de secundaria en donde se destacan visiones del mundo y de la vida conservadoras, moralinas, dogmáticas e intolerantes. Los funcionarios estatales y organizaciones de corte católica defendieron su libro y acusaron al texto de la SEP de promover la promiscuidad, el erotismo y la homosexualidad entre los jóvenes.

Los sectores conservadores guanajuatenses condenaron la información vertida sobre el libro distribuido por la SEP, particularmente por sus contenidos sobre equidad de género, uso de métodos anticonceptivos como el condón y demás cuestiones de orientación sexual. Funcionarios municipales se aglutinaron en la plaza de León, Guanajuato para incinerar en una tina de metal las “blasfemias” contenidas en el libro de texto.

Sin embargo, la SEP ordenó al gobierno de Guanajuato retirar el volumen editado por ellos mismos, ya que no se apegaba a los principios estipulados en los Programas de Estudio y tampoco cumplía con el Acuerdo 384, publicado en el Diario Oficial de la Federación en mayo de 2006, que establece en materia de educación sexual que los programas deben estimular la toma de decisiones informada y responsable.

No obstante, el conflicto no culminó con la orden dictada por la SEP, antes bien, los defensores del texto guanajuatense exigieron al gobierno de Felipe Calderón “copiar” el modelo del ejemplar estatal panista y reproducirlo a nivel nacional. Solicitaron al Ejecutivo Federal el dejar de consentir la “ideologización” de la educación sexual.

Así pues, el gobierno conservador del Estado de Guanajuato apeló a su soberanía y autonomía para reproducir el volumen de Biología y “orientar” a los jóvenes sobre la importancia de los valores dentro de la familia y la sociedad. “Para muchas personas, la virginidad es un tesoro que desean entregar a la persona más importante de su vida”, explicaba el texto del gobierno guanajuatense.

Si bien es cierto que, los Programas de Estudio requieren de reformas profundas y amplias en la materia, también es cierto que tales modificaciones deben de sustentarse en la ciencia y los tiempos actuales, no podemos continuar encasillados en ideas ultraconservadoras que no corresponden al siglo XXI y pretender implementar planes de estudio basados en prejuicios y dogmatismos; además de que, el gobierno panista de Guanajuato olvida que independientemente de la libertad y soberanía de los estados, forma parte de una federación, es decir, de un gobierno central al que debe sujetarse, de lo contrario, rompe con el pacto federal.

Lo que la economía del gobierno panista se llevó

México es un país que ha atravesado por diversas etapas económicas, nunca ha seguido un desarrollo lineal en esta materia. Pasando desde el periodo llamado en Economía, como; modo de producción asiático, esclavismo, mercantilismo y capitalismo.

Sin duda, nuestro país ha sufrido y sufre un gran rezago en lo que a la economía se refiere, lo cual afecta de forma muy agresiva a la población.

El Estado Mexicano se encargó por mucho tiempo de mantener estable la economía, desde 1936 hasta los años 70, durante ese periodo se presentó el gran “milagro mexicano” gracias a los tiempos de guerra, lo cual permitió a que el país tuviera un desarrollo nunca antes visto, haciendo de una sociedad mayoritariamente rural, voltear hacia las grandes ciudades y cambiar la vida campesina a una vida urbana. Durante este tiempo, se cuenta con el desarrollo estabilizador y el tan recordado y beneficioso Estado benefactor.

Durante este lapso de tiempo, México se consolidó como potencia en la región, propiciando el crecimiento de la base de un país sólido, la clase media. Este sector de la sociedad que le da vida a la economía y mantiene el flujo del capital constante en el país y mismo que en estos días, ha desaparecido o en el mejor de los casos, está en vías de extinción.

Los cambios económicos durante la primera década del siglo XXI, han sido muy cambiantes, el cambio de siglo trajo grandes expectativas, pero nada que ver con las realidades que nos esperaba. El primer gran problema fue el ataque a las Torres Gemelas en la Ciudad de Nueva York, este suceso, provocó una caída en todas las economías del mundo, ninguna se salvó, las tensiones internacionales, el alza de los hidrocarburos, los problemas de seguridad a escala mundial, provocaron una crisis enorme.

En lo que a la economía mexicana se refiere, desde la llegada del PAN al gobierno, las finanzas de la nación se empezaron a manejar como los panistas lo saben hacer, como una empresa. Si es cierto que bajo su administración las reservas de la nación han crecido de manera nunca antes vistas, ese gran capital que está en reposo absoluto no ve actividad alguna, en lugar de ocuparlo para la creación de infraestructura y la expansión de la economía, se mantiene como “guardadito” y para demostrarle al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, que México tiene con qué seguir pagando los prestamos innecesarios, mismo que sólo nos endeudan más y con los que no se logra ningún cambio.

La utilización de estos recursos para la construcción de infraestructura, permitiría abatir uno de los grandes males que padecemos y más los jóvenes, el desempleo. Según cifras  éste alcanzó los niveles más altos de los últimos 11 años para un mismo periodo, al registrar en mayo una tasa de desocupación de 5.20% de la Población Económicamente Activa (PEA), informó el Instituto Nacional de Geografía (INEGI).

Arturo Vieyra, analista de Banamex, comentó: “En el último año la tasa de desempleo se ha mantenido en niveles superiores a 5% e incluso en los últimos tres meses ha repuntado significativamente hasta 5.54% en mayo desde 5.03% en abril (con cifras desestacionalizadas)”

Con estos datos que se arrojan, todavía nos seguimos preguntando ¿en dónde está el presidente del empleo?, ¿en dónde está el millón de empleos prometidos?, que no salga con que no ha podido, porque la reforma laboral no ha sido aprobada, sería la violación total a los pocos y no respetados derechos de los trabajadores.

El desempleo es sumamente grave, ya no sólo en México, es un fenómeno a escala mundial, la ONU, reporta que la recesión económica provocó el aumento de 11.9% a 13%  de la tasa de desempleo entre los jóvenes del mundo, para sumar 81 millones en 2009, el mayor ajuste anual registrado en la historia.

La altísima taza de desempleo que México presenta, sólo tiene un resultado: pobreza, mucha pobreza. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el cual mide la pobreza, asegura que en el 2000 había 24.1 millones de personas en condición de pobreza alimentaria; en el 2002, 20.0 millones; en el 2004, 17.4 millones; en el 2006, 13.8 millones, pero en el 2008 eran 18.2 millones. Del 2006 al 2008, por primera vez en los últimos 10 años, el número de las personas en pobreza alimentaria, el equivalente a la pobreza extrema del Banco Mundial (BM), creció y pasó de 13.8 a 18.2% de la población del país. Aumentó en 32 % según el Coneval.

El Banco Mundial asegura que en América Latina se produjeron 8.3 millones de nuevos pobres producto de la crisis mundial del 2009; de éstos, la mitad corresponde a México. Así, el número de mexicanos en condiciones de pobreza alimentaria podría ser, de acuerdo con esa información, de 22.3 millones.

Con todos estos datos presentados y mismos que se notan a diario en cualquier calle o en cualquier casa de México, la interrogante es, y el Gobierno ¿Dónde está?

García Luna Films, presenta…

La captura por el presunto delito de secuestro de Florence Cassez en diciembre de 2005 se dio en medio de un montaje mediático orquestado por Genaro García Luna, entonces Director de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI), durante el sexenio de Vicente Fox. Son muy conocidos los cortometrajes rodados por García Luna, hoy al frente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), uno de los reciclados foxistas que hoy colabora con García Luna.

El propio Director de Escen… perdón el mismo secretario García Luna, reconoció en entrevista con la periodista Denise Maerker, que se realizó una “recreación” a petición de los medios de comunicación para difundir la noticia, luego entonces, resulta que los medios tienen voz y voto en los órganos de la administración pública federal lo que desde luego exhibe el servilismo de los gobiernos panistas hacia los poderes fácticos que intentan institucionalizarse en la administración de Felipe Calderón.

Cassez aseguró que su detención se realizó el 8 de diciembre, sin embargo, los medios participaron en el montaje “en vivo” al siguiente día. La ciudadana de origen francés acusó a Luis Cárdenas Palomino, mano derecha de García Luna, de golpearla para declarar lo que él indicaba y se registrara como parte de su declaración ministerial.

Desde luego, el caso mostró toda una serie de inconsistencias desde el inició de la averiguación, en primer lugar, en ningún momento se le notificó al Consulado francés la captura de Cassez, por otro lado, las declaraciones contradictorias que se fueron dando por parte de “testigos”  y las personas “plagiadas”. La ciudadana francesa asegura que García Luna cambió de actitud después de que la propia Florence dejo en ridículo al hoy titular de la SSP durante el programa de Maerker, a partir de entonces, las acusaciones y presiones en su contra se intensificaron desde las instituciones de procuración de justicia.

El caso de Florence Cassez incluso llegó al extremo de distanciar las relaciones bilaterales entre México y Francia, el Presidente galo, Miguel Sarkozy, pronunció fuertes críticas sobre el aparato de justicia mexicana, sin embargo, cabe destacar, que Sarkozy buscó de manera oportunista “treparse al caso” para aumentar el bajo nivel de aceptación que actualmente posee en su país.

Sin duda, independientemente de las razones políticas y diplomáticas, tanto del gobierno mexicano de Felipe Calderón, como de Sarkozy, el hecho radica en las múltiples inconsistencias que se han venido analizando y manifestando a partir de la sentencia dictada a Cassez por un juez mexicano que la condenó, primero, a 90 años de cárcel para luego reducir su condena a 60 años de prisión.

México frecuentemente ha condenado las penas impuestas a connacionales en el extranjero, principalmente en los Estados Unidos, apela a los tratados internacionales solicitando “juicios justos” o la extradición de los sentenciados. No obstante, a pesar de que México firmó el tratado de Estrasbrugo, el gobierno federal se ha negado a realizar la extradición de la francesa como lo han venido solicitando reiteradamente las autoridades francesas.

Desde luego, la negativa de Felipe Calderón para extraditar a la ciudadana francesa no se debe a el “apego a Derecho” del Ejecutivo Federal, sino al encubrimiento de uno de sus colaboradores y protegidos más íntimos de Calderón Hinojosa, es decir, Genaro García Luna. La administración calderonista se ha negado rotundamente a pedirle la renuncia al titular de la SSP, aun en contra de los deseos de la ciudadanía que en repetidas ocasiones han exigido tal hecho, además de los presuntos nexos con el crimen organizado que se presume el funcionario federal sostiene con cárteles de la droga. Anabel Hernández, ha dado un seguimiento puntual a la trayectoria de García Luna como servidor público y ha documentado inconsistencias en su carrera, asimismo, ha señalado con dureza las presuntas amenazas de Genaro García en contra de la periodista.

La pantomima democrática de los Amigos de Fox


A partir del 17 de diciembre de 1999 hasta el 3 de julio del año 2000, año en que Vicente Fox Quesada ganó las elecciones presidenciales, una Asociación Civil denominada “Amigos de Fox”, aportó de manera ilegal recursos a la campaña político-electoral encabezada por el guanajuatense. El Instituto Federal Electoral (IFE), inició una investigación por las participaciones financieras de personajes empresariales a la campaña de Vicente Fox, de la misma manera, la Procuraduría General de la República (PGR) realizó una indagatoria sobre el caso, sin embargo, la procuraduría exoneró a los involucrados.

Dicha investigación sobre presuntos delitos electorales incurridos por Vicente Fox, inició en el año 2003, cuando éste ya había tomado posesión del cargo como Presidente de la República. Fox Quesada, festejó la “imparcialidad” y “apego a la ley” de las indagatorias efectuadas por la PGR. En este mismo sentido, el IFE a través de la Comisión de Fiscalización realizó estudios sobre el caso de manera parcial y facciosa. Cabe resaltar que, el titular de dicha comisión era el actual secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio Irazábal, hoy también aspirante a la Presidencia de la República, que además, hay que decirlo, es reciente adquisición militante del Partido Acción Nacional (PAN).

De esta manera, podemos imaginar en que forma se realizaron las investigaciones del caso Amigos de Fox por parte de la PGR y del órgano electoral federal, es decir, con una procuraduría sujeta a los caprichos del Ejecutivo Federal panista que, desde luego, era el gobierno de Vicente Fox y un consejero electoral a modo como Alonso Lujambio. Así pues, el gobierno del cambio únicamente fue una pantomima efímera y absurda de la “transición democrática”.

A pesar de las violaciones documentadas a la ley electoral, el IFE, a través de consejeros serviles, dictó una sanción titubeante al PAN y al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que integraron la Alianza por el Cambio, por 98 mil 532 pesos. La multa impuesta por el órgano electoral federal fue impugnada ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por Acción Nacional y más tarde ratificada por la Sala Superior de este máximo tribunal en materia electoral, no obstante, la pena económica se dictó ¡hasta el año 2007!, un año después de haber concluido el sexenio foxista.

Entre las pruebas presentadas y firmemente documentadas por legisladores de partidos de oposición se encontraron las aportaciones de 3.5 millones de pesos por parte de la fracción parlamentaria del PAN en el Senado a la campaña presidencial de Fox, asimismo, transferencias ilegales de recursos públicos del Municipio de Naucalpan a favor de la Alianza por el Cambio.

Amigos de Fox involucró entregas monetarias de recursos públicos y privados tanto nacionales como extranjeros a la campaña de Vicente Fox; empresarios mexicanos como Lorenzo Zambrano, presidente de CEMEX, participó en las transferencias ilegales, de la misma manera la transnacional Coca- Cola Company envió capital desde los Estados Unidos para que se empleara en la campaña presidencial.

Ahora bien, Amigos de Fox desde el comienzo de sus actividades fungió como una estructura política paralela al PAN; cabe destacar que, muchos de quienes integraron el grupo Amigos de Fox eran los mismos que resultaron beneficiados por el FOBAPROA. El grupo político pro Fox, creó una red empresarial y política para imponer a Vicente en la candidatura panista y de esta manera lograr llevarlo a ocupar la Presidencia de la República.

De tal suerte que, el gobierno del cambio participó en uno de los episodios de corrupción y desvío de recursos más infames en la historia de los procesos electorales en nuestro país. El gobierno panista de Vicente Fox inició con una carga de ilegalidad muy fuerte en donde las resoluciones nunca terminaron de convencer a nadie sobre la inculpabilidad de un grupo político que despilfarró recursos a manos llenas para implantar en la Presidencia a quien cumpliría todo tipo de caprichos empresariales.

“Estudia o cuando seas grande no vas a tener trabajo”


Pero en realidad ¿con la adultez llega la seguridad de tener un trabajo? Creo que el problema va más allá de tener estudios o no incluso o rebasa las simples ganas de estudiar.

Actualmente la UNAM tiene que rechazar a cerca del 90% de los aspirantes a estudiar una carrera en sus planteles, y esto ¿a qué se debe? Es evidente que no es cuestión de la Máxima Casa de Estudios, se acepta a la gente con el puntaje mínimo aceptable o superior, pues no se tiene el capital para dar espacio a más estudiantes.

Pero en cambio se tiene a secretarios de Educación asegurando que la cantidad de jóvenes que no estudian es de 285 mil, contra 7 millones que asegura Narro Robles.

Ahora viene el cuestionamiento sobre la verdadera razón de porque nos mienten de esta manera ¿qué es lo que en verdad se pretende escondiendo las cifras reales y maquillándolas de esta manera? Habrá que considerar que parte de la ignorancia es el desconocimiento de información y al tener datos falsos, creo que se esta tratando de llevar al país a un estado generalizado de ignorancia.

En México casi una tercera parte de la población son jóvenes, que están entre los 15 y 29 años, sin embargo estudios han arrojado que de cada 10 egresados de la universidad sólo siete encuentran empleo y de estos siete sólo cuatro realizan algo relacionado con su carrera.

E incluso de este segmento los trabajos que cuentan con prestaciones reales son los menos, actualmente contar incluso con prestaciones de salud cada vez van quedando más en el pasado y dejan de ser una realidad.

Realmente las condiciones actuales bajos las que se pretende contratar a jóvenes son cada vez más decadentes, se solicita que se tengan estudios universitarios, para ofrecer un trabajo bajo condiciones precarias; y sin embrago estudiar resulta un verdadero reto pues pese a que las universidades publicas abren sus puertas para que cualquiera que desee estudiar un nivel superior realice el examen, el porcentaje que ingresa  no representa a la población.

Lo que se vive es un problema real al que debemos exigir se le de una solución, pues existen jóvenes que se quedan en las filas esperando ingresar a una universidad, mismos jóvenes que al tratar de encontrar un empleo no encuentran pues no cuentan con una licenciatura.

Por otro lado están los que lograron entrar por tener un excelente puntaje pero no encuentran un empleo pues las empresas no ofrecen suficientes vacantes como para cubrir a los egresados de las universidades.

Por lo que el día de hoy el querer estudiar no es suficiente para obtener un lugar en la universidad, así como el tener una licenciatura no asegura encontrar un trabajo, por lo que como siempre lo único que se tiene asegurado pese al esfuerzo es la incertidumbre del desconocimiento, tanto del futuro de México como del presente.

Mexicanos, que sobreviva el que pueda

La seguridad en México, siempre ha sido un tema sumamente importante para la vida cotidiana, al ser un país con múltiples problemas sociales, tales como: la pobreza, el desempleo, la carencia de oportunidades, movilidad social, etc, es caldo de cultivo para diferentes manifestaciones de descontento social y una de esas es la violencia y la delincuencia. Desde la época colonial, la desigualdad en México, se plasmó de la manera más deplorable, la división de razas y castas, propició que las sociedades prehispánicas, culminaran con un sistema social mucho mejor distribuido que el europeo, y se viese obligado a ser parte de la miseria. Gran parte de la violencia que nuestro país vivió y vive, es debido a los problemas económicos que no han dejado progresar a esta gran nación.

En los tiempos actuales, la delincuencia se ha disparado, ya no hay zonas del país que puedan jactarse de ser seguras, la pobreza que atañe a los mexicanos y las malas decisiones que estos gobiernos han ejecutado, ha provocado que los grupos delictivos crezcan de manera impresionante, incluso, se podrían contar como ejércitos bien preparados y mejor equipados que las fuerzas del orden nacional.

Desde el año 2000, los problemas en materia de economía fueron muy complicados y más, porque ocurrió el ataque a las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York. Este hecho, provocó un clima de inestabilidad y de terror en todo el mundo, tal estado de miedo, propició que cualquier persona no blanca fuera tomada por un peligro para la seguridad estadounidense, y por desgracia, al ser frontera con ellos, nos tocó la peor parte.

Esta situación, hizo que las economías cayeran, y sí la economía de Estados Unidos  cae, la nuestra  muere o al menos, agoniza. Los sistemas de seguridad estadounidenses, se volvieron mucho más complicados para burlar en la frontera, de esta manera, fue mucho más complicado hacer que los migrantes cruzaran de manera ilegal por la línea divisoria entre los dos países y por obvias razones, el tráfico de droga por la misma vía, se  complicó bastante.

Aunado a esta situación, desde que en el 2006, Felipe Calderón tomó protesta como Presidente de la nación, su primer acto de gobierno, fue la declaratoria de “guerra” en contra de los Cárteles de la droga y el incremento del sueldo de los militares en un 100%;  esto, ya se veía mal.  Recordemos la imagen tan simpática de Calderón, paseándose por el campo militar con una casaca del ejército, misma que le quedaba grande, al igual que el puesto de Presidente de la República. Con un militar así, ¿qué miedo  o respeto puede infundir?

Una vez iniciada la guerra contra el narco, la escalada de la violencia explotó a niveles nunca antes vistos en la vida reciente en México. El desmantelar los grupos delictivos es, según Calderón, el objetivo y el deber que como mexicano debe de hacer.

Desde el inicio de esta cruzada, la violencia ha dejado un marcador favorable a la delincuencia  de  40 000 muertos, a diferencia de ningún resultado visible que justifique el actuar del gobierno. Por si fuera poco, estos muertos parecieran convertirse en kilómetros, ya que el Estado  ha perdido zonas enteras a manos de los narcotraficantes, muchas “plazas” del norte de la República, son controladas por el crimen organizado, o en el sur, el estado de Michoacán, controlado por “La Familia”.

Tantos fallecimientos de manera violenta, sin tener nada que ver en los conflictos, niños, mujeres, ancianos causan el descontento general, debido a tratarse de una batalla tan innecesaria, habiendo metodologías más factibles para atacar a la delincuencia, y no hablo de atacar el mundo financiero de los grupos, no, aunque sería lo ideal, pero no se desconoce porque no  lo hace el gobierno. La mejor forma de combatirlo, es con mayor y mejor educación, dando más oportunidades de ascenso social, por medio de la educación, no permitiendo que nuestros jóvenes vean  la delincuencia como salida a sus problemas, sino como una forma vil y carente te valor para vivir. Haciendo lo que se supone que un gobierno debe de hacer y por lo cual existe. Brindar paz, seguridad y bienestar a su pueblo, sí un Estado no puede o lo que es peor, no quiere dar esto a su sociedad, es un Estado fallido, no hay autoridad, no hay Estado.

Es una lástima que se tenga que hablar de estos temas y peor aún, que los notemos con tanta naturalidad, ya que no nos asusta tanta violencia, ¿Qué le pasa a este pueblo, que ya no llora a sus muertos, qué le pasa a este gobierno que manda a sus ciudadanos al matadero?

Los expedientes de la impunidad en México

En la Sierra de Zongolica, Veracruz tuvo lugar uno de los sucesos que exhibieron el grado de cinismo, impunidad y abuso de poder al que hemos llegado como país a causa de las acciones disparatadas en materia de seguridad por parte del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa. En febrero de 2007, un campamento militar se instaló en la sierra veracruzana, cinco días después de aquél hecho, Ernestina Ascencio, indígena de 73 años de edad, fue violada brutalmente por elementos del Ejército mexicano, de acuerdo a las últimas palabras pronunciadas por Ernestina que fueron escuchadas por su hija Marta.

Alfredo Ascencio y Marta, sobrino e hija de Ernestina, manifestaron ante las autoridades el deplorable estado de salud en el cual fue encontrada la indígena entre tierra y musgo, sin embargo, tanto la Presidencia de la República como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y  la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se mostraron escépticos por las declaraciones de los familiares de la indígena septuagenaria. “Los soldados se me vinieron encima y me amarraron los pies y las manos”, fueron las últimas palabras que Ernestina le compartió a su hija.

De acuerdo a las primeras indagaciones sobre el caso de la indígena veracruzana, ésta presentaba moretones a la altura de los muslos y el informe inicial que emitió la ginecóloga que diagnóstico a Ernestina, registró lesiones graves y sangrado en genitales, así como lesiones internas producto de una violación vía anal. Si bien es cierto que las investigaciones del caso continuaron por autoridades federales, la fiscalía especial de la procuraduría veracruzana y la CNDH, lo cierto es que el dictamen final del órgano defensor de los Derechos Humanos, concluyó que la indígena falleció a causa de una “gastritis crónica no atendida”.

Juan Pablo Mendizábal, médico forense que realizó la primera necropsia a la mujer, fue removido de su cargo, después de 23 años de servicio, por “contaminar” las pruebas recogidas del cuerpo de la indígena que confirmaban que la anciana falleció por las brutalidades cometidas en su contra. Asimismo, meses posteriores, se realizó una exhumación al cadáver de Ernestina que revalidaron las acusaciones del delito de violación sexual.

Cabe señalar que, durante la investigación del caso se desecharon varias declaraciones de conocidos familiares y vecinos de Ernestina, debido a que se trataba de “testimonios de oídas” que no aportaban nada para los avances de las indagaciones. Así pues, el caso se cerró y fue archivado en los expedientes de la impunidad que caracterizan a este desgraciado país en materia de Seguridad y Derechos Humanos.

Debido al impacto nacional que provocó el caso de Ernestina Ascencio, el propio Felipe Calderón se refirió al tema ratificando lo ya expuesto por “la investigación” que dio por muerta a la indígena a causa de una gastritis crónica no atendida. La negación por parte de la administración calderonista de reconocer la violación perpetrada contra la anciana indígena se debió más que al encubrimiento de las Fuerzas Armadas a no querer reconocer los altísimos costos de su malograda política de seguridad, que quizá no debiéramos darle el calificativo de “estrategia”, debido a que no existe ninguna, sólo tímidas e insuficientes medidas de alguien que se lanzó como el borras a combatir a los criminales, sin antes coordinar a los tres niveles de gobierno y a los tres poderes que componen nuestra federación, lo cual muestra la incapacidad de lograr acuerdos.

Lo cierto es que, tal hecho demostró las insensibilidades y complicidades de un gobierno que toma decisiones unilaterales en materia de seguridad, como en muchos otros rubros de nuestra vida nacional. Sin duda, el gobierno de Felipe Calderón será recordado como uno de los sexenios más detestados de la Historia de México