Los derechos laborales violentados en México


Uno de los descubrimientos más importantes y trascendentes para la humanidad fue, sin lugar a dudas, la Ley de la Plusvalía desarrollada por el filósofo, economista y sociólogo alemán, Karl Marx. Dicha Ley económica puso de manifiesto las reglas bajo las cuales funciona el actual sistema de producción capitalista: el trabajador es quien produce la riqueza de las naciones, sin embargo, no goza de los beneficios de su trabajo manual, intelectual o material. Dicho de otra manera, la plusvalía es el valor creado (por el trabajador), no remunerado.

En México cuando se redactó y publicó la Ley Federal del Trabajo (LFT), ésta apuntó que velaría por mantener el “equilibrio” entre capital y trabajo, no obstante, de acuerdo a la Ley de la Plusvalía de Marx, tal situación es absolutamente imposible, ya que en el actual sistema económico capitalista el trabajo está sometido a los designios y caprichos de quienes poseen los medios de producción.

La historia del sindicalismo en México y de los derechos laborales es sinónimo de subordinación, opresión y explotación de los trabajadores. En nuestro país existe la tradición de que el control sindical este concentrado en el Poder Ejecutivo Federal, desde luego, violentando el principio de división de poderes debido a que las instancias de procuración de justicia como las Juntas Federal y locales de Conciliación y Arbitraje son apéndices de las administraciones públicas y no órganos del Poder Judicial.

Según investigaciones realizadas las juntas locales de conciliación y arbitraje reportan que las demandas efectuadas en contra de las empresas son motivadas por falta de afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), jornadas excesivas de trabajo, falta de pago de horas extras, rotación de lugares a zonas lejanas de la fuente de empleo, salarios castigados y nulos derechos de sindicalización.

Actualmente el capitalismo salvaje (que protegen los gobiernos neoliberales panistas) ha implementado la estrategia de outsourcing (terciarización), es decir, los trabajadores son contratados por conducto de empresas que se dedican a reclutar personal para mandarlos a laborar a factorías u otro tipo de establecimientos, así pues, los empleados no generan ningún tipo de derechos.

Funciones medulares como la inspección continua y transparente en los lugares de trabajo, son medidas que las autoridades laborales no ejecutan para garantizar los derechos de los trabajadores. Entre los sectores poblacionales más vulnerados en materia laboral se encuentran mujeres y niños, ya que muchos trabajan desde la informalidad sin derecho a ninguna prestación laboral.

Las grandes tiendas comerciales como Wal-Mart violentan con total impunidad, muchas veces en complicidad con las autoridades, los derechos de los trabajadores. En tales empresas trasnacionales se observa el trabajo infantil sin remuneración de los denominados “cerillos”, éstos trabajan bajo las condiciones de un empleado común, no obstante, sus prestaciones laborales son nulas. Los cajeros de las tiendas comerciales son sometidos a la movilidad forzada de horarios de trabajo, muchas veces como medida de presión para que el empleado renuncie, destacó el especialista en Derecho Laboral, Arturo Alcalde Justiniani.

Desde luego, las autoridades laborales están conscientes de toda esta serie de anomalías, abusos e injusticias, sin embargo, la red de complicidades y corrupción imperante en las instituciones generan desconfianza en el ciudadano y éste no acude ante las instancias correspondientes a reclamar sus derechos, asimismo, la pobreza y marginación en que viven millones de mexicanos los obliga a aceptar cualquier empleo para garantizar el sustento en sus hogares.

Basta decir que fue la corrupción y la impunidad,  y no la explosión de la mina, lo que asesinó a los mineros de Pasta de Conchos, ya que no contaban con las medidas de seguridad para laborar en la mina y tampoco disfrutaban de  los derechos básicos que a todo trabajador le son inherentes.

Anuncios

4 Responses to Los derechos laborales violentados en México

  1. Bárbara says:

    Muy buen post, desgraciadamente la necesidad y la falta de empleo en México lleva a muchos a soportar los abusos y la violación de nuestros derechos.

    • Exacto, creo que las empresas se aprovechan y abusan de la necesidad de miles de mexicanos que no tienen otra opción más que aguantar este tipo de irregularidades porque no tienen más opciones para otro empleo y si las tienen, pues es lo mismo porque la mayoría de empresas se manejan así.

  2. Lamentablemente la situación económica del país nos ha orillado a aceptar esto, porque muchos podrían decir que no se debe permitir por parte de los empleados que las empresas hagan esto pero aquí el grave problema y parte de las mismas irregularides es que corras el riesgo hasta de perder tu empleo por manifestarte en contra de este tipo de explotaciones y sinceramente encontrara trabajo esta cañón.

  3. Miris Dmorales says:

    Este un tema muy amplio y dificil de abordar, porque preferimos un empleo mal pagado y sin ninguna prestacion a que estar sin el, pues debemos de vivir de algo. Incluso hay empleos en los que ni se les paga a los trabajores un sueldo, pero si les piden a estos que paguen una cuota por dejarlos trabajar, es muy injusto.

    Desgraciamente el trabajador no puede hacer mucho porque detras de el vienen mas que quieren ese empleo y de eso se aprovechan los “patrones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: