El Chapo Guzmán: el narcopanista más buscado del mundo

Hace 10 años el 19 de enero de 2001, transcurrían los primeros 50 días del gobierno de Vicente Fox, cuando escapó del penal de Puente Grande en Jalisco, Joaquín Guzmán Loera alias El Chapo.

Una serie de hechos violentos provocaron qué el cártel de Sinaloa se convirtiera en la organización criminal más poderosa en un amplio  sector del territorio de México; además El Chapo se ha colocado en la lista de las personas más ricas del mundo, según la revista Forbes, y catalogado como el más buscado por el FBI y la Interpol luego de la muerte de Osama Bin Laden.

En diciembre de 2010 el ex presidente Fox admitió que ‘El Chapo’ se fugó con sobornos: reconoció que “el narcotraficante hizo sus arreglitos en la cárcel, pero él no fue sobornado”

Pero en el libro de Anabel Hernández “Los señores del narco” se menciona que El Chapo sobornó a Vicente Fox con 20 millones de dólares para que lo dejara libre.

Para darse a la fuga se combinaron diversos elementos favorables para el capo, pues se le transfirió –primero- de una cárcel de alta seguridad a otra menos segura, así reflexiona Alejandro Gertz Manero, ex secretario de Seguridad Pública Federal:  “¿Por qué se saca a un delincuente de alta peligrosidad de una cárcel segura para llevarlo a otra que no lo es?”.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Víctimas de primera y de segunda en la narcoguerra de Calderón

En el sexenio más violento de la historia de México, por lo menos desde la Revolución mexicana, 50 mil muertos y contando existen víctimas de distintas calidades y clases sociales.

Felipe Calderón el comandante en jefe de una guerra fallida contra el narcotráfico en la que la falta de estrategias integrales solo ha contribuido al aumento de la violencia.

Al verse perdido prácticamente en la batalla electoral el soldadito de chocolate recurre a métodos probados de intimidación y control, de persuasión  a favor de una opción política por demás caducada, pero eso no es lo más indignante sino la diferenciación entre las víctimas de esta guerra absurda.

Es detestable que tengamos que comparar tragedias como la de Monterrey donde hubo  53 muertos con otra de 72 migrantes en San Fernando el año pasado; un día después de los hechos  del Casino Royale Felipe Calderón decreto tres días de luto nacional, pero a un año de la masacre en Tamaulipas no hubo ni un día de luto por aquellos migrantes asesinados brutalmente.

La pregunta es ¿Por qué? ¿Acaso existen clases sociales entre las víctimas de estas masacres? ¿Hay que ser de la clase media que juega en casinos por las tardes, para ser dignos de un luto nacional? ¿El ser un migrante mexicano, centro americano, o sudamericano no te da derecho de recibir la misma dignidad en el trato ni siquiera después de ser brutalmente asesinados sin deberla ni temerla? ¿Las víctimas de San Fernando son víctimas de segunda y las de Monterrey de primera?

Leer más de esta entrada

Alonso Lujambio exiliado de la aldea pitufo

Ayer a escasos minutos después de las 7 de la noche, Alonso Lujambio, Secretario de Educación Pública, declinó a su aspiración a la candidatura del PAN a la Presidencia.

“Quiero anunciar mi declinación a la candidatura del PAN. “Los números consultados de encuestas propias y de otros no me hablan de una posición competitiva en el tablero político interno”, anunció Lujambio en un mensaje transmitido desde las oficinas del CEN del PAN. Además, el funcionario expresó su apoyo a quien gane la candidatura blanquiazul a la Presidencia.

Con esta conferencia de prensa podemos interpretar varias cuestiones que determinarán la elección final del candidato del PAN:

1)      Lujambio el pitufo vanidoso, el pitufo arrogante, finalmente tendrá que guardar sus aspiraciones de poder en el baúl de los recuerdos junto con todas las banderitas globos y confetis de su precampaña presidencial y pasar a ser uno más de los porros perfumados que el PAN ocupará para tratar de deteriorar la imagen de sus adversarios, particularmente de Enrique Peña Nieto quien es el puntero de las encuestas.

Leer más de esta entrada