Ciudad Mier de pueblo turístico a pueblo fantasma por la violencia.

Desde que comenzó la estrategia de combate al narcotráfico de Felipe Calderón el incremento de la violencia en diversos lugares del país, principalmente fronterizos, que debido a su posición estratégica son puntos de control del flujo de las narcomercancias y las armas trasnacionales que fluyen en gran escala de México Estados Unidos y viceversa en que ilegalmente pasan a nuestro país.

Debido a la violencia que aqueja a Ciudad Mier, Tamaulipas, y a las constantes balaceras que se han suscitado, más de 400 familias se han visto en la necesidad de huir y dejar sus hogares.

Algunos de los pobladores se han desplazado al municipio de Miguel Alemán, para refugiarse en un albergue en las instalaciones del club de Leones.

Mier, que colinda al norte con Estados Unidos y al sur con el estado de Nuevo León, ha sido escenario de recurrentes enfrentamientos entre bandas rivales de la delincuencia organizada y fuerzas federales durante el último año.

A lo largo del sexenio de Felipe Calderón se han registrado en la localidad 96 homicidios dolosos, 71 enfrentamientos y 25 ejecuciones, de acuerdo con cifras del gobierno federal actualizadas a enero de este año.

Las cicatrices más hondas no estan en las fachadas de los edificios, sino en los habitantes que abandonaron el pueblo y no han regresado.

Y es que en noviembre de 2010, alrededor de 100 familias se desplazaron a Miguel Alemán por la creciente inseguridad desatada tras el abatimiento del capo del cártel del Golfo, Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, por elementos de la Marina.

“Falta todavía la gente que no ha regresado porque ya rentó allá (una habitación), tienen un contrato, quizá allá encontraron trabajo, quizá estén esperando que también se reactive nuevamente la actividad laboral aquí de manera permanente”, asegura González Peña.

En aquella ocasión, el municipio de Miguel Alemán, a 15 kilómetros de distancia de Mier, abrió un albergue donde recibió a alrededor de 300 personas -en su mayoría de escasos recursos- a los que se les ofreció alimentación y atención médica.

Dos meses antes de este fenómeno, en septiembre, el gobierno federal registró el pico más alto de violencia de los últimos cuatro años en la localidad: 42 homicidios y 39 enfrentamientos.

Estas cifras se enmarcan en los más de 30, 000 homicidios registrados en todo México relacionados con la delincuencia organizada, según declaró en diciembre pasado el procurador general de la República, Arturo Chávez.

La coyuntura de seguridad en la frontera chica dio pie a la posibilidad de que los alcaldes de la región -compuesta por los municipios de Mier, Guerrero, Miguel Alemán, Camargo y Díaz Ordaz- establecieran una agenda en común.

Las estadísticas oficiales y de organismos civiles indican que antes de 2010 el fenómeno de la violencia permanecía estable en la localidad.

Según el Centro de Estudios Fronterizos y de Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CEFPRODHAC), organismo auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de los 123 asesinatos que documentaron en la frontera tamaulipeca en 2009, sólo dos se suscitaron en Mier.

De las cifras de asesinatos de CEFPRODHAC entre 1993 y 2009, se desprende que más o menos ocurría un asesinato en promedio por año.

Tamaulipas aglutina casi el 8% de los homicidios relacionados con el narcotráfico en México y es la tercera entidad donde más hay, por abajo de Chihuahua y Sinaloa, según cifras de la federación.

En octubre de 2010 la inseguridad obligó a la cancelación del tradicional Festival del Cántaro, que se había celebrado ininterrumpidamente desde su creación en 1990. Éste aglutina a artistas de la región, de otros estados y el extranjero, que ofrecen al público música, teatro, danza, artes plásticas y literatura.

El festival es uno de los tres en Tamaulipas reconocidos ante el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), de acuerdo con el Sistema de Información Cultural (SIC).

El caso de ciudad Mier Tamaulipas es verdaderamente preocupante pues la realidad de la violencia generada por la estrategia fallida de Calderón y la indiferencia ante el problema binacional del gobierno de EU, ha provocado un nuevo tipo de éxodo, pero lo peor de todo es que los desplazados por la violencia no tienen a donde ir, pues la crisis económica en México los mata de hambre y en Estados Unidos lo vuelve esclavos de un sistema financiero que cada vez tiene menos posibilidades de mantenerse en pie debido a la voracidad de los organismos internacionales de regulación económica.

Anuncios

2 Responses to Ciudad Mier de pueblo turístico a pueblo fantasma por la violencia.

  1. Ximena says:

    Y así muchos más municipios de todo Tamaulipas y de todo el noreste y noroeste del país. Es lamentable como municipios tan productivos en ya sea en campo, industria o turismo se han visto desaparecer por la incesante violencia que aqueja a todo México, pero en especial al norte.

  2. Carmela says:

    Es una situación lamentable que un pueblo turístico, fuente de empleos, haya terminado de esta manera, por la incapacidad del Gobierno Federal de apoyar al país con seguridad, primero desatan una guerra interminable y ahora se les ha salido de las manos y no vemos resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: