Me van a dar mi buena lana.

Como en un juego de niños, el alcalde panista con licencia, Carlos Rosado Ruelas, de la ciudad capitalina de Campeche,  repite lo que en sus mayores azules  es tradición.

Me refiero a una grabación que circula en You tube, donde “Carlitos” dice sin ningún empacho que de no ser el suplente de su cargo alguien que él designe o sea designado por su equipo de trabajo venderá la elección, sin importarle lo que suceda con el heredero del cargo y toda la gente de su bancada; menciona que primero debe haber negociación con quien apetezca el cargo pues deberá otorgar privilegios a los que van de salida y de no ser así, comenzará la venta con el gobierno estatal. Las reacciones no se hicieron esperar, entre actores políticos de todos los estratos de partido;  cualquiera pensaría que ningún integrante de partido, arriesgaría su carrera política por defender al alcalde, a menos, que recibiera instrucciones de los “altos mandos”.

Lo urgente del caso, es que en ésta grabación se escucha al ahora aspirante a una diputación federal por el PAN, es decir, no conforme con la tajada que busca llevarse en la venta de la elección, tiene la firme convicción de lanzarse por la diputación para estafar ahora desde un curul  al ya herido pueblo campechano.

El abuso del poder, se encuentra manifestado en cualquier esfera de gobierno panista, pues Rosado Ruelas, confirmó en un medio de comunicación local, que efectivamente era su voz la que se escuchaba y no alguna manipulación de audio. La respuesta, siendo más disculpa forzosa que otra cosa sonó así: “pero fueron en un momento de enojo por situaciones en el partido”.

De manera que los arranques de cólera en el partido son acreedores de traición entre ellos mismos, sin mencionar el rastro de corrupción que nos permite ser testigos del supuesto cambio, donde las viejas prácticas de dedazo persisten, donde el sistema democrático mexicano puede ser corrompido en cualquier momento, donde el voto ciudadano sale sobrando, donde los órganos electorales no funcionan porque son subyugados por el gobierno y donde la permanencia en el poder obedece siempre a la razón partidista y nunca a la social.

Con todo y el bullicio generado por el hoy ex alcalde, “Carlitos” afirma que seguirá trabajando por Campeche desde otra trinchera, pues velará por los intereses del Estado desde el congreso Federal. Al final del día parece que sigue teniendo el respaldo del panismo, ¿qué importa si llega a traicionar, vender y manipular las elecciones o a la gente de su partido? La respuesta es simple, son prácticas que vemos todos los días desde el Gobierno Federal que se repiten conforme a su escala desde los demás niveles de gobierno.

¡Que viva la alternancia y su cambio! http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=PUXH3xIZ66k

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: