Josefina critica su cuna.

Ayer escuche a los precandidatos azules defender a sol y sombra la continuidad de la gestión de Felipe Calderón durante éste sexenio, todos tuvieron la oportunidad de congraciarse no sólo con la bancada panista, también con el Señor de los Cielos, el buen Felipe.

Hubo indicios de la, ya clásica, rivalidad entre Ernesto Cordero y Josefina Vázquez Mota y  se hicieron aún más notorias, cuando Cordero le recordó a Josefina no haber defendido los ideales de su patrón, cuando ésta última era legisladora.

Sin embargo, y a pesar de tener en cierta forma razón de lo que señala Cordero, ésta no ha sido la única vez que Josefina se muestra agresiva ante las medidas que toma el Gobierno Federal. Lo cual, la llena de incongruencia al decir y alardear que Felipe Calderón es hoy el cambio que México esperaba.

Hace algunos ayeres, para ser exactos 1996, dura crítica recibió la entonces administración del Gobierno Federal; Josefina Vázquez Mota alardearía de un programa social del que hoy hace refrito Felipe Calderón. En el periódico El Economista, titularía como Tarjeta Pobre al reparto de tarjetas bancarias a las zonas afectadas por la pobreza o situación vulnerable de diversos sectores poblacionales en México.

Hoy parece querer quemar aquel viejo número de El Economista, pues Calderón entregó tarjetas de débito a beneficiarios del Programa 70 y Más; es decir, becas de 500 pesos mensuales mediante sistema bancario. ¿Me pregunto cuánto tiempo tardará un Tarahumara en llegar a un cajero para ver si le depositaron o visitar un banco para una posible aclaración? Indignación completa para nuestros indígenas.

Ya con afán de cinismo FECAL llama a los adultos mayores para que se inscriban al programa en las ventanillas de atención instaladas en diversos estados del país, ¿Serán accesibles todas? No lo creo,  además que las intenciones podrían estar sometidas a condicionamientos políticos, en miras de las elecciones, desvío de recursos públicos y los ya tradicionales sesgos de entrega.

Calderón dice entregar en lo que va de su sexenio, a  6 millones de personas la ya afanada tarjeta del programa de bancarización “Oportunidades”  para los miembros de la comunidad Rarámuri, (Tarahumara). Supongo que nos les sirvió de mucho a los 50 indígenas de ésta comunidad que por hambruna se suicidaron.

Ojala Josefina Vázquez Mota siguiera pensando como hace algunos años, cuando hablaba sobre la incongruencia en éste tipo de apoyos que no resolvían la pobreza y que por el contrario resultaban costosos, claro, hoy es diferente, hoy tiene que congraciarse con el “Jefe de Jefes”, no importa olvidar las causas sociales, al final su voto pesa más que el de cualquiera, falta ver que Felipe le dé visto bueno, sabiendo que Josefina crítica también al gobierno panista, la cito textual:

“Por difícil e increíble que parezca, los pobres ya tendrán su tarjeta de identificación. Tengo la impresión de que esta penosa cédula de identificación tiene entre otros el objeto de evitar los subsidios indiscriminados, cuyos resultados no sólo son efímeros, sino irrelevantes y sí muy costosos en cuanto al alivio de la pobreza se refiere. Si queremos realmente resolver la pobreza en nuestro país no será mediante tarjetas de identificación de pobreza ni vía subsidios, ni con proteccionismos…”

¿Crees que el PAN perdone la crítica? ¿De verdad Josefina se cree esa historia?… Hagamos nuestras conclusiones. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: