Los preservativos mentales de Acción Nacional

Hace algunos meses les presentamos este artículo, donde reflexionábamos acerca del uso del condón y la iniciativa presentada por el PAN (quién más) que reformaría los artículos 309 y 310 de la Ley General de Salud.

Hoy retomamos el tema pues aunque parezca increíble, la reforma presentada por la diputada y secretaria de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, Paz Gutierrez Cortina, será votada en el pleno de la Cámara de Diputados y al parecer, aprobada por la bancada panista.

Debemos recordar que ésta iniciativa busca limitar la publicidad de los preservativos para evitar proyectar una idea de que son “100% seguros” y brindan “protección total” contra embarazos y ETS´s. De acuerdo con la diputada Gutierrez Cortina, la idea que debe promoverse en su lugar es que “la fidelidad a una pareja estable, disminuye el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual”. Además, se pretende evitar que dicha publicidad llegue a menores de 14 años y por ende, que se transmita después de las 22 hrs en TV, y en cines, únicamente en películas para adultos, con clasificación C y D.

Uno de los argumentos que presenta es que el Estado debe advertir a quienes utilizan un condón que “sean conscientes de que en ningún caso es ciento por ciento seguro para prevenir enfermedades de transmisión sexual y que su efectividad varía según la consistencia en su uso”.

Es evidente que ésta iniciativa, lejos de buscar un beneficio real para la sociedad mexicana, está cargada de una ideología muy clara que sólo es válida para un cierto sector de la población que trata de justificar y homogeneizar un determinado estilo de vida considerado como el óptimo. Sin embargo, es bastante cuestionable su efectividad para crear la conciencia y la cultura necesarias para un uso responsable e inteligente del preservativo.

En primer lugar, aunque es cierto que un condón no es 100% seguro y tiene naturalmente un margen de error, es bien sabido que actualmente representa el método de prevención más eficaz en el mercado y la forma más sencilla y efectiva de realizar sexo seguro. A pesar de ello, Gutiérrez Cortina afirma que su iniciativa se basa en investigaciones científicas serias que desmienten el que llama “el mito del preservativo”, provocando reacciones irrisorias de la comunidad científica mexicana.

En este sentido, es prudente recordar que la nuestra es una sociedad cada vez más abierta a su sexualidad, y es común que las experiencias sexuales se presenten a edades más tempranas, por lo que la prohibición de esta publicidad para los menores de 14 años resulta totalmente incoherente y alejada de la realidad. La Encuesta de Exclusión, Tolerancia y Violencia en escuelas públicas de 2009, arrojó que un 25% de hombres y 28% de mujeres tuvieron su primera relación sexual sin protección y a edades entre los 12 y 16 años, por lo que un sector muy vulnerable a las ETS´s y a embarazos no deseados, el juvenil, se privaría de la información necesaria para evitar una vida dolorosa y una sexualidad coartada, en caso de aprobarse la reforma.

Asimismo, dicha iniciativa es contradictoria en sí misma, pues en lugar de combatir la promiscuidad y la irresponsabilidad, promueve la ignorancia y la pasividad social en algo tan esencial como es la sexualidad, la necesidad de la procreación y la salud pública. Al contrario, lo que México necesita es una apertura siempre respetuosa que fomente la libertad, la madurez y el raciocinio de sus habitantes.

Los anunciantes también deberían hacerse responsables de su papel. Actualmente muy pocos (o ninguno) de los anuncios de condones informan al espectador sobre las ventajas y desventajas de su uso, y únicamente exaltan un hedonismo para quien los use. Tal vez una legislación sobre los anunciantes que los obligue a informar objetivamente sobre ventajas, desventajas y consecuencias del uso del condón sería lo apropiado. Sin embargo, definitivamente, una ley excluyente, que le tape los ojos a quien lo necesita, más que impulsar a México, lo sitúa en el peor de los rezagos culturales.

¿Qué opinas?

One Response to Los preservativos mentales de Acción Nacional

  1. sabi says:

    me das pena, q el esperes un gobierno q te diga si te pones o no te pones condon, q te digfa si te casas o no por tus preferencias sexuales, la verdad das pena creo q debes usar tu inteñigencia para decidir responsablemmente y asumir la responsabilidad de tus actos …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: