Doce años después… vamos de regreso

Doce años de panismo y nadie puede asegurar que las cosas hayan mejorado un poco. Si el logro más grande del panismo es la guerra antinarco y una aparente consolidación de la seguridad pública que evidentemente no se refleja en  la realidad de cada día, en los temas más fundamentales, prácticamente estemos en pañales.

La educación, por ejemplo. Desde la campaña foxista se pretendía equipar las aulas con modernos sistemas de enseñanza, disminuir la deserción escolar, lograr que los alumnos salieran cada vez mejor preparados. ¿Y qué obtuvimos? En realidad, nada. Los resultados son nulos y peor aún, perjudiciales para el país. Como sabemos, el programa “Enciclomedia”, que no funcionó debido a problemas técnicos, se pasó al siguiente sexenio, causando que la entonces titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota cometiera un fraude de más de 3,000 mdp.

Una de las metas más grandes del gobierno blanquiazul, era llenar de computadoras las aulas y “reducir la brecha de conectividad y la relación que existe entre maestros, alumnos y computadoras”. Es decir, para el gobierno federal, una educación de calidad es una educación por computadora, enajenada, supuestamente fácil de obtener.

Doce años después, de la meta sólo se ha cumplido un 1% a nivel nacional, es decir, un compromiso más no cumplido de parte del PAN. Ahora bien, lo preocupante aquí es la idea de enseñanza que se tiene dentro del partido.  ¿Cómo puede una computadora potenciar la capacidad de un niño de aprender más y mejor? ¿En qué lo ayuda para ser un ser humano más capaz y preparado? Claro, el avance tecnológico es innegable y la utilidad de una computadora también. Pero de ahi a pensar que con mero equipamiento tecnológico, la educación elevará su nivel, hay mucha diferencia.

Es obvio pues, que se necesita más que tecnología. Quizas si el gobierno panista se hubiese preocupado por una actualización constante de la planta docente, y un filtro efectivo donde en verdad esté enseñando quien tenga las verdaderas capacidades de hacerlo, otra sería la historia. Pero no es así, desafortunadamente nuestro gobierno piensa que lo importante es lo material, innovar en pizarrones, mesas, lápices, etc.,  para competir por el Primer Mundo, pero no se da cuenta que en la base aún persiste la ignorancia y el rezago, que son los verdaderos verdugos del pueblo mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: