El festejo de la indiferencia…

Hoy es día de las madres al rededor del mundo, pero como sabemos, en México esta fecha adquiere una significación especial y única, pues es aquí donde la figura materna es tan sagrada como la virgen, como la tierra.

Para todas las madres esta fecha resulta muy especial pues es cuando sus hijos, pequeños o grandes, las festejan, les recuerdan cuánto se les quiere, se les consiente, y de paso hay un pretexto para reunir a la familia. Pero, ¿qué pasa cuando esta celebración es dolorosa y rememora una tragedia? ¿Qué hay con esas madres que han perdido a sus hijos y no hay quien las festeje? ¿Qué pasa cuando los hijos no están debido a una injusticia?

Claro, lo creíble y lo justo sería que, a pesar de la tragedia se atendiera y se brindara justicia y confianza de parte de la autoridad, tenga o no ésta responsabilidad en el asunto. Sin embargo, el caso mexicano es muy diferente. Aquí, la autoridad atiende a intereses muy diversos pero muy pocas veces al de los mexicanos, y mucho menos brinda seguridad a alguien que lo acusa de ser el responsable.

Es el caso de la guardería ABC. Como saben, el día 5 de junio de 2009 cambió la vida de los padres que perdieron a sus hijos en el terrible incendio que consumió esta guardería, sin embargo, también quedará en la memoria colectiva como el ejemplo más claro de la injusticia y la indiferencia promovida por el gobierno de Felipe Calderón.

A la fecha, no ha habido un solo atisbo de justicia para las familias. A pesar de que fueron 19 funcionarios los señalados como involucrados y/o responsables de la brutal muerte de 49 niños, sólo uno está en prisión, y evidentemente no representa a la jerarquía que debería pagar las consecuencias.

Mucho se ha hablado sobre el tema, y mucha polémica ha desatado el hecho de que no haya quien pague por la omisión que provocó la muerte de los niños. Es indignante de hecho, que el principal señalado, Juan Francisco Molinar Horcasitas, sea hoy uno de los cerebros que manejan la campaña política de Josefina Vázquez Mota.

Pero lo anterior es poca cosa, comparada con la noticia que les traemos. Es el colmo de una política irracional y diametralmente alejada del pueblo y sus intereses.

Resulta que el día de hoy, la ONU dió a conocer que México (o más bien, el gobierno de México, es decir, Felipe Calderón) será premiado por su “excelente” papel desempeñado en varios programas de la administración pública, entre ellos el referente a las guarderías para apoyar a las madres.

Podría parecer una broma de mal gusto, pero no lo es. El mismo personaje que prácticamente impidió que se impartiera justicia para 49 familias, irá a Nueva York, feliz de la vida, a recibir un premio que no merece y que sobre todo, indigna. Se premia la indiferencia, el cinismo, la arrogancia y la injusticia. Eso es lo único que se reconoce.

Mientras tanto, mientras la cúpula del poder celebra su aparente logro, la noticia se hace dolorosa, y más en este significativo día. Allá afuera hay 49 madres y padres que simplemente no pueden festejar con sus hijos pues éstos ya no están debido a la mediocridad de uno o varios funcionarios. Y ellos, los responsables, con su habitual cinismo festejan y celebran.

¿No les parece una política surrealista, irracional e inmoral?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: