Entonces, ¿en el PAN ya no hay democracia?

Durante la campaña de Josefina “la diferente” Vázquez Mota, el Partido Acción Nacional (no) se cansó de decir que eran una institución renovada y la más democrática de todas las que existen en el país y que compitieron por la Presidencia de la República. En todas las plazas a las que iba Josefina Vázquez Mota indicaba su fuerza democrática y su compromiso con la honestidad y la transparencia.

Después de la elección y todavía en shock, el líder de Acción Nacional argumentó que sabían que pasara lo que pasa iban a perder, es decir, le mintieron, y de fea forma al pueblo mexicano, arguyendo que iban por “la grande2 y que los milagros sí existían.[1]

Pero al PAN siempre le ha gustado mentirle al pueblo, pensando que jamás despertaríamos. Lo hizo en el año 2000 prometiéndonos un cambio y llegó a empeorar la situación; lo hizo con Felipe Calderón, diciendo que no subiría los impuestos y tenemos crecimientos prolongados en la canasta básica y los hidrocarburos.

Posterior a eso, los mismos panistas que nos han mentido durante todo este tiempo, tuvieron una excelente idea, mentirnos otra vez. Josefina fue la encargada de encabezar tal hecho. Ella, con los demás integrantes de ese partido fraguaron un plan para que callaran lo que ya sabían, su partido no es tan democrático como lo han dicho durante todo este tiempo.

Gustavo Madero, mencionó que “más que refundar al PAN se debe retomar la lucha democratizadora de nuestros fundadores y su compromiso con la formación de ciudadanía como guía”. Entonces, ¿no han hecho eso durante su sexenio?, es claro que no y la gente se ha dado cuenta de ello, por algo son tercera fuerza política en este momento y por algo Josefina no pudo competir contra dos monstruos de la política como Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

No cabe duda que los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón le pasaron las facturas a Chepina, de ahí que su incipiente campaña jamás haya podido despegar. De lo que tampoco nos queda duda es que el PAN ya no le seguirá mintiendo a los mexicanos y que la carrera de Vázquez Mota ha terminado.

Anuncios

México 2030: Un país en prostitución

En 2006, Felipe Calderón presentaba un ambicioso proyecto de nación al que llamó “México 2030”, el cual pretendía convertir al país en un lugar de primer mundo a más tardar para el año 2030, y que sería la línea a seguir durante todo su gobierno. Por cierto, qué seguros estaban entonces los panistas de que conservarían en poder al menos 24 años más…

Curiosamente, tras el triunfo electoral del PAN, muy poco supimos del pretencioso plan nacional. Nada más se escuchó sobre él, ni conocimos nunca los avances de este proyecto. ¿No les parece raro?

Pero ¿cómo se supone que un país de tercer mundo como México, con toda su problemática, llegaría a ser primermundista en poco tiempo, hasta convertirse en una especie de empresa de la cual obtener ganancias, intereses y rendimientos? Evidentemente para Calderón y su gobierno no hubo otra respuesta más que la privatización de lo mexicano.

Energía, agua, reservas ecológicas, servicios de salud, recursos naturales, recursos humanos, turismo. Todo eso sería objeto de “venta” a la iniciativa privada, pues para Calderón el país era suyo, y como tal, podía venderlo, rentarlo o destruirlo si quisiera.

No sorprende en este sentido por ejemplo, la pretensión del gobierno de ceder a empresas extranjeras la reserva ecológica y cultural de Wirikuta, lugar sagrado de los Wirárika (huicholes)  para su destrucción en forma de minería voraz. Afortunadamente la conciencia social actuó en su beneficio y la concesión logró detenerse.

Sin embargo, otras acciones igual de evidentes y aparentemente igual de desligadas de “México 2030” han cumplido su objetivo privatizador. La desaparición forzada de la compañía “Luz y Fuerza del Centro” y la extinción de la Secretaría de Energía son un ejemplo clarísimo de lo anterior. ¿Creían que estas acciones se debían a la coyuntura del momento? Pues no fue asi, al parecer todo eso estaba planeado desde el 2006, cuando Calderón estaba en campaña.

En ciertos documentos oficiales que detallan el dichoso plan de “desarrollo” se revelan las intenciones de, por ejemplo, desaparecer la propiedad pública (o “monopolios públicos”, como se le llama), así como de hacer legal el despojo de tierras y recursos a campesinos y pueblos originarios.

Según este proyecto, México se convertiría en uno de los principales centros turísticos del mundo, por lo que era claro que había que vender o concesionar las playas, el agua, y todas aquellas áreas que fuesen propensas de  inversión privada. ¿Qué parte de México con toda su riqueza no sería objeto de privatización? Casi ninguno…

No sólo eso. Actualmente el 70 % de la ciencia y tecnología, su producción e investigación, está en manos de la iniciativa privada que además de todo, queda excento del pago de impuestos, facilitando así el enriquecimiento excesivo y como si fuera poco, legal.

Así, el gobierno de Calderón podríamos calificarlo de totalmente entreguista y antinacionalista. ¿realmente nos conviene esa visión de la vida donde el dinero está por encima de todo, y todo es realmente todo. La tierra, el agua, la naturaleza, el clima, la racionalidad, la dignidad y hasta la identidad.

Algo muy similar sucedió en Argentina en 2001 cuando cayó sobre ellos la crisis más dura de toda su historia. Al gobierno se le hizo fácil privatizar absolutamente todo, dejando al pueblo, los recursos y sus intereses y necesidades, en el último lugar.

Que no nos sorprenda entonces que, gracias a un proyecto que hoy en día nadie recuerda, ni tampoco se difunde, México se convierta en el patio de juegos del mundo. Evidentemente el turismo es necesario, pero no a costa de nuestro patrimonio. Lo mexicano es de los mexicanos y de nadie más, y es México quien debe mantener soberanía sobre esto, mucho antes de siquiera pensar en venderlo al mejor postor, en una suerte de prostitución nacional.

Si a Felipe Calderón le gusta venderse, que lo haga, pero que no se lleve de corbata lo que es nuestro y lo que somos nosotros mismos. Si se preguntaban porqué México es tan rico y los mexicanos tan pobres, aquí está una posible respuesta…

las faltas de “hortografia” restan “credibilidad” a los argumentos?

Todos hemos tenido discusiones en diversos foros, ya sea en las redes sociales, Facebook, Twitter, Youtube, el que todavía tenga Hi5, Myspace, o bien, en Messenger, y lo hacemos por diversos temas, política, religión, cultura, animales, música o bien, sólo por molestar a alguien.

¿Cuántas veces no hemos escuchado la importancia de la ortografía?, desde nuestra infancia, los buenos maestros y los buenos padres, nos inculcan el “valor” de las palabras y la “ética” de la sintaxis. Los individuos, (en teoría) retomamos  todas estas enseñanzas para poder tener una gramática impecable.

¿Qué tan importante es esto para un argumento?, a nuestro parecer demasiado. Uno puede esgrimir un comentario sumamente interesante; no obstante, al momento de observarlo con faltas de ortografía pierde seriedad y fuerza, por ende, credibilidad. Pensamos esto porque un escrito, ya sea en status, en un tweet, en un comentario, en un trabajo para la escuela, para nuestro empleo, para un blog, para una protesta, es nuestra carta de presentación ante los individuos.

Las palabras son los materiales con los que se construye el argumento; son el cemento, la varilla y el tabique que conjugados, lo edifican. Si un edificio no posee la materia prima adecuada o de buena calidad, es seguro que la solidez de este se vea mermada. Lo mismo sucede con cada una de las publicaciones o manifestaciones (Facebook, Twitter, protestas, etc.), si no existe una buena sintaxis o acentuación, es casi imposible que lo que se ha erigido tenga futuro pues, es  probable que caiga por no estar bien cimentado.

Sin embargo; puede suceder que los materiales con los que se construirá una tesis sean de mala calidad; empero, si existe un buen arquitecto, podrá subsanar tales deficiencias y llevará a cabo una buena construcción. Es decir, es probable que exista mala ortografía en los comentarios de alguna persona, pero, si lo que piensa es acorde a lo que se está discutiendo y posee coherencia, es importante que sus palabras sean tomadas en cuenta.

Es contradictorio, pero es una posibilidad. En nuestra experiencia, son contados los casos en los que el arquitecto hace un buen trabajo para que la mala calidad de los materiales no merme su trabajo.

Por los motivos mencionados, incitamos a la gente a que adquiera cemento, varilla, cal, arena, tabiques, ladrillos y todo lo que se necesite para construir buenos argumentos, leyendo y estudiando, son las únicas forma de hacerlo. Si tenemos un edificio fuerte, difícilmente será derrumbado durante los temblores que provocan los debates.

La tortura no es cultura… ni espectáculo

La mayoría de los post de Pan y Circco (prácticamente todos) son enfocados a política y a recriminar, proponer y enfatizar en los errores y casi nulos aciertos del partido que actualmente se encuentra gobernando, Acción Nacional; sin embargo, este día queremos dejar de lado los temas de esa índole y explicar, desde nuestro punto de vista el porqué de nuestro apoyo a los animales y el repudio a cualquier evento que los involucre, circos, peleas y/o corridas.

Desde un punto de vista cosmológico (de cosmovisión), los animales son nuestros hermanos, por ende, tenemos que defendernos unos a otros. Además, debemos recordar que la Tierra no es nuestra sino nosotros somos parte de ella; error que ha cometido a lo largo del tiempo el ser humano.

Ahora bien, al decir que estamos en contra de las corridas de toros, las justificaciones de los taurinos son siempre las mismas: “entonces dejen de comer carne”; “vayan a un rastro a ver lo que hacen”; “es una tradición”; “los toros se extinguirían”.

Nosotros respondemos, entonces, ¿los que no comen carne son los únicos que pueden hablar sobre el maltrato animal y las corridas de toros?, no lo consideramos así ya que, para empezar, el ser humano es omnívoro por naturaleza, desde los antiguos prehispánicos se ingerían diversos tipos de carne (algo que si era tradición).

En el caso de los que indican que hay que ir a un rastro para ver como torturan a los animales, cabe destacar que, si bien es un hecho que existen demasiados rastros de México y de otros países en los que dan un trato indigno a los animales, sacrificándolos  para consumo humano existen otros en los que no; no obstante, no es lo mismo el ingerir carne por necesidad (o por gusto) a observar en un plaza llena, en un circo, o en una pelea, el trato inhumano que se le da a los toros, elefantes, perros o cualquier otro “irracional”, mucho menos aplaudirlo. No existe alguna persona “cuerda” que vaya a un rastro a vitorear como es que asesinan animales o como es que los utilizan para “divertirse”, situación que si se hace en los espectáculos ya mencionados.

Cuando comentan que “es una tradición” no quiere decir que porque lo sea es algo que deba persistir; por ejemplo, en África existe la usanza, brutal, de extirpar los genitales de las niñas, la ablación. También, en Oaxaca y algunas otras partes de México persiste la venta de mujeres, situación que también es por usos y costumbres pero no por eso deja de ser deleznable.

Esto debe parar, los que siguen practicando este tipo de actividades deben darse cuenta que sus “tradiciones y cultura” torturan y/o asesinan de manera artera a animales que no tienen ni la más mínima idea de que serán sacrificados o maltratados en un espectáculo.

El ser humano es contradictorio por naturaleza y es por ello, que es complicado el ser congruente en todos los aspectos que se desean, pero por lo menos hay que intentar cuidar a nuestros hermanos animales en la mayor medida posible, porque nosotros, al ser los seres “pensantes” y “racionales” somos los encargados de dicha tarea. Por tal motivo, repetimos lo que siempre decimos con respecto a este tema: Maltrato animal al Código Penal.

Con nuevo avión presidencial, volamos hacia la desgracia nacional

Pareciera que al gobierno federal de Felipe Calderón le urge terminar de destruir al país en los pocos meses que le queda en el poder, como si no quisieran recuperar de ninguna forma la confianza popular que una vez tuvieron en sus manos. La nota  del día es que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) pretende destinar 9 mil 840 millones de pesos en la adquisición de un nuevo avión presidencial, cantidad que excede casi 50 veces el precio de un avión convencional.

No descalificamos el que el presidente de la República deba tener un avión privado por cuestiones de seguridad, y que deba acondicionarlo para un mejor desempeño. Sin embargo, la cantidad señalada es excesiva al extremo, y todo con el consentimiento de Felipe Calderón.

Según la SEDENA la vida útil de los dos transatlánticos de super lujo (tipo Boeing) todavía no concluyen su vida útil, pero enfatiza la necesidad de adquirir un nuevo avión, del cual no se conoce ni marca ni modelo ni mayores detalles, pero que a todas luces será el inicio de un nuevo escándalo de desvío o pérdida de recursos.

Para contrastar la información, hemos de decir que un avión tipo Boeing nuevo muy difícilmente supera los 100 millones de dólares, aunque su precio común y comercial ronda los 45 millones. De hecho, el avión presidencial de Estados Unidos, que se supondría el más lujoso y seguro del mundo, no cuesta más de 325 millones de dólares.

¿No les parece espeluznante que tan tranquilamente el gobierno federal acepte este innecesario y ridículo gasto? Lo malo y preocupante es que para ellos es lo más normal de lo normal. Desde los coches en los que se mueve la clase política, la seguridad médica privada con la que cuenta y que usan a veces hasta para hacerse cirugías plásticas y la business class en la que vuelan, son una de las pequeñas pero lastimosas diferencias que se viven en el país.

Lo peor del asunto es que evidentemente, la aeronave será pagada con presupuesto público que todos los mexicanos tardaremos en pagar al rededor de unos 25 años la deuda de una máquina que no conoceremos, ni utilizaremos ni nos beneficia en lo absoluto.

Sin embargo, ya la SEDENA aseguró que la compra de éste avión corresponderá al próximo gobierno, osea que como quien dice, se lava las manos. ¿Qué tan exigentes tendría que un  gobierno para comprar algo que le saldría carísimo a los mexicanos? Si dividieramos los más de 9mil millones de pesos en los 110 millones de mexicanos que somos aproximadamente, nos tocaría de 89 pesos por persona. Está claro que jamás se repartirá el dinero de esa forma, pero nos da una idea de cuán benéfico sería si se utilizara para un bien común.

La pregunta queda en el aire, y quizás jamás tengamos la respuesta… ¿Qué clase de gobierno merecemos, que tan directamente se ríe de nosotros, en nuestra propia cara?

Felipe Calderón fue rechazado de la UNAM, le pasa lo mismo con los mexicanos

Durante la ceremonia para conmemorar los 100 años de la Escuela Libre de Derecho, el presidente Felipe Calderón “aceptó que su vocación inicial no era estar en este instituto, pues al ser michoacano buscó primero ingresar a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pero fue rechazado por no provenir de sus preparatorias.”[1]

De la desilusión por no obtener un lugar en esa Universidad, intentó ingresar a la más importante y reconocida de América Latina, la UNAM; sin embargo, de igual forma no lo consiguió.

“El sobrecupo que registraba la Facultad de Derecho y otras carreras, así como el pase automático “que tantos efectos ha causado en ciertas instituciones”, hacía que prevalecieran los egresados de las preparatorias de la UNAM, relató, por lo cual tampoco fue aceptado y recurrió a la Escuela Libre de Derecho como tercera opción.”[2]

Si Felipe Calderón sabe, conoce, lo ha vivido, experimentado, la frustración, el enojo, la tristeza, el enfado y la desilusión que se siente no ingresar a la escuela de tu preferencia, ¿por qué no hacer algo por la educación en México?

Durante su sexenio se le olvidó demasiado este rubro, de hecho, sus esfuerzos por aumentar el nivel y la calidad del sistema educativo en México fracasó. Pero cómo no sucedería esto teniendo como Secretaria de Trabajo a una Economista, como lo es Josefina Vázquez Mota, la cual, posicionó (en contubernio con Felipe Calderón) a nuestro país en los peores lugares en este rubro en la OCDE.[3] Asimismo, siguió el nexo con el peor lastre para la educación: Elba Esther Gordillo.

Entonces, cómo es posible que, conociendo el problema al que se enfrentan millones de mexicanos, ávidos de ingresar a una Universidad, no haya hecho lo posible por hacer valer el derecho a la educación que cada uno de los ciudadanos posee.

Se va y nos deja un (gran) mal sabor de boca, no cabe duda que su prioridad era la lucha contra el narcotráfico con base en armas, pero no atacando el problema de raíz con educación y empleo, quizá sea porque en realidad esa “guerra” la empezó por órdenes de George Bush, por ello repudiamos el día que llegó a la Presidencia.

El maximato de su excelencia Felipe Calderón

Hace tiempo felipe Calderón hablaba de la necesidad de refundar al PAN, tras el rotundo fracaso del panismo como gobierno, y la bajísima aceptación popular que hoy en día posee el partido. Seguramente no lo dijo por decirlo, pues implícitamente la refundación panista trae consigo la renovación del mismo Calderón, es decir, la intuición de que es el todavía presidente de México el factor clave en la nueva etapa del PAN.

Como sabemos, Calderón es “el primer panista de México” y por tanto, quien domina y ordena no sólo en el país, sino dentro del propio partido. Nadie puede negar que al menos en el CEN del PAN, la gran mayoría son calderonistas. Además, una buena cantidad de diputados y senadores se encuentran del lado del mandatario. No sorprende entonces que después del 1 de diciembre, una buena parte del congreso panista continúen a su lado.

Pero, ¿qué va a pasar con la dirigencia del partido, ahora que está en plena división y fractura internas, y a punto de dejar el poder y convertirse de nuevo en oposición política? Hay quien dice que Gustavo Madero, actual presidente nacional del PAN y ferviente calderonista, llegará incluso a formar una corriente alterna que le permitirá controlar el partido. No obstante, si la influencia de Felipe continúa dentro del partido, sería muy difícil ver a Madero claudicar de su posición tan privilegiada.

En el caso de que Madero tuviese que dejar la presidencia del PAN, ya todo está arreglado entre familia. Como principal candidata se figura Luisa María “Cocoa” Calderón, hermana del presidente y ex candidata al gobierno de Michoacán. Además, salvador Vega Casillas y Rogelio Carbajal, ambos cercanos a Calderón, también se encuentran a un paso de la silla blanquiazul. Tan ridículamente cierto es lo anterior, que no debe sorprendernos que Margarita Zavala se anima a contender por la presidencia. Al fin, si ya lo hizo Josefina, ¿porqué ella no?

Las corrientes internas ya casi no figuran dentro del PAN. Ni Maquio, ni Luis H. Álvarez , ni Medina Plascencia figuran ya en el partido. Ahora han dejado libre el paso a Calderón, quien de hecho, no ha podido mostrarse capaz de sustentar una buena organización, no digamos ya una buena actuación del blanquiazul como fuerza política. Ni los valores ni la congruencia pudieron mantener; tanto así que uno de los panistas más fuertes, Vicente Fox, se cambió de barco.

¿Entonces, qué nos queda en el PAN? Nada menos que dos fuerzas increíblemente retrógradas y antidemocráticas. Por un lado, la ya mencionada familia y compadres de Calderón cuya visión no es más que dogmática y autoritaria, y sobretodo obediente a intereses muy lejanos a los de México. Por el otro, y no menos terrorífico, está “El Yunque”, organización secreta que representa el conservadurismo y la derecha más intolerante del país, y que además representa intereses extranjeros y empresariales que poco tiene que ver con las necesidades de los mexicanos.

¿Será que a Calderón se le subieron los humos? No sorprendería que el presidente intente crear un “Maximato” en pequeña escala. Si no pudo con el país, pues seguro podrá con el PAN, al fin que ya está dividido y será fácil manipularlo. De Josefina ni hablamos pues ya se ha visto que las capacidades no las posee, y el liderazgo mucho menos. De postularse, tendría que negociar con Calderón y compañía, y para ganarle a su excelencia, está dificil, más si consideramos que Josefina nunca fue la candidata de Felipe.

En su idea de grandeza, Felipe Calderón es el jefe y señor de su partido. A ver cuánto le dura el gusto de ver a su partido en quiebra, y la ilusión de poder…

Xóchitl Gálvez y su hermana incómoda

A lo largo de la política, hemos tenido demasiados políticos con hermanos incómodos, de hecho, el mismo Felipe Calderón posee a la suya, Cocoa Calderón; cómo olvidarnos de su campaña impulsada por los billetazos del Presidente, desafortunadamente, ni así ganó.

Otro hermano incómodo, y sin duda demasiado conocido, es Manuel Jonás Larrazabal, el vendedor de los quesos más caros de Monterrey y hermano de Fernando Larrazabal, alcalde de la entidad en ese entonces.

Pero, cuando parecía que los panistas no podrían sorprendernos más, llega la hermana de Xóchitl Gálvez y nos regala otra postal, digna de un partido conservador e incongruente como lo es el PAN.

El día de ayer, detuvieron a una banda de secuestradores conocida como “Los Tolmex”, los cuales, operaban en el Estado de México y el Distrito Federal, entre ellos se encontraba la hermana menor de quien fuera titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Una vez más, en el PAN nos muestran que a pesar de ser un partido de derecha, no pueden dejar de lado sus vínculos con delincuentes pues, además de pretender gobernar un país, se jactan de tener las “manos limpias” y ser personas honestas y trabajadoras.

Es cierto que la que cometió el crimen no es la panista; sin embargo, es imposible no desconfiar de una persona que tiene como familiar a una secuestradora, sobretodo cuando tu partido está “empeñado” en que México sea un país libre de seguridad y en el que nuestras familias “vivan mejor”. Hasta la fecha, a Felipe Calderón y a Fernando Larrazabal se les sigue echando en cara los vínculos y las inconsistencias que han tenido en sus gobiernos y no es para menos ya que, son personas que comen, visten, calzan, se divierten, entre otras cosas, de nuestros impuestos, por ende, debemos exigirle que sean personas, no santas, pero si libre de cualquier indicio que se pueda prestar para corromperse.

Esperemos a ver que dicen las autoridades; sin embargo, para que la misma Policía Federal intervenga en el asunto es claro que sí había sido, sino secuestradora, cómplice de este delito, ya que está ligada sentimentalmente con uno de los integrantes de la banda.

 

 

 

Vicente Fox… ¿personaje del año?

Hoy amanecimos con la sorprendente noticia de que Vicente Fox Quesada, ex presidente de México, sería galardonado con el reconocimiento al “Líder del año” que otorga curiosamente la organización de empresarios situada en León, Guanajuato, estado principalmente panista y gobernado por Fox de 1995 a 1999.

La asociación “Liderazgo Internacional A.C.” decidió, por alguna extraña razón, que el ex mandatario merecía ser el líder del año por la inauguración del “Centro Fox”, un espacio creado por el mismo Fox para resolver algunos problemas que acosan a México.

En su portal oficial, dice: “El Centro Fox tiene una responsabilidad y un compromiso fundamental con el ser humano, como principio y fin de la acción política y la vida social, así como con los objetivos, la voluntad general y los intereses de la sociedad, basados en principios como el bien común, la solidaridad, la subsidiariedad, la justicia social y la participación ciudadana”.

¿Alguien entendió a qué se dedica? Abstracción, verborrea, discurso hueco. Es todo lo que vemos por ahi. ¿Acaso no existen infinidad de organizaciones mucho más comprometidas con la sociedad, que una creada por alguien que hizo de nuestro país un cochinero?

O  existen intereses ocultos y orientados a un fin específico con este nombramiento, o de plano los empresarios viven en un mundo separado, desligado plenamente de nuestra realidad y nuestras necesidades. Está claro que quien menos merecía ese reconocimiento era Fox, igual que Calderón con su nominación al premio del mejor sistema de guarderías, cuando meses antes 49 niños murieron quemados en una de sus guarderías.

Considerarlo el líder del año es reconocer un “exito” en su carrera, y además de hacer dinero, no vemos por ningún lado lo benéfico que el Centro Fox es para los mexicanos. De hecho, ¿cuántos de nosotros sabíamos de la existencia de ésta organización?

Alfonso Tessada, fundador de dicha organización, reconoció al ex gobernador de Guanajuato, de quien dijo “ha sido el único presidente que cuando terminó su sexenio decidió quedarse y seguir trabajando con su gente”. ¿Será que se preocupa por México?

A su vez, Fox dijo que en México se necesitan líderes preocupados y ocupados “por el bien de los demás, líderes que estén al servicio del bien común”. Claro, como se preocupó por su partido y su gente cuando con su palabra, las ilusiones de los panistas se derrumbaron.

Vivimos en el país de las maravillas, aquí todo se puede… Hasta que un inepto sea reconocido… Ahí la llevamos.

Nuestro peor enemigo no es “el narco”, son Estados Unidos y Felipe Calderón

Durante el transcurso del sexenio de Felipe Calderón, nos han intentado “lavar” el cerebro argumentando que el crimen organizado es nuestro mayor enemigo; sin embargo, no se ha encontrado la fórmula para detenerlo.

Si se piensa que a Calderón le interesa combatir a los narcotraficantes, es menester que se reconsidere ésta postura ya que, para empezar, la “guerra” contra el narco no la empezó porque existiera una estrategia para llevarla a cabo. El “presidente del empleo” comenzó la estrategia por órdenes del entonces mandatario estadounidense, George Bush.[1]

Decimos esto porque, desde que se inició el conflicto para “pretender” aumentar la seguridad en el país nos han vendido la idea de que los crímenes han descendido, situación que es totalmente falsa pues, basta con voltear para darnos cuenta de que la violencia no ha disminuido ni un poco.

Además, resulta obvio para demasiadas personas pero parece que para Felipe Calderón no tanto; por ejemplo, Estados Unidos es el mayor consumidor de drogas y vendedores de armas, por ende, es complicado que los cárteles mexicanos dejen de existir mientras los gringos no detengan en flujo o la necesidad de armas, así como de las drogas. [2]

Basta ver con lo que aconteció el pasado jueves en la premier de la cinta “Batman, el caballero de la noche asciende” en dónde, un joven llamado James Holmes acudió al cine con varias armas y comenzó a disparar de manera indiscriminada a los asistentes, asesinando a 12 personas e hiriendo a 49 más. Ponemos de ejemplo el hecho porque es la forma más simple de demostrar que Estados Unidos es el peor enemigo de México, ya que, cómo es posible que en ese país y con tanta seguridad que existe, sea tan fácil de hacerse de un arma y sobretodo, ingresar a una sala de cine con ellas.

Además, los estadounidenses están coludidos con los cárteles mexicanos, por ende, desde el país no se combatirá al crimen organizado, debe hacerse desde allá; sin embargo, no creemos que ese país acceda a quedarse sin las cuantiosas ganancias que deja el narcotráfico.

Por eso decimos que EUA es el mayor enemigo de México, aunque, Felipe Calderón y su complicidad con ellos no se quedan atrás.


[1] Ver la nota en el portal de El Universal http://www.eluniversal.com.mx/primera/34337.html visitado el 23 de julio de 2012.

[2] Ver la nota “Estamos al lado del mayor consumidor de drogas y vendedores de armas del mundo”, señala Calderón http://www.contrainjerencia.com/?p=24646