(JavierLozano) Lozo, el porro tenebroso y agresivo del PAN

Desde hace unos días se dio la noticia de que MVS Comunicaciones “fue notificada sobre el procedimiento de rescate de la banda 2.5 Gigahertz (Ghz) que anunció la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) el pasado 8 de agosto.”[1]

“El titular de la SCT, Dionisio Pérez-Jácome, anunció la negativa de prórroga de todas las concesiones vencidas en la banda de 2.5 Ghz, y de inmediato dio inicio el procedimiento de rescate de las concesiones vigentes con el propósito de reordenar esta parte del espectro conforme a los principios de política pública y las mejores prácticas internacionales.”[2]

Pues bien, el día de hoy, Joaquín Vargas, Presidente de MVS, afirmó que se trata de una injusticia y además, condicionó la entrega de las concesiones si se despedía a Carmen Aristegui de su espacio noticioso, destacando que hace algunos meses, la ya mencionada hizo declaraciones sobre el (supuesto) alcoholismo de Felipe Calderón.

Para este acto (por debajo del agua, como le gusta al gobierno federal), se tuvo que involucrar al peor porro (y payaso) de todos: Javier Lozano. El ex Secretario de Trabajo fue el encargado, según Vargas, de presionarlo para que no recontratara a la periodista porque “si recontratas a Aristegui te olvidas de banda ancha”.

Es una declaración demasiado fuerte y nosotros pensamos que es verídica. Si Javier Lozano no titubeó para dejar a miles de personas en la calle y no se tienta el corazón para pensar en los desempleados que dejó, es claro que no dudará en amenazar y presionar a los empresarios a que hagan lo que el gobierno federal quiere, es un porro y un servidor del poder.

El empresario Denunció que el gobierno federal se ha encargado de “obstaculizar el paso a la autopista impidiendo el paso de los vehículos”, ya que el proyecto presentado por la empresa para el uso de sus concesiones de banda ancha ofrecía al usuario servicios a mitad de precio y al doble de velocidad.[3]

No por nada a Javier Lozano le urgía llegar a ser senador y así, gozar de las mieles del fuero. Ahora, como funcionario público pretenden dar una respuesta que no será convincente ya que conocemos su calaña y sabemos que nunca va a cambiar, mientras él esté bien, que los demás mexicanos sigan con migajas, dejando a su paso, un aire de censura y represión.

El PAN reprime… qué bueno que ya se van

En días pasados, policías del municipio de León, Guanajuato, detuvieron a Manuel Berumen por besar a su esposa en una plaza de un templo. El hombre fue esposa y detenido por alrededor de 15 horas al ser denunciado por una mujer a la que el beso que dio el maestro le pareció un “acto inmoral”.

“Berumen Resendes fue acusado de violar el artículo 15, inciso 12 del Bando de Policía y Buen Gobierno, que estipula que es una falta cualquier acción que afecte la integridad moral del individuo o de la familia. La falta administrativa supuestamente cometida por Manuel originó que cinco policías encargados de la seguridad de la zona lo esposaran y arrestaran.”[1]

Aquí es dónde nos preguntamos, ¿y nuestros derechos?, ¿nuestras emociones a nuestros seres queridos pueden ser reprimidos de la forma en que se hizo con el maestro?, ¿es tanta su preocupación que tienen que hasta debe estar estipulado en su Bando Municipal?

Se supone que la policía está para servir, son gente capacitada y con criterio, ¿entonces, por qué actuar de esa forma?, ¿por qué reprimir una muestra de afecto y arrestar a un individuo al cuál tienen que estar protegiendo? No tienen la sensatez necesaria para saber que no se incurre en una falta grave como para que haya 5 elementos que hagan la detención.

Es decir, parece que el gobierno de León, y en general los panistas, están más interesados en que la gente no se bese en público que en proteger a la ciudadanía de los criminales, mostrando una vez más su doble moral ya que, para ellos la familia es más importante pero, si alguien le muestra su cariño a la esposa en público, lo detienen. Si bien el alcalde de la entidad, Emilio Gamboa se disculpó, el daño ya está hecho.

Nos resultaba extraño, por eso y por muchas cosas más, que Josefina fueran tan liberal viniendo de un partido tan “mocho”, además, no comprendíamos cómo es que Chepina apoyaba la no criminalización de las mujeres y el matrimonio entre homosexuales cuando es claro que en su partido no tendría eco su voz.

Lo bueno es que sólo en algunas entidades es dónde quedó el PAN y sus leyes “mochas”, lo malo es que los ciudadanos seguirán sufriendo la locura de algunos cuántos. Esperemos que no haya más de estos casos que.


[1] Texto obtenido del portal del periódico La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2012/08/04/politica/014n3pol visitado el 3 de agosto de 2012.

 

 

Entonces, ¿en el PAN ya no hay democracia?

Durante la campaña de Josefina “la diferente” Vázquez Mota, el Partido Acción Nacional (no) se cansó de decir que eran una institución renovada y la más democrática de todas las que existen en el país y que compitieron por la Presidencia de la República. En todas las plazas a las que iba Josefina Vázquez Mota indicaba su fuerza democrática y su compromiso con la honestidad y la transparencia.

Después de la elección y todavía en shock, el líder de Acción Nacional argumentó que sabían que pasara lo que pasa iban a perder, es decir, le mintieron, y de fea forma al pueblo mexicano, arguyendo que iban por “la grande2 y que los milagros sí existían.[1]

Pero al PAN siempre le ha gustado mentirle al pueblo, pensando que jamás despertaríamos. Lo hizo en el año 2000 prometiéndonos un cambio y llegó a empeorar la situación; lo hizo con Felipe Calderón, diciendo que no subiría los impuestos y tenemos crecimientos prolongados en la canasta básica y los hidrocarburos.

Posterior a eso, los mismos panistas que nos han mentido durante todo este tiempo, tuvieron una excelente idea, mentirnos otra vez. Josefina fue la encargada de encabezar tal hecho. Ella, con los demás integrantes de ese partido fraguaron un plan para que callaran lo que ya sabían, su partido no es tan democrático como lo han dicho durante todo este tiempo.

Gustavo Madero, mencionó que “más que refundar al PAN se debe retomar la lucha democratizadora de nuestros fundadores y su compromiso con la formación de ciudadanía como guía”. Entonces, ¿no han hecho eso durante su sexenio?, es claro que no y la gente se ha dado cuenta de ello, por algo son tercera fuerza política en este momento y por algo Josefina no pudo competir contra dos monstruos de la política como Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

No cabe duda que los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón le pasaron las facturas a Chepina, de ahí que su incipiente campaña jamás haya podido despegar. De lo que tampoco nos queda duda es que el PAN ya no le seguirá mintiendo a los mexicanos y que la carrera de Vázquez Mota ha terminado.

Xóchitl Gálvez y su hermana incómoda

A lo largo de la política, hemos tenido demasiados políticos con hermanos incómodos, de hecho, el mismo Felipe Calderón posee a la suya, Cocoa Calderón; cómo olvidarnos de su campaña impulsada por los billetazos del Presidente, desafortunadamente, ni así ganó.

Otro hermano incómodo, y sin duda demasiado conocido, es Manuel Jonás Larrazabal, el vendedor de los quesos más caros de Monterrey y hermano de Fernando Larrazabal, alcalde de la entidad en ese entonces.

Pero, cuando parecía que los panistas no podrían sorprendernos más, llega la hermana de Xóchitl Gálvez y nos regala otra postal, digna de un partido conservador e incongruente como lo es el PAN.

El día de ayer, detuvieron a una banda de secuestradores conocida como “Los Tolmex”, los cuales, operaban en el Estado de México y el Distrito Federal, entre ellos se encontraba la hermana menor de quien fuera titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Una vez más, en el PAN nos muestran que a pesar de ser un partido de derecha, no pueden dejar de lado sus vínculos con delincuentes pues, además de pretender gobernar un país, se jactan de tener las “manos limpias” y ser personas honestas y trabajadoras.

Es cierto que la que cometió el crimen no es la panista; sin embargo, es imposible no desconfiar de una persona que tiene como familiar a una secuestradora, sobretodo cuando tu partido está “empeñado” en que México sea un país libre de seguridad y en el que nuestras familias “vivan mejor”. Hasta la fecha, a Felipe Calderón y a Fernando Larrazabal se les sigue echando en cara los vínculos y las inconsistencias que han tenido en sus gobiernos y no es para menos ya que, son personas que comen, visten, calzan, se divierten, entre otras cosas, de nuestros impuestos, por ende, debemos exigirle que sean personas, no santas, pero si libre de cualquier indicio que se pueda prestar para corromperse.

Esperemos a ver que dicen las autoridades; sin embargo, para que la misma Policía Federal intervenga en el asunto es claro que sí había sido, sino secuestradora, cómplice de este delito, ya que está ligada sentimentalmente con uno de los integrantes de la banda.

 

 

 

PAN: ¿No que a Molinar Horcasitas no lo querían?

Durante la campaña de la ex aspirante a la Presidencia, Josefina Vázquez Mota, se desvivió por señalar que Juan Francisco Molinar Horcasitas no era parte de su equipo de trabajo, de hecho, hasta se deslindó de él y casi al final de su campaña (hasta el final) fue relegado del grupo.

Lo anterior se debió a que la ex candidata aseguraba que era (in)diferente y que jamás tendría a una persona relacionada con algún delito, por eso, decidieron prescindir de los servicios del responsable de la muerte de 49 niños en el ya conocido incendio de la guardería ABC.

Sin embargo, y como ya acabó la campaña, al PAN parece olvidárseles que el señor es una persona corrupta e irresponsable. También hay que destacar que Molinar ha estado envuelto en fraudes millonarios y en casos de corrupción.

Comentamos que se les olvidó que quién es el señor Horcasitas porque ahora, el “gran” Gustavo Madero, lo ha nombrado vocero de la Red de Voceros del Comité Ejecutivo Nacional ante los “nuevos retos” del partido. Es decir, no importa lo que has hecho, de cualquier forma vas a seguir en el partido, ¡total!, Josefina ya no es candidata.

Lo que no saben los del PAN es que la gente pensante, que somos la mayoría en México, conocemos los antecedentes de ese señor y por ello, nos preguntamos: ¿así es como pretenden salir del hoyo en el que se encuentran hundidos?, ¿así es como pretenden rescatar al partido de la crisis en la que se encuentran?, ¿qué es lo que procura Madero?

No cabe duda que aun cuando perdieron por sus constantes mentiras, el PAN sigue con su función de tratar de encubrir todo, pero lo que no saben es que gracias a que la información hoy en día resulta más fácil de adquirir, sabemos las artimañas de su partido.

Sólo esperamos que el sexenio de Felipe Calderón concluya lo más rápido posible, no necesitamos a más gente que prometía un cambio y terminó maximizando las mañas de los políticos anteriores, queremos a personas responsables con su país y con los mexicanos.

Molinar Horcasitas, ¡tú si eres un peligro para México!

Gustavo Madero y su mundo bizarro

El día de hoy, Gustavo Madero dio una conferencia de prensa con el líder nacional del Partido de la Revolución Democrático, ambos hicieron un llamado a las autoridades para que revisaran las pruebas que presentaron en la acusación al partido que resultó ganador de la elección, el Revolucionario Institucional.

Lo curioso es que el dirigente nacional del PAN, salga ante los medios de comunicación a defender a un partido con el que es totalmente diferente ideológicamente hablando, además de que ya “había reconocido” el triunfo del candidato Enrique Peña Nieto, de hecho, el mismo Felipe Calderón, habló en cadena nacional para felicitar al aspirante electo.

Eso por un lado, por el otro, nos parece sumamente absurdo que Madero salga a dar declaraciones sobre corrupción y respeto a la ley cuando, en primer lugar, él mismo ha estado envuelto en situaciones de ésta índole, por ejemplo, apoyando la candidatura de Fernando Larrazabal, el hermano del vendedor de los quesos más  caros de Monterrey; además de eso, ha estado ligado con grupos de narcotraficantes, por lo cual, sus declaraciones nos parecen una broma.

Pero no sólo eso se le puede achacar a Madero. En otro orden de ideas, hay que asegurar que el líder del CEN panista ha dado resultados muy pobres pues, durante su gestión ha dado a Acción Nacional los peores resultados en mucho tiempo; ni siquiera pudo conservar el puesto como segunda fuerza política o conservar gubernaturas como las de Jalisco o Morelos.

Que Gustavo nos quiero hablar de combatir la corrupción cuando ni en su partido se ha preocupado por erradicarla se nos hace tan bizarro como escuchar a Josefina Vázquez Mota diciendo que no aceptará más mentiras, como escuchar a Emilio González y a Felipe Calderón promover una campaña contra el abuso del alcohol, o como al propio Joaquín “el Chapo” Guzmán decir que las drogas dañan al ser humano.

Y no nos creemos las mentiras de los panistas, la sociedad ha despertado y esperemos a ver cuál es la resolución de los tribunales, por mientras, lo único que podemos decir es que la credibilidad del Partido Acción Nacional está por los suelos y que ya no confiamos en ellos, ya no más.

 

 

El PAN ni en torta

Han pasado casi 12 años desde que el Partido Acción Nacional, el del cambio, llegó a la Presidencia y demasiadas personas han dado sus impresiones del asunto, muchas de ellas están conformes con lo que sucede en el país; sin embargo, casi todas son las que tienen algún nexo con un partidario, es decir, los familiares de los mismos panistas.

No obstante, la mayoría de los mexicanos estamos inconformes con lo que ellos han hecho. No podemos olvidar al Presidente Fox, el cual, nos ilusionó demasiado al momento de llegar al poder en la elección más democrática y contundente que ha tenido nuestro país, pues, dejó de lado 70 años de historia de un partido que se posicionó hasta en el inconsciente de los mexicanos.

Todo parecía tan sencillo después de que él llegara al Ejecutivo; empero, no fue así. Vicente Fox jamás logró despegar ni ser la mitad de bueno en la Presidencia como lo fue en su candidatura, sus constantes pifias resultaron catastróficas para su sexenio.

Ni qué decir de Felipe Calderón, uno de los Presidentes más controvertidos de México. Si bien Fox no es querido por su ignorancia, el ya mencionado no es querido por sus constantes mentiras y cinismo.

Felipe Calderón aseguró que no habría aumento en impuestos, hidrocarburos o canasta básica; afirmó que sería el “Presidente de las manos limpias” y que pondría un freno a la inseguridad… pasó todo lo contrario.

Pero el declive panista no sólo se ha dado en la escala más grande pues, todos los peones, entiéndase por ellos a gobernadores, empleados de estos mismos, empleados de SEDESOL, la hermana de Calderón entre otros, han sido los responsables de acabar con la credibilidad del partido. No podemos olvidar a Carlos Talavera cuando les dijo a varias mujeres indígenas que “olían impresionantemente feo”, o a Juan Pablo Castro cuando habló sobre el “matrimonio de jotos”, a Molinar Horcasitas y su complicidad en la guardería ABC, a Cocoa Calderón y sus billetazos para ganar la elección, a Ernesto Cordero y sus 6 mil pesos, entre otros.

Podríamos pasarnos escribiendo pifias de los contendientes pero no lo haremos porque basta mencionar a la candidata más reciente del PAN, Josefina Vázquez Mota quién, no pudo ni siquiera mantener su segundo lugar en las preferencias electorales y no la culpamos, es demasiado el intentar enmendar y disfrazar las acciones del ahora mandatario.

Pasaron las elecciones y los panistas cayeron al tercer lugar, esperemos que no se levanten porque, sinceramente, no queremos más muertos, más inseguridad, más pobreza, más impuestos, más gasolinazos, más crisis. No queremos al PAN ni en torta.

 

El PAN es “liberal” cuando le conviene

Durante la campaña para elegir al Presidente del próximo sexenio, a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota se le cuestionó varias veces por ideas y propuestas con las que su partido nunca converge.

Por ejemplo, su partido ha criminalizado en lo que va de su existencia el aborto y el matrimonio entre homosexuales; sin embargo, cuando ella se postuló para ostentar la titularidad del Ejecutivo, argumentó varias veces que; 1. No se criminalizaría a una mujer por abortar; 2. Abrir las posibilidades a legalizar la marihuana, 3. Plena libertad sexual de las mujeres y; 4. Respeto al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ha pasado la temporada electoral, y todo lo que ha dicho Josefina se desvaneció pues, su partido, en Puebla, “presentó al Congreso local una iniciativa de Ley para la Protección de los Derechos de la Familia que concibe a ese núcleo parental con una visión tradicionalista y religiosa, opuesta al concepto y a los derechos que defienden la Constitución federal y la Carta Magna del estado”, discerniendo así, de lo que la candidata había proclamado.

Es decir, el Partido Acción Nacional aspira a trasgredir el Estado Laico ya que, se han citado las palabras, “religiosos” y “espirituales” y asimismo, se excluye a El PAN a las familias formadas por personas del mismo sexo y las sociedades de convivencia, al señalar que estos grupos aún no son reconocidos por el marco normativo del estado.

Entonces, si Josefina hubiera llegado a la Presidencia, ¿nos hubiéramos dado cuenta que sólo nos estaba mintiendo?, la respuesta es: sí. Nos miente al mencionar sus posturas liberales ya que, si es cobijada por un partido conservador es demasiado difícil que ella no comparta las mismas ideas. Nos mintió sobre sus posturas y pretensiones de apoyar a la mujer pues cuando fue diputada federal tampoco hizo mucho por ellas, entonces, ¿en qué quedamos PAN?

Con este tipo de acciones se refuerza la idea de que en verdad existe el grupo ultraderechista “El yunque”, además de que nos damos cuenta que el partido actualmente en el poder sigue creyendo que estamos en el siglo XVIII y no evoluciona con el contexto.

Al igual que la sociedad, el Derecho debe ir actualizándose; sin embargo, a los panistas los ha rebasado la primer mencionada y se han dejado llevar por intereses e ideologías propias y no por lo que indica el pueblo y mucho menos las necesidades del mismo.

Una lástima para el país que se siga gobernando de esa manera y solidaridad a todas las personas que a los ojos de los miembros (y a los que no lo son) no son “normales”.

 

Javier Lozano, un lacayo con suerte

En la política hay personajes que destacan, ya sea porque son brillantes, aburridos, o vividores, tal es el caso de Javier Lozano, uno de los políticos más detestados del país.

El señor comenzó en las filas del partido que tanto critica y que, de no pasar las impugnaciones del candidato de izquierda, se perfila como “ganador” de la contienda electoral del pasado 1 de julio, el Partido Revolucionario Institucional.

Lozano Alarcón nació en la ciudad de Puebla, es abogado. Su inicio se dio en la “Secretaría de Hacienda y Crédito Público, donde fue Director de Autorización y Control de Crédito Externo, Coordinador de Asesores del Subsecretario de Normatividad y Control Presupuestal y Director General de Normatividad y Desarrollo Administrativo, de 1989 a 1994 durante el gobierno de Salinas de Gortari; en 1994 fue nombrado Contralor General de Petróleos Mexicanos y posteriormente Subsecretario de Comunicaciones y Oficial Mayor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Subsecretario de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación, además de Presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones”[1], todos estos cargos en el gobierno de Ernesto Zedillo.

No obstante a su extenso currículum, Javier Lozano Alarcón será recordado por dos cuestiones específicas. La primera, la acusación que hiciera Zhenli Ye Gon sobre él del famoso y multiparodiado “coopela o cuellos”. El empresario de origen chino indicó que Lozano le pidió dinero para la campaña de Felipe Calderón, situación que no nos parecería extraña.

La segunda cuestión por la que será recordado y el cual acrecentó el desprecio de los mexicanos hacia él fue, sin duda, la xextinción ilegal de Luz y Fuerza cuando él se desempeñaba como Secretario del Trabajo y Previsión Social.

Desafortunadamente, no nos podremos librar de él tan fácil, ya que, como chapulín y gracias a que su partido fue primera minoría, Lozano, al quedar en el segundo lugar de la contienda electoral, entrará como senador por el estado de Puebla. Así que ahí lo veremos, esperemos que su trabajo al frente de ese cargo sea mejor que su desempeño en los otros porque si no, seguirá sumando detractores y personas que lo detesten, aunque para él, mientras le paguen bien, no le importa.


[1] Texto obtenido de la página http://www.presidencia.gob.mx/blog/semblanza-javier-lozano/ visitada el 10 de julio de 2012.

 

 

 

Josefina Vázquez Mota y su proselitismo de broma: ¡adiós campañas!, ¡hola derrota!

A las campañas políticas ya les estamos cantando “Las golondrinas”, ya se fueron, nos despejaron dudas y nos las ampliaron. Pero sin duda, ésta campaña y en especial la de Josefina Vázquez Mota, la recordaremos por tratarse de una de las más divertidas en la historia de estos procesos electorales.

Vicente Fox ya había hecho lo suyo en el 2000. Con palabras graciosas, chistes, adjetivos chuscos, su acento populachero y dicharachero, su vestimenta de ranchero y hebillas gruesas con su nombre, nos regaló una campaña de risa pero efectiva, contrario a lo que fue su gobierno.

Sin embargo, dispuesta a dejar atrás a cualquier persona que se haya enfocado en una campaña cotorra, la candidata del PAN se mostró en extremo DIFERENTE. Sin importarle si ganaba o no la Presidencia, “Chepina” se propuso hacer reír a México; lo ha de haber visto muy triste por la inseguridad y el desempleo que lo azota, tanto así que hasta pensamos (un poco) que era una “buena persona”.

El primer chiste fue su toma de protesta en un estadio Azul semivacío (al cual saló, pues ahora los del Cruz Azul no llegaron ni al subcampeonato); cómo olvidar cuando dijo que la UNAM era un monstruo en su tesis para titularse, 20 años después, o bien, cuando aseguró que no era perfecta porque estudió en la Iberoamericana. Tampoco hay que olvidar cuando propuso fortalecer el lavado de dinero.

Otros chistes qué recordar fue cuando fue a Tres Marías y molestó a varios comensales, los cuales, le recriminaron tal acto y terminaron por correrla.

Pero los chistes más graciosos son los de sus cuentas en la SEDESOL y en la SEP ya que, el mismo gobierno federal la desmintió al decir que se pusieron menos pisos firmes de los que ella argumentaba, así como las pruebas que ella mencionaba en sus spotsy que realmente varios maestros hasta la fecha, no han querido hacer.

Definitivamente fue una campaña de contrastes, dice adiós pero a la vez le da la bienvenida a la derrota y Josefina lo tiene muy claro, por ello, y para darnos           una muestra de que su campaña iba enfocada a la comedia, nos regaló un par de postales más. El primero fue el asegurar que de llegar a ser Presidenta, Felipe Calderón ocuparía el cargo de Procurador y el segundo, al terminar sus intesas pifias, ondeó la bandera de México al revés para soltar un fuerte: ¡Viva ocixèM!

No ganará, pero por lo menos nos deja una buena dosis de felicidades, lástima que el día de ayer haya terminado.