La doble moral de algunos defensores de animales “de casa”

Los animales se han vuelto punto de conflicto entre quienes piensan que ellos son parte fundamental de la comida del ser humano y de quienes piensan que no lo es. Pero existe un punto en el que las personas que defienden la vida del animal (perrito, gato y hasta de los toros) se contradicen al defender a capa y espada la vida de su mascota (o las mascotas de casa) y comen pollos, vacas y cerdos. En nuestra sociedad está mal visto el maltrato a los animales caseros, entonces ¿Por qué no ver de la misma manera el que se descuartice una vaca para fines alimentarios?

DobleMoral_PanyCircco

México vivió un caso de maltrato animal que gracias a las redes sociales se hizo viral, donde se observa a dos empleados de la tienda +kota ubicada en Galerías Pachuca, en el estado de Hidalgo, torturando a dos perros de la raza Chihuahua y a un hámster, que aparentemente muere después de recibir un par de patadas. La reacción de la gente fue impresionante, el hecho fue juzgado como “indignante e impermisible”. Es completamente comprensible dicha reacción, pues estamos hablando de una tienda de mascotas donde la finalidad es cuidar de los animales mientras estos encuentran dueño. ¿Por qué entonces es distinto un maltrato documentado en video contra un perro y un hámster que uno de un matadero de puercos?

DobleMoral_PanyCircco_2

¿De verdad no saben la miserable vida que lleva un cerdo, una gallina, una vaca o cualquier animal criado para consumo?

¿O van excusarse diciendo que solo consumen carne orgánica de granjas orgánicas donde a las vaquitas orgánicas les ponen música clásica (orgánica) mientras comen felices antes de ser destazadas orgánicamente?

Claro que lo saben, pero les gusta pensar que ellas no sufren porque los matan con métodos humanitarios. Suponen que cada animal sacrificado debe sentirse profundamente agradecido por estos métodos. Ya que ellos no sienten tanto dolor y no podemos dejar la carne porque simplemente estos animales no nos importan.

Por encima de cualquier pretexto, la razón principal es que realmente nos importa un carajo.

Cabe aclarar que esta opinión no pretende justificar actos de violencia contra ninguna especie. La crítica va dirigida a un específico grupo de auto-proclamados defensores del “derecho animal” que a mi juicio han perdido el rumbo de su protesta y han pasado de la objetividad al fanatismo.

Bueno, retomando lo sucedido en la tienda +kota, al día siguiente de la difusión del vídeo, cientos de personas se hicieron presente en la tienda exigiendo el cierre de la misma, así como también se hiciera justicia para los animales maltratados y quienes fueran responsables fueran castigados. Mi pregunta es ¿Qué hicieron después de ir a protestar?

DobleMoral_PanyCircco_3

Después de una enérgica protesta el cuerpo pide recuperar energías y que mejor que ir a comprar comida dentro de la plaza, tal vez una rica rebanada de pizza hawaiana con mucho jamón,  o bien, una deliciosa torta de pierna o pollo, o simplemente ir con Don Juan, el de los tacos y comerte una orden bien completa de tacos al pastor.

DobleMoral_PanyCircco_4

Querido amigo, para que todos esos manjares lleguen a tu boca hay animales que vivieron un infierno. ¿Por qué no protestar por ello? ¿Por qué no salir a protestar a los mataderos? ¿Doble moral?

DobleMoral_PanyCircco_5

¿Qué diferencias hay entre un perrito o un cerdito? Te lo pregunto de esa forma pues la carne de perro también es comestible, si no me crees, hay que voltear a países como China, donde el consumo de perros es una costumbre.

Y ojo, no te estamos diciendo que este mal el protestar contra este tipo de personas (quienes protagonizaron tan vergonzoso video en la tienda de +kota). Al contrario, aplaudimos el hecho de dejar por un momento tus múltiples actividades por ir en busca de justicia para seres indefensos, entonces ¿Por qué no agarrar parejo?

 

DobleMoral_PanyCircco_6

Y es que cuando hablamos de derechos para los animales nos deberíamos referir a todos sin excepción alguna. Y eso sin duda debe de incluir a los animales que criamos como comida y a los que usamos como “conejillos de indias” en laboratorios. Por qué no hacer extensivo ese amor que tienen a los perros, gatos o tortugas por otros animales.

Se sabe de casos de intolerancia por parte de este tipo de personas, pues si tú les planteas esta situación te tachan inmediatamente de “radical” o de vegano. Uno de sus argumentos  es que “había que conformarse con que al menos vieran por el bienestar de algunos animales y que por algo se empezaba”. Reiterémonos que no es algo personal. Este no es un asunto personal. Realmente el que quienes defiendan a los perros o a los gatos coman carne de otros animales no me afecta, pero definitivamente afecta la “credibilidad” de un movimiento pro-animal.

Estoy de acuerdo en que muchos activistas comenzaron trabajando con animales de compañía y luego fueron ampliando sus consideraciones morales; el problema es que muchos empiezan y se detienen ahí.

Es muy loable centrarse en un tipo de rescate o acciones pro animales, pero eso no quiere decir que no tengamos la obligación moral de ser congruentes con lo que sentimos y pensamos –que los animales tienen derechos- y que en nuestras acciones diarias no veamos la lógica de extender ese respeto al resto de las especies de animales no humanos.

Para quienes se involucran seriamente en la protección animal deben estar comprometidos, con al menos, cuatro principios básicos que nos comparte Leonora Esquivel, fundadora y presidenta de AnimaNaturalis: que los animales no son comida, no son material de laboratorio, no son vestimenta y no son espectáculo. Los derechos que pedimos se reconozca a los animales son el derecho a la vida, a la libertad, a no ser torturados y a no ser considerados propiedad. Entonces de lo dicho por Leonora, se pueden intentar desarrollar una serie de hábitos que puedan por lo menos intentar reducir al mínimo el sufrimiento animal. Esto es más un asunto de coherencia, tampoco estamos poniendo en juicio quien es más animalista.

DobleMoral_PanyCircco_7

¿Acaso es mucho pedir coherencia?  Así como podríamos considerar, por ejemplo, que la discriminación racial hacia las personas es reprobable, nos parecería contradictorio decir que lo es sólo hacia algunas personas de determinadas características. De la igual forma, no podemos pedir el cese al maltrato animal en las leyes, si no comenzamos modificando hábitos de consumo que lo causan directamente: consumo de productos de origen animal, de artículos probados en animales, utilización de accesorios de piel, etc.

DobleMoral_PanyCircco_8

El hecho que algunos se escuden y te llamen radical, seguirá siendo solo un vil pretexto para defender su incongruencia, para preservar sus hábitos alimenticios o de otro tipo. Bien lo dicen “privilegiar unas especies animales sobre otras, cuando no está justificado moralmente hacerlo, es una forma más de especismo”.

 

Referencias:

http://eluni.mx/1IF7T1B

http://bit.ly/1IF7Wuv

http://bit.ly/1N4fzQl

http://bit.ly/1WcVFGI

http://bit.ly/1Tl8j2e

http://bit.ly/1Ek0J10

El caso “Lazca”, el colmo de la política ficción.

Ya todos conocemos la fantástica  historia donde la marina mexicana abatió valientemente al líder de la organización criminal “Los Zetas”. Y si todos la conocemos, es de hecho, porque esta historia se ha transformado rápidamente casi en un anuncio propagandístico que le cayó muy bien al gobierno panista a unos días de ceder la presidencia, como logro máximo, y “para cerrar con broche de oro”.

Aunque todo empezó con especulaciones, la muerte y posterior robo del supuesto cadáver de “El Lazca” ha servido  como un punto de referencia de la guerra contra el crimen organizado que inició Felipe Calderón. Obviamente, el futuro ex presidente necesita un trofeo para presumir, y ya lo tiene, pero ¿y el cadáver dónde está? ¿Dónde están los efectos del certero golpe que la muerte de Lazcano hubiera significado para la estructura criminal de Los Zetas?

Aquí las cosas adquieren sentido pues de inmediato podemos pensar que la supuesta muerte del capo es una mera pantalla para que el calderonismo justifique plenamente las acciones del sexenio, a través de la muerte de una figura tan fundamental como es Heriberto Lazcano Lazcano.

Este “golpe” a Los Zetas, entonces, sería lo que todo México estaría esperando para disfrutar de avances en materia de seguridad y disminución en la violencia. Sin embargo, es un error pensar que con la muerte de El Lazca, se acaban Los Zetas. Ya hemos visto a lo largo de 12 años que a pesar de que hay grandes capos que son capturados (con el claro ejemplo del “Chapo” Gumán a la cabeza), las estructuras del crimen organizado permanecen intactas:

“(…) una característica más del grupo criminal (Los Zetas) es que su organización interna no es estática. En su libro El verdugo de hombres los analistas estadunidenses George W. Grayson y Samuel Logan sostienen que los continuos cambios en la estructura de asignación de operaciones impiden a las autoridades “identificar a los criminales que están a cargo de una plaza, ciudad o estado, lo que complica los planes para rastrear, emboscar y capturar a jefes de medio pelo” (1). 

Si lo anterior es verídico, por más jefes de plaza, capos y sicarios que sean encarcelados, el narcotráfico seguirá su tranquilamente su curso, pues es ya una regularidad que dentro de los cárteles los liderazgos sean temporales, y por tanto, las estructuras, aunque se mantienen firmes, son dinámicas en su interior.

En este sentido resulta absurdo creer que con la muerte de El Lazca, por más poderoso que haya sido, afecte realmente la estructura interna de los grupos criminales. Su muerte, entonces (de ser cierta), es una forma más de propaganda. Si se exalta el “logro”, si se pretende hacer creer que las cosas cambiarán radicalmente a partir de este evento, si se engaña a la población aseverando algo que no se tiene… eso es propaganda pura, pero de la más corriente, la que no presenta siquiera alguna prueba para justificarse, la que más hace daño.

El gobierno por su parte, se ha esmerado estos días en aclarar confiadamente (a pesar de que “se lo robaron”) que el cuerpo sí era de Lazcano, y peor aún, que este hecho significará el declive del crimen en nuestro país. No hay nada más falso, sabiendo que el crimen organizado no depende ni se sostiene en una sola persona, sino que es un sistema complejo que satisface ciertas necesidades de la población (demanda de drogas), y que de hecho, al verse “descabezado” no disminuye su presencia violenta, sino que al contrario, por la disputa de plazas y de escaños en el poder, las luchas se vuelven más violentas, más sanguinarias y lamentablemente tienen un alcance cada vez mayor.

Lo que viene, tras la supuesta muerte de El Lazca, es evidentemente una reorganización interna de Los Zetas, que traerá consigo violencia, pues está en juego dinero y poder. Lo lamentable, como decíamos, sería que esta violencia, de por sí ya desmedida, alcance al sector civil que nada teme y nada debe.

Mientras tanto, el gobierno federal sigue ensalzándose con el gran logro realizado, sin saber (o sin reconocer) que esto traerá una radicalización en la difícil situación cotidiana de la mayoría de los mexicanos. Si Calderón acudiera personalmente a las comunidades donde predominan estos grupos, confirmaría que las cosas van en retroceso y que la estrategia de seguridad sólo sirvió para volver a México más inseguro.

Lamentablemente, no sucederá. Nuestro presidente nos deja en la inseguridad y él se va a vivir toda una vida pagada con el dinero de nuestro esfuerzo. Queda en nosotros tomar conciencia y aceptar las verdades, o saber distinguir las mentiras…

 

(1) 
http://www.ciudadypoder.com.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=56714:a-pesar-de-la-presunta-muerte-del-%E2%80%98lazca%E2%80%99-sigue-firme-toda-la-estructura-%E2%80%98zeta%E2%80%99&Itemid=591)

 

El código de ética de un partido anti ético

En el escándalo sucitado por la injerencia del gobierno federal en el vergonzoso despido de Carmen Aristegui de la cadena MVS, además de Javier Lozano y Felipe Calderón, hay un personaje que también resulta importante en toda esta trama de descalificaciones, negaciones y mentiras.

Se trata de la vocera del gobierno federal, Alejandra Sota, quien siempre negó que las presiones que arguye Joaquín Vargas se hicieron para silenciar a la periodista, tras el cuestionamiento que hizo al respecto del alcoholismo de Felipe Calderón. El día de hoy, entonces, volvió a rechazar que se haya dado tal situación.

Dice incluso, que el objetivo de Vargas es únicamente crear un escándalo mediático y que fue él mismo quien despidió a Aristegui por propia voluntad y sin presión alguna de la presidencia, cosa bastante difícil de creer considerando que todo surgió por la sugerencia en vivo de que nuestro presidente gusta de la bebida, y que a nadie interesaría más que al presidente que su imagen fuese limpiada.

También dijo que la causa del rompimiento de Aristegui con MVS se debió al incumplimiento del código de ética que supuestamente habían acordado el propio PAN y el empresario Vargas.

No es la primera vez que Sota se mete en problemas. Recordemos que hace unos meses, durante la campaña presidencial, Josefina Vázquez Mota la llamó “pinche Sota” porque aparentemente se interferían sus llamadas en actos de espionaje político. Ahora, con éste escándalo, quizás el último del gobierno calderonista, su nombre resurge negativamente por ser la vocera de un gobierno a todas luces antidemocrático e incompetente, y por representar la represión de toda libertad de información en México.

Además, es difícil dudar que Sota no esté de acuerdo con lo que oficialmente se declara, pensando que una vez apoyó el espionaje para la candidata de su propio partido. La estrategia más común del partido en el gobierno es esa: hacer un cochinero, negarlo todo, culpar a alguien más y declarar públicamente que todo está bien, y que “están trabajando para resolverlo”.

Ahora bien, si el propio gobierno federal justifica el despido de Aristegui con un código de ética supuestamente firmado y  consensuado entre el PAN (no el gobierno, ojo) y los empresarios de las telecomunicaciones, ¿porqué no presenta las pruebas suficientes para disipar el escándalo? Joaquín Vargas por su parte, presentó ayer mensajes, conversaciones y cartas que le daban la razón. ¿Dónde está la aportación del PAN? ¿Acaso están utilizando la misma estrategia de siempre, y lo negarán todo de aqui a que termine el sexenio para después quedar libres de culpas y fuera del escarnio público?

Lo que sí sabemos es que la propia Sota no es mas que la pequeña punta de un iceberg inmenso de corrupción, manipulación y mentira, del cual las víctimas somos los mexicanos, y en cuya base se encuentran el más profundo egoísmo y sentimiento retrógrada de un gobierno que sin poder justificar el caos en que ha dejado al país, trata de justificarse echandole la culpa a los demás, y creyendo que todos mienten, menos ellos. ¿Alguien que les crea?

 

¿La violencia se combate con violencia, o con inteligencia?

El pasado fin de semana se vivió en Michoacán uno de las más extremas jornadas de violencia de los últimos meses, donde hubo en total 9 muertos, y diversos ataques como granadazos, narco bloqueos, y amenazas tanto a las autoridades, como a la población civil.

El gobierno de Felipe Calderón, aunque en un primer momento pretendió hacer caso omiso de la delicada situación en su estado natal, el día de hoy mandó a más de 600 elementos de la policía federal para el supuesto resguardo de la seguridad en aquella entidad, reforzando así la llamada “guerra contra el narcotráfico” y también la tensa situación michoacana.

A poco menos de 3 meses de que Calderón deje la presidencia de México, y aprovechando lo anterior, vale la pena cuestionarse no tanto la utilidad de tal guerra, que sabemos que es casi nula, sino la lógica que siguió Calderón al comenzar y mantener una guerra que desde un principio se sabía que no acabaría ni de lejos con el crimen organizado, su poder y disputa del mismo con el Estado mexicano.

El problema del narco, evidentemente no se reduce a un grupo de criminales pervirtiendo a los jóvenes. Es un fenómeno mucho más complejo que tiene diversas dimensiones, y por lo tanto no se resuelve metiendo más y más ejército a las calles. Se comprobó en éstos 6 años que la violencia genera más violencia, por eso los más de 71,000 muertos que ésta fallida estrategia y su creador Calderón, dejan atrás.

El narcotráfico es quizás la empresa más rentable del mundo. No por nada el Chapo Guzmán se encuentra entre las personas más millonarias del mundo entero. Como toda empresa, el narco se atiene a las leyes del mercado, la oferta y la demanda. La estrategia calderonista evidentemente se enfoca únicamente al lado de la oferta, al de los productores y distribuidores de la droga, no al del consumo y la adicción, que son problemas de salud pública y que al menos en éstos 6 años, casi no vimos acciones al respecto.

Está claro que la oferta de droga existe porque también hay una gran demanda de la misma, es decir, una grandísima cantidad de personas que dependen de las drogas y están dispuestas a pagar un precio por ellas. Entonces, ¿cómo espera Calderón solucionar la problemática de la droga sin atender toda la parte del consumo de drogas? Mientras haya gente que pague por droga, inevitablemente seguirá habiendo quien vea negocio en producirla.

Desde ningún ángulo se vislumbra un correcto trabajo del gobierno federal en este sentido. Por enfocarse solamente en contrarrestar al crimen, dejan de lado la salud pública, y la única forma que ven para contrarrestar las adicciones, es creando centros de integración y limpieza, unidades deportivas, que si bien sirven de manera muy local y limitada, no alcanzan a crear las condiciones necesarias para tener un país relativamente limpio de adicciones, y por tanto, sin tanta oferta de estupefacientes.

Pero lo anterior parece no importarle a Calderón y compañía, pues él se muestra como el héroe nacional que al final tuvo las agallas para combatir a los criminales, y de hecho gran parte de la población mexicana lo ve así. Sin embargo, la estrategia debía hacerse con inteligencia y no con agallas, pues no siempre la violencia es la solución a los problemas, mucho menos en éste tipo de fenómenos complejos como es el narcotráfico.

Lo peor del asunto es el cinismo con que el presidente se muestra al respecto. Bien sabe que hizo de México todo un caos, un país inmerso en la más profunda violencia, donde el Estado ha perdido gran parte de su poder, y sin embargo para él las cosas van viento en popa. No le basta contar 71,000 muertos en su sexenio para darse cuenta que algo está haciendo mal con su estrategia de seguridad, y prefiere hacerse de la vista gorda y omitir esos “efectos secundarios”, como él les llama.

Es obvio que, una vez desatada la barbarie, tenga que recurrirse a la militarización de ciudades, como pasa en Michoacán para al menos dar una sensación de seguridad a la población que se encuentra ya desesperada.

Entonces, ¿la violencia se combate con más violencia, o no?

 

Vicente Fox… ¿personaje del año?

Hoy amanecimos con la sorprendente noticia de que Vicente Fox Quesada, ex presidente de México, sería galardonado con el reconocimiento al “Líder del año” que otorga curiosamente la organización de empresarios situada en León, Guanajuato, estado principalmente panista y gobernado por Fox de 1995 a 1999.

La asociación “Liderazgo Internacional A.C.” decidió, por alguna extraña razón, que el ex mandatario merecía ser el líder del año por la inauguración del “Centro Fox”, un espacio creado por el mismo Fox para resolver algunos problemas que acosan a México.

En su portal oficial, dice: “El Centro Fox tiene una responsabilidad y un compromiso fundamental con el ser humano, como principio y fin de la acción política y la vida social, así como con los objetivos, la voluntad general y los intereses de la sociedad, basados en principios como el bien común, la solidaridad, la subsidiariedad, la justicia social y la participación ciudadana”.

¿Alguien entendió a qué se dedica? Abstracción, verborrea, discurso hueco. Es todo lo que vemos por ahi. ¿Acaso no existen infinidad de organizaciones mucho más comprometidas con la sociedad, que una creada por alguien que hizo de nuestro país un cochinero?

O  existen intereses ocultos y orientados a un fin específico con este nombramiento, o de plano los empresarios viven en un mundo separado, desligado plenamente de nuestra realidad y nuestras necesidades. Está claro que quien menos merecía ese reconocimiento era Fox, igual que Calderón con su nominación al premio del mejor sistema de guarderías, cuando meses antes 49 niños murieron quemados en una de sus guarderías.

Considerarlo el líder del año es reconocer un “exito” en su carrera, y además de hacer dinero, no vemos por ningún lado lo benéfico que el Centro Fox es para los mexicanos. De hecho, ¿cuántos de nosotros sabíamos de la existencia de ésta organización?

Alfonso Tessada, fundador de dicha organización, reconoció al ex gobernador de Guanajuato, de quien dijo “ha sido el único presidente que cuando terminó su sexenio decidió quedarse y seguir trabajando con su gente”. ¿Será que se preocupa por México?

A su vez, Fox dijo que en México se necesitan líderes preocupados y ocupados “por el bien de los demás, líderes que estén al servicio del bien común”. Claro, como se preocupó por su partido y su gente cuando con su palabra, las ilusiones de los panistas se derrumbaron.

Vivimos en el país de las maravillas, aquí todo se puede… Hasta que un inepto sea reconocido… Ahí la llevamos.

Vicente Fox Quesada, esa alimaña…

El año 2000 significó mucho para muchos, y no era para menos pues representó el “verdadero” paso de una democracia falsa, de juguete, a una democracia real, o al menos eso se pensaba en esos momentos.

Vicente Fox fue el protagonista de ese hecho histórico y por lo tanto adquirió gran relevancia, no sólo él y sus allegados, sino el Partido Acción Nacional como una esperanza real para millones de mexicanos que ansiaban el esperado cambio que hoy, 12 años después, todavía no llega.

Había, de hecho, buenas referencias del Guanajuatense como gobernador de aquel estado, y con las promesas que presentó, como el crecimiento anual del 7% la población le otorgó su plena confianza, su fe, sus esperanzas y prácticamente su futuro. Nadie dudaba entonces que se estaba haciendo historia y que el renacimiento mexicano estaba a la vuelta de la esquina.

Es cierto que con la llegada del PAN cambiaron ciertas cosas que podríamos enumerar aquí y ahora. Además de la libertad de expresión, un manejo más o menos eficiente de la macroeconomía, ciertos avances en transparencia y una cobertura relativamente amplia de salud, ¿qué mas nos dejó el PAN?

Pronto todos nos dimos cuenta que la realidad nuevamente superaba al discurso y que las promesas eran nada más que eso. De hecho, las antiguas estructuras corporativistas permanecieron intactas. ¿Acaso no negoció Calderón con Elba Esther Gordillo el recibir votos a cambio de plazas en su gobierno? Así, el famoso “cambio” que nos trajo Fox y el PAN no benefició a nadie, salvo a los más allegados, los más poderosos, los de siempre.

El país que durante la campaña foxista en 2000 prometía ser de primer mundo en pocos años, se veía de pronto sorprendido y rebasado por su propia realidad, lo cual culminó con el desastrosos gobierno de Felipe Calderón y la radicalización de la violencia como elemento más resaltante de su sexenio.

Ahora bien, todos conocemos la traición que Fox, quien una vez fuera el panista por excelencia, el orgullo blanquiazul y el de México, hizo a su propio partido al abandonar a su candidata y llamar a votar por otro candidato y otro partido político. Esto no hizo más que atentar contra la democracia mexicana (si es que podemos llamarle así) y además, contra sus propios principios, los de su partido y la propia historia de su país.

Resulta ridículo pensar que quien asumió el gobierno “del cambio”, haya hecho todo lo posible por destruir a su propio partido y en cierta forma, regresar a aquello que criticaba.¿Será rencor, resentimiento, problemas personales con algún panista, estupidez o simple falta de principios?

Lo lamentable es que Fox no sólo afecta a su partido, como quizás él lo piensa. Al llamar a votar por un partido ajeno, que una vez calificó como el mal más grande de México, el ex presidente da la razón al doloroso argumento de que la democracia mexicana no es más que una simulación, una mera pantalla, un experimento fallido.

Para esto, también es curioso que hoy en día Fox asegure que los movimientos sociales generados post elección son falsos y orquestados, cuando días atrás le daba la estocada final a la idea de democracia mexicana.  ¿Dónde está entonces  la congruencia de Vicente Fox? Estos 6 años se dedicó a ponerle piedras en el camino a Felipe Calderón por las rencillas y rencores, y ahora Fox no llama a sacar a un partido de Los Pinos sino a traerlo de regreso.

Fox parece un Santa Ana moderno, uno de los traidores de México, una persona que para los más radicales ha perdido definitivamente los cabales. Como es obvio, el mexicano no es tonto y la historia no lo va a perdonar, de hecho, ya está siendo dura con él. Fox al terminar su sexenio trató de redimirse y consolidar una mediocre gestión al frente del país (o al menos, no lo que muchos creían que iba a ser) fundando el Centro Fox, para supuestamente desde esa trinchera, contribuir al avance del país. Y es una pena ver que a 12 años, tiempo en que se debería empezar a ver consolidado el cambio democrático que nos prometieron, no hayamos avanzado ni un poco.

De miedo incluso resulta saber que con lo anterior, Vicente Fox busca dañar a tres personas a las que le tiene un profundo rencor. A Josefina Vázquez Mota, a Felipe Calderón, y a Andrés Manuel López Obrador. Y por cierto, aunque ciertamente Calderón ha sido más respetuoso que Vicente Fox del proceso electoral, pareciera que Calderón esta más preocupado por convencer a la sociedad de que su gestión fue buena, que por la delicada situación democrática que vivimos.

Mientras tanto, no cabe duda que Fox es un traidor. Tuvimos un presidente cínico y mentiroso durante 12 años. En fin, se convirtió en todo lo que una vez criticó, en una alimaña, en una tepocata y una víbora prieta.

El milagro, último recurso de Josefina

Josefina Vázquez Mota, a pesar de saberse derrotada en la contienda electoral, sigue dando de qué hablar. Y no es por sus contundentes argumentos, ni por un proyecto controvertido, sino por lo que siempre hemos visto: una campaña mediocre y una candidata que con cada palabra, se hunde más y más en su propia mentira.

Esta vez, la panista nos vuelve a sorprender con ridículas declaraciones que en lugar de fortalecerla, la afectan al demostrar su poca congruencia e ignorancia, además de su poca objetividad y capacidad para reconocer su situación tan poco favorable.

Durante una gira por Sonora, Josefina aseguró que los milagros sí existen y que el voto de los indecisos, gracias a su exitosísima campaña, le darán la victoria.

No le bastó y recordó a uno de los personajes más polémicos dentro de las filas de Acción Nacional, Manuel Clouthier “Maquío” diciendo que el que fue alguna vez candidato presidencial tiene alma de profeta pues “hubiera adivinad este momento”.

Retomando a Maquío, Chepina argumentó que “los milagros sí existen, Dios siempre pone su parte, ahora sólo falta que salgamos a votar. Eso es lo que haremos este 1 de julio, saldremos a votar, a ganar, por nosotras y por México, por nuestros hijos y nuestros padres, saldremos a ganar”.

En primer lugar, sorprende cómo la candidata sigue utilizando un discurso aparentemente feminista que únicamente se dirige a las mujeres y por ende, no es incluyente ni conciliador ni unificador. Al contrario, suena como un discurso desesperado y totalmente falso, además de muy limitado.

El adoptar un sector social específico para orientar una campaña presidencial hacia él, es el peor error que Vázquez Mota cometió. No se puede convencer a la mayoría de la población de que tu proyecto es el mejor, cuando lo diriges sólo a la mitad de la población, y mucho menos sabiendo que provienes de un partido en declive y con la aceptación popular por los suelos.

No obstante, Chepina continúa en la burbuja que la aísla de la realidad cotidiana, y prefiere seguir engañando y manipulando a quien aún cree en un PAN debilitado, dividido y vacío de sentido y propuestas. Incluso llegó a invitar a las asistentes a conseguir 10 o 20 votos cada una para obtener la victoria.

La gran diferencia fue que ahora no llamó a las señoras a prohibir a sus maridos el “cuchi cuchi” si no votaban, ahora instó a los jóvenes a llevar a sus papás a las urnas, no antes sin prometerles el acceso a computadoras, banda ancha e internet gratuito. Como siempre, las propuestas más elocuentes provienen del blanquiazul.

Así se celebra en México el Día Mundial de la Libertad de Prensa…

“Sin periodistas no hay periodismo, y sin periodismo no hay democracia”. Muy buena frase que hoy, Día Mundial de la Libertad de Prensa, adquiere un significado especial. Con mayor razón en México, esas palabras deben resonar y enseñar que nuestra situación es francamente crítica y desesperada.

Como sabrán, del año 2000 a la fecha están registrados oficialmente 75 periodistas asesinados por el crimen organizado. Justamente hace unas horas, y como recordatorio de que en este país esta fecha no significa absolutamente nada, fueron hallados dos fotógrafos y un reportero del diario “Notiver” muertos y con huellas de tortura, con lo que la cifra aumentará a 78 muertos en 12 años.

Leer más de esta entrada

Calderón: Una forma más de violencia

Tras 12 años de administración y gobierno panista, podemos reflexionar sobre los resultados del mismo. Como es evidente, estos doce años no han servido mas que para aumentar la precariedad de las familias mexicanas, y la radicalización de la desigualdad. Esto se traduce en falta de oportunidades laborales, empleos informales, falta de seguridad social, entre otras cosas, provocando lo que se ha llamado “violencia laboral del Estado”, según expertos.

¿Porqué violencia? Pues porque la vida del trabajador cada vez se hace más y más difícil, casi insostenible debido a que las políticas laborales en lugar de beneficiarlo, agreden y violan sus derechos laborales. Pareciera que el Estado se ha dedicado a precarizar y reducir los derechos, en lugar de defenderlos. La política está en contra del mexicano promedio.

Leer más de esta entrada

División y derrotismo en el PAN…

Pues sí, el Partido Acción Nacional, tan fuerte, congruente y unido en un momento dado, hoy en día se desquebraja e irremediablemente se cae a pedazos. Desde la mala actuación del gobierno federal en 12 años, hasta las lamentables y ridículas metidas de pata de una candidata que no da el ancho y su equipo, la decadencia va con todo lo que da.

Y esta vez no nos referimos a un error o confusión ya clásicos de la candidata, sino al hecho de que Gustavo Madero renunció a la presidencia del blanquiazul, en medio del misterio,  para regresar a sus antiguas labores en la cámara de Senadores.

Leer más de esta entrada