Gobierno iraní condena a una mujer disidente a 90 latigazos y un año de prisión

Los países islámicos entre muchos otros, conservan ciertas costumbres religiosas que han mantenido a las mujeres bajo una situación de desigualdad muy rígida, violencia e inequidad de género.

Si a esto le sumamos que el actual régimen iraní—más allá de que podamos estar de acuerdo o no con la forma en la que se dirige su gobierno respecto de las relaciones internacionales, y su constante enfrentamiento en la opinión pública con los gobiernos occidentales—lleva a cabo una persecución de los detractores de su gobierno por medio de distintas formas represivas que entre otras cosas mantiene en marginación a la mujer en ese país.

En este contexto la actriz iraní Marzieh Vafamehr ha sido condenada a un año de prisión y 90 latigazos por actuar en una cinta que crítica el régimen iraní y denuncia los límites impuestos a los artistas en la República Islámica, denunció el sitio Kalameh.

El sitio web de la oposición iraní aseguró que la actriz fue condenada por su papel en la cinta My Tehran for Sale (Mi Teherán en venta), que narra la historia de una joven actriz en Irán, cuyo trabajo en el teatro es prohibido por las autoridades.

Leer más de esta entrada

La Generala del Cártel del Golfo

Detrás de un hombre poderoso hay una gran mujer, pero cuando ese hombre es un jefe del narco, el papel de las mujeres que están tras ellos es más difícil de conocer, esta semana la revista Emeequis presenta una investigación al respecto muy interesante sobre mujeres que se abrieron su propio camino en la estructura de los cárteles del narco, particularmente, el del Golfo.

En dicha investigación se habla de tres de las emperadoras del narco a nivel internacional, una de ellas es María Antonieta Rodríguez Mata, una mujer que teje negocios entre las mafias colombiana, dominicana, mexicana y mexicoamericanas, su base en Reynosa Tamaulipas, según contó, en 2004 uno de sus ex colaboradores, que fue detenido en Texas. En su declaración también daría detalles de su ex jefa. “Si algo le gusta en la vida a María Antonieta Rodríguez Mata son las mujeres, y si algo sabe hacer bien es traficar droga y dinero entre México y Estados Unidos.”

Su aspecto físico revela a una mujer que no corresponde al perfil de una “reina” del narco. Si se atiende a las pocas imágenes disponibles de ella, de inmediato queda claro que de sus hombros nunca colgó una bolsa Loui Vutton, sino el fusil de asalto que aprendió a manejar en sus años como policía judicial de Tamaulipas.

Leer más de esta entrada

Lo fundamental sobre interrupción del embarazo es que no sea delito, lo demás es cuestión del derecho a decidir

La Suprema Corte de Justicia de la Nación discute a partir de este lunes la inconstitucionalidad de la penalización de la interrupción del embarazo en los Estados de San Luis Potosí y Baja California, donde se aprobaron leyes que mantienen esto como delito.

Como sabemos desde 2007 se despenalizó la interrupción del embarazo en el Distrito Federal, aunque en 18 de las 31 entidades federativas sigue castigándose el aborto desde una perspectiva en la que se considera que existe  la vida desde la concepción.

Es un tema sumamente complejo en el que influyen diferentes formas de entender cuestiones como ¿Cuándo comienza la vida?, ¿Cuándo es prudente científicamente comprobado, que es seguro llevar a cabo la interrupción?, ¿Cuándo debe ser legal y cuándo debe ser delito?, ¿debería juzgarse como un tema específico, cuya determinación dependa de cada caso? Y muchas preguntas más podrían plantearse en esta discusión sobre ética y derechos humanos fundamentales.

Después de una petición de inconstitucionalidad, la ley fue ratificada a medias por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (2008), pues sólo avaló que la ALDF pudiera emitir leyes sobre el tema, pero no apoyó ni castigó el aborto.

Leer más de esta entrada

Mujeres en México ganan 20% menos que los hombres: banco mundial

Según la portada del día de hoy del periódico  La Jornada, donde se cita un informe del Banco Mundial,  la desigualdad de ingreso entre mujeres y hombres en México es el doble de la que prevalece en el promedio de América Latina. La diferencia en las remuneraciones por género no sólo pone en evidencia un fenómeno de discriminación. Impedir que las mujeres obtengan ingresos que merecen no sólo es incorrecto, sino también perjudicial para la economía, afirman en ese documento.

El sector laboral femenino en México recibe en promedio una remuneración 20 por ciento menor que él masculino. Es una proporción que duplica la del conjunto de América Latina. En dicha región, las mujeres perciben, también en promedio, 10 por ciento menos que los hombres, explicó a La Jornada Luis Benvenisteis, coautor del Informe sobre el desarrollo mundial 2012: Igualdad de género y desarrollo, publicación que el Banco Mundial presentará esta semana en su asamblea anual en Washington.

La igualdad de género es un objetivo fundamental por derecho propio, pero también tiene sentido desde el punto de vista económico, plantea el informe anual del Banco Mundial. Una mayor igualdad de género puede incrementar la productividad, mejorar los resultados en materia de desarrollo para la próxima generación y hacer que las instituciones sean más representativas, menciona el estudio.

En Latinoamérica ha ocurrido un avance importante en términos de igualdad de género respecto de la salud. Se ha eliminado en gran forma el exceso de mortalidad femenina, incluso en países con menos recursos, comentó Luis Benvenisteis en una plática con cinco medios de comunicación mexicanos, entre ellos La Jornada.

Lo mismo ocurre en educación. En la matrícula de instrucción primaria no hay grandes diferencias entre el número de niños y niñas que acuden a la escuela. En la instrucción secundaria y universitaria existen naciones donde asisten más muchachas que muchachos, destacó. Donde persisten las diferencias más notorias es respecto de las oportunidades de desarrollo económico.

Hoy en día, explicó el especialista, hay más mujeres latinoamericanas en el mercado laboral. Pero el acceso a las oportunidades económicas sigue siendo desigual. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de trabajar en tareas domésticas no remuneradas, en el sector no regulado de la economía o en actividades informales. Las mujeres ocupan parcelas menos extensas y con cultivos menos rentables que los hombres; trabajan en empresas más pequeñas y en sectores con menos rendimientos.

Un caso es Bolivia. En esa nación, siete de cada 10 mujeres que participan en una actividad económica lo hacen en el sector informal. Como resultado, la tendencia que se observa en la región es que en todas partes las mujeres ganan menos que los hombres. Esto se ve en México, donde una mujer percibe en promedio 80 centavos de dólar por cada dólar que gana el hombre, agregó.

Otro punto que destacó el especialista es la relación entre crecimiento económico e igualdad de género. Por sí mismo, expuso, el crecimiento no es suficiente para generar equidad de género. El estudio encontró, sin embargo, que una mayor igualdad de género puede contribuir al incremento hasta de 16 por ciento de la productividad en una economía.

En el informe se sostiene que la tendencia de progreso en eliminar las disparidades de género es positiva para el desarrollo. Un ingreso más alto ayuda a resolver más disparidades, como el caso de la educación. A medida que aumenta el número de escuelas y se generan más empleos para las mujeres jóvenes, los padres ven los claros beneficios de educar a sus hijas, dice el reporte.

Si México tiene mayor desigualdad en cuanto al ingreso entre hombres y mujeres, en los últimos años también ha mostrado un menor crecimiento económico que el resto de los países latinoamericanos. Sobre este punto, el especialista aseguró, al preguntarle sobre el caso de México, que el crecimiento económico ayuda a disminuir las desigualdades porque al aumentar el ingreso sube la capacidad de consumo de los hogares, y los padres no deben tomar decisiones que afecten a niños o niñas, como dejar de enviarlos a la escuela o atender su salud.

Pero si queremos cambios en áreas donde no ha habido progreso, se debe apoyar a sectores de la población que no han sido beneficiados por el crecimiento económico; es ahí donde se necesitan políticas destinadas a revertir las causas que subyacen en las desigualdades de género, apuntó.

El informe recomienda que para reducir las disparidades de ingreso y de productividad de hombres y mujeres se deben tomar medidas orientadas a aliviar las limitaciones de tiempo de las mujeres mediante servicios de guarderías; mejorar el acceso de las mujeres a la propiedad de la tierra y al crédito.

La situación de las mujeres en México es por demás conocida en cuanto a la disparidad de género, estos datos muestran que aún nos falta un largo camino que recorrer en equidad, pero si alguien tiene la responsabilidad de esto es la sociedad civil, que no exige a los gobiernos una mayor igualdad, podemos echarle la culpa a un gobierno tan corrupto e ingenuo como el del PAN en los casi 2 sexenios que llevan gobernando, donde tenían la obligación de mejorar las condiciones previas al ser el gobierno de la alternancia, pero no solo no modificaron la situación de la mujer en México sino que la han empeorado, pues los gobiernos panistas han demostrado en sus 72 años de historia que sus valores ultraconservadores los motivan a mantener un dominio de lo masculino sobre lo femenino, aunque actualmente nos quieran engañar con que serán el único partido que presente una candidata a la presidencia, ¿de que serviría que incluso ganará la candidata del PAN si su partido mantiene valores machistas ?