¿Ónde anda Josefina?

Durante la campaña de la “candidata diferente”, Josefina Vázquez Mota, nos bombardearon con sus spots (justo como lo está haciendo Felipe Calderón en estos momentos) sobre la importancia de darle a México un mejor futuro, claro, al lado de ella.

Además, durante los debates, Chepina nos dijo que ella estaba dispuesta a defender al país del regreso del partido que duró 70 años en el poder, el Revolucionario Institucional; al cual, lo atacó de manera frontal durante todo el tiempo de campañas. Argumentaba que éste partido no podía regresar al poder y que ella lo impediría.

Sin embargo, y tragándose sus palabras, el día de la elección, salió a reconocer que había perdido, con el 1% de las casillas contabilizadas, es decir, miles de personas que fueron sus representantes de casillas y seguidores, que aún seguían contabilizando votos, vieron perdidas sus esperanzas en ella al momento de que salió a comentar lo mencionado.

Después de esto, todos conocemos la historia. Los partidos integrantes de la Coalición de Izquierda se batían en un duelo legal con los virtualmente ganadores. Mientras eso pasaba, Josefina se daba unas “merecidas” vacaciones a Europa. Lo que nos hace dudar es, si su mismo partido acusó al “vencedor” de la contienda y ella había argumentado que defendería con capa y espada el voto de los mexicanos, ¿no se supone que ella tendría que haber estado luchando por ellos en lugar de darse vida de magnate?

Es claro que no lo hizo y es claro que los panistas que confiaron en ella quedaron defraudados por la señora en cuestión; desafortunadamente, Chepina volvió pero no para apoyar la batalla legal, si no para decir que hay que fortalecer la vida institucional.

No obstante, la respuesta la sabemos, no se puede esperar nada bueno de quienes apoyaron las masacres que suman ya más de 90 mil muertes en el mandato de Calderón; ahora sabemos de lo que son capaces los azules: intolerancia, autoritarismo, corrupción, mentiras, hipocresías, abusos, homicidios, deshonestidad y sobretodo una doble moral.

¿Qué se ha de sentir que te engañe Josefina?, no lo sabemos, habría que preguntarles a los panistas que confiaron en ella y que despreció su voto como ahora nosotros la despreciamos.