¿Y los derechos humanos apá?

A propósito de la agresión que el Estado Mayor Presidencial realizó contra un joven que se expresaba contra Felipe Calderón y su sexenio de injusticias, creemos que es menester hablar de la labor de este gobierno en cuanto a respeto y garantía de los derechos humanos, y los avances que ha habido en ello.

El hecho de evaluar a Calderón en este rubro nos remite de inmediato a lo evidente, es decir, a la guerra contra el narcotráfico.Hay opiniones encontradas sobre si esta guerra es una necesidad, o más bien una necedad del gobierno federal para justificarse. De cualquier forma, la estrategia calderonista dejó como mínimo 70,000 muertos y además, una innumerable cantidad de violaciones a los derechos humanos.

Las cifras oficiales de organismos internacionales como “Amnistía Internacional” detallan que además de la brutal violación de derechos humanos que se da en el marco de la estrategia de seguridad, hay otra parte muy importante y muy poco atendida en los últimos años, como es la violación de derechos de mujeres, indígenas, migrantes y demás minorías no privilegiadas. Además, las miles y miles de vejaciones a que son expuestos, por ejemplo, la mujer en su derecho reproductivo, los reos en las cárceles, así como los frenos a la libertad de expresión y libertad económica, son prueba inequívoca de ello.

No sorprende que el diagnóstico sea negativo y desesperanzador en su totalidad . A pesar de que han habido intenciones claras de mejorar las cosas, como se hizo en 2008 con la reforma en la que se establecía la garantía de los derechos humanos en todas las cárceles del país, los resultados no son palpables. Qué decir en cuestión de respeto a la mujer, al indígena y al migrante…

Pero ¿cuál es el motivo del fracaso de todas estas políticas? Sin duda, la mala planeación que realizó el gobierno de Calderón al respecto es uno de los puntos fundamentales de su fracaso. Si a esto le aunamos la propia cultura del mexicano que no le permite salir de las prácticas corruptas, entendemos el porqué del vacío que existe en esta materia.

Está claro que el problema del narco es esencialmente social y no sólo jurídico, como la Presidencia lo manejó, y ya lo hemos dicho. Si en vez de implementar únicamente políticas de seguridad y militarización del país, hubiesen habido también políticas de concientización, los resultados hubieran sido muy diferentes. En este sentido, la participación de la sociedad civil es fundamental pues es de ella de donde emanan las verdaderas transformaciones. Es decir, si los derechos humanos se respetaran desde casa, sería mucho más sencillo para un gobierno asegurar su cumplimiento institucional, pues la mayoría de sus elementos seguirían sus propios principios, en lugar de seguir simples órdenes.

¿Cómo calificar entonces a Felipe Calderón en materia de derechos humanos? La respuesta es obvia y clara: muy negativamente. Hay miles de muertos resultado de una mala planeación estratégica, decenas de periodistas han sido asesinados o amenazados, y mientras tanto, el gobierno insiste en ocultar la realidad. En el marco cultural, tampoco hubo grandes avances, si pensamos en que se implementaron muy pocas (o ninguna) medidas de concientización y prevención entre la sociedad civil. Asimismo, la organización y movilización de la sociedad misma, es casi inexistente.

Anuncios

El “Ponchis” el niño sicario estará sólo 3 años en prisión

Pocos signos de degradación social son más claros que el caso del “Ponchis” el niño sicario, cuya desgracia está mucho más allá de sus padres y su familia, es un caso que ejemplifica la putrefacción humana que se ha alcanzado en esta terrible narco guerra en la que han muerto más de 50 mil personas en lo que va de este sexenio.

Considerados por inteligencia militar como los herederos del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en Morelos, un grupo de jóvenes de entre 12 y 23 años de edad rebasó los límites de la clandestinidad delictiva al publicar fotografías en internet posando con armas, droga, autos y degollando a sus adversarios.

La fascinación por divulgar sus ilícitos puso al descubierto su paradero; soldados de la 24 zona militar los sorprendieron en la última semana del mes de octubre de 2010.

Una casa, ubicada en la colonia Tejalpa del municipio de Jiutepec, de los más poblados, tenía pintas a favor del cártel del Pacífico Sur (CPS), una célula que lidera Héctor Beltrán Leyva, El H, luego de la muerte de su hermano Arturo en diciembre de 2009.

Leer más de esta entrada

¡Queremos PAZ! La Policía dice: “a ching…a su má, están detenidos”

Ahora resulta que si exigimos PAZ nos dan…..patrás, ya no basta con tener que aguantarnos el miedo y la ira por la situación que se vive en México actualmente, verle las caras de estúpidos a los políticos que tienen como responsabilidad darnos seguridad y solo se preocupan por hacerse ricos a nuestra costa, aguantar a un Presidente que raya en lo absurdo y lo ridículo, que solo es bueno para escupir sandeces y repetir una y otra vez el mismo discurso lleno de incoherencias y palabras absurdas.

Así pasan los días en nuestro país, un territorio lleno de gente buena y trabajadora, con sueños y esperanza de que algún día podamos vivir tranquilos nuevamente y dejar ese miedo en el olvido para construir de nuevo un México de Paz y Amor; enfocarnos a crecer como personas e impulsar a nuestro país en aspectos positivos para que en futuras generaciones puedan disfrutar de un México tranquilo.

Desafortunadamente nuestra realidad es muy distinta, pasa el tiempo y el gobierno no hace nada para solucionar los problemas de violencia e inseguridad, se la pasa tirando la pelotita a quien se deje para librar responsabilidades y culpas, aferrándose a que es un buen gobierno y que tiene todo bajo control… ¡Qué cruel realidad la nuestra!

Y para acabarle de fregar, resulta que empieza a haber violencia en contra del pueblo….de parte de las autoridades!!  Ya no podemos exigir lo que por derecho nos corresponde ni mucho menos expresar nuestro descontento Leer más de esta entrada

México sigue creciendo, hay 5 veces más chances que mueras asesinado… ¡Gracias Calderón!

Siempre esperamos que nuestro gobierno nos de mejores condiciones de vida, empleo, salud, vivienda, seguridad y demás cosas que por derecho merecemos, todo por lo que votamos para que un individuo asumiera la Presidencia y trabajara en pro de todos los mexicanos; una esperanza de cambio donde supuestamente todo mejoraría aunque ya se sentía la incertidumbre por el fracaso rotundo del sexenio anterior del botudo “Chente” Fox, así llego Felipito “guerrillas” Calderón al poder con la ilusión de que todo fuera menos peor.

Así con la promesa del “Presidente del empleo” empezó su ridículo sexenio, las promesas se volvieron mentiras, el trabajo cada vez más ausente hasta que la mente brillante de Felipito lo llevó a iniciar una estúpida guerra donde según él, era necesario para librar a México del crimen organizado y del narcotráfico. Los resultados no se hicieron esperar, pero obviamente al carecer de una estrategia bien planeada y sin atacar los problemas internos lo que resultó de su plan fue y es una gran cantidad de muertes y que México viva una ola de violencia sin precedentes.

Aun así el señor se aferra a desplegar su ejército y mandarlo a las zonas más peligrosas para que acaben con el mal, obvio es muy fácil mandar sin aventarse a los fregadazos, demostrando continuamente que no tiene ni idea de cómo afrontar el problema.

Por si quedan dudas, un estudio que realizó el IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad) resalta Leer más de esta entrada