Que siempre no, Isabel Miranda de Wallace no era la buena

Cuando se escogería el candidato en el PAN-DF para competir contra Miguel Ángel Mancera, y Beatriz Paredes hubo varios prospectos; sin embargo, el partido decidió imponerse y asimismo, imponer a su candidata.

Isabel Miranda de Wallace es una persona que ha sabido involucrarse en la vida política y que, aún sin serlo, comenzó a tener éxito; no obstante, el PAN erró en creer que esa “empatía” que sentía con la gente le bastaría para competirle al candidato más fuerte, al de las izquierdas.

Tanto fue el capricho porque Miranda de Wallace quedara como la candidata que ahora sufren las consecuencias. La señora sí, hizo un excelente trabajo al encontrar a los secuestradores y asesinos de su hijo pero con eso no se gana una candidatura; no tenía experiencia en la política, no tenía experiencia en la administración, mucho menos tenía lo que es necesario para mantener un debate de altura, presencia.

La elección pasó y sucedió lo que todos (no) temíamos, Isabel Miranda de Wallace terminó en penúltimo lugar de la contienda con 13% de los votos, es decir, ni siquiera alcanzó el 15% de la preferencia de los capitalinos. [1]

Pero, ¿no que los panistas estaban muy seguros de su candidata?, pues terminó siendo que no. “El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN) reconoció el “fracaso” que representó la candidatura de la activista Isabel Miranda de Wallace al Gobierno del Distrito Federal y se responsabilizó del desatino, por lo que la deslindó de cualquier culpa por su derrota y que el partido pasara de la segunda a la tercera fuerza política en la capital.”[2]

Es decir, los pobres panistas no pudieron ni en la del DF, una de las elecciones más importante, mucho menos con la Presidencial y esto es porque en ambas tuvieron a candidatas que no “dieron el ancho” para competir contra varios monstruos políticos. Por un lado estaba Josefina Vázquez Mota que nunca ha ganado un cargo de elección popular pues, como sabemos, a las diputaciones que ha aspirado fueron plurinominales y a las Secretarías en las que estuvo, accedió por sus relaciones cercanas con los entonces Presidentes panistas. Por el lado de Isabel Miranda, su única credencial es la comentada, capturar a los secuestradores de su hijo.

No cabe duda que el PAN se desmoronó poco a poco y eso no fue de gratis, son todos los errores acumulados desde el 2000. Esperemos no verlo más en la Presidencia o al menos hasta que se hayan dado cuenta para qué sirve gobernar.


[2] Texto obtenido del portal del diario “Impacto” http://impacto.mx/nacional/nota-53658/Se_responsabiliza_CEN_del_PAN_de_resultado_de_Isabel_Miranda visitado el viernes 17 de agosto de 2012.

 

Anuncios