El PAN llegó sin gobernabilidad, y se va sin credibilidad

Ya hemos dicho en este espacio que el PAN está destruido y dividido internamente debido, entre otras cosas, al fracaso de los 12 años de gobierno panista y a la lucha interna de poderes que existe hoy en día como consecuencia de la pérdida de la presidencia y de un gran número de legisladores.

En este sentido, podemos asegurar que el Partido Acción Nacional ha perdido (quizás para siempre) dos cosas fundamentales en la política, que tienen que ver con la aceptación y la legitimidad: la gobernabilidad y la credibilidad. Evidentemente, la gobernabilidad es eso que todo político requiere para gobernar de forma efectiva. Ésta requiere no sólo de la disposición oficial, ni de un proyecto viable y confiable, sino en mayor parte, de la coyuntura.

Como sabemos, aunque Vicente Fox llegó al poder con un ambiente de plena gobernabilidad, cuando se creía que al fin se había logrado tener un Estado democrático y plural, es cierto que Felipe Calderón lo hizo dentro de un ambiente totalmente contrario, con incertidumbre y rechazo generalizado, lo que propició un clima de ingobernabilidad.

Ahora bien, la credibilidad, creemos, es un aspecto más importante, pues ésta no se adquiere de la noche a la mañana, y más bien se va construyendo con acciones concretas, y la manera en que la ciudadanía las percibe y las vive en la cotidianidad, y eso sí, puede perderse rápidamente y para siempre.

En este sentido, casi todas las instituciones públicas tras los gobiernos panistas son vulgarmente conocidas como corruptas. Más todavía, por ejemplo, con la lucha contra el narcotráfico, que no ha dado resultados palpables, la credibilidad del PAN como gobierno ha quedado por los suelos.

Además, es evidente que Calderón y compañía han mentido día tras día sobre los resultados del sexenio. Sólo recordemos cada informe de gobierno, y en especial el último, donde el presidente hablaba de un país que poco tenía que ver con el México real, donde aún se sufre la inseguridad, la falta de educación y cultura, y sobre todo, la corrupción.

Como decíamos, la credibilidad se forja en acciones concretas, y cuando éstas no son claras y dejan lugar a dudas cada vez más confusas, los rumores se vuelven verdaderos. Más aún cuando quien miente es el mismo presidente tratando de ocultar la dura realidad, y de justificar su gobierno a través de falacias y engaños.

Asimismo, el hecho de tener un gobierno que se encuentra totalmente alejado de la realidad mexicana, con sus vacíos legales y la cruda situación social de su población, la desesperanza se hace más grande. Que tu propio gobierno asegure que se puede vivir con 6,000 pesos mensuales; que digan que el país es más seguro cuando pocos se atreven a salir  a las calles por la noche; que se hable de estabilidad y fortaleza económica cuando un kilo de huevo cuesta al rededor de 50 pesos, es la expresión máxima del cinismo y de la gran distancia que separa al mexicano común del político que no tiene problemas económicos, y por ende, el ejemplo más claro de porqué el gobierno panista y el PAN en sí mismo haya perdido toda credibilidad y apoyo no sólo social, sino también de sus propios militantes.

Asimismo, la crisis panista que todo lo anterior provocó al interior del partido, cumple con el círculo vicioso de la falsedad y la pérdida de credibilidad. ¿Quién va a confiar en un partido que se desmorona y que pretende mantener en pie al país, cuando no puede sostenerse ni a sí mismo? ¿Quién volverá a creer en un PAN que en tan sólo 12 años destruyó su propia legitimidad y su estructura interna, y con ella dejó a México casi en la ruina?

Sin embargo, lo hecho hecho está. Quizás la lección para nuestro país será no volver a confiar en el blanquiazul por un buen tiempo, hasta que las acciones concretas que mencionábamos, hablen por sí mismas.

Anuncios

¿Ónde anda Josefina?

Durante la campaña de la “candidata diferente”, Josefina Vázquez Mota, nos bombardearon con sus spots (justo como lo está haciendo Felipe Calderón en estos momentos) sobre la importancia de darle a México un mejor futuro, claro, al lado de ella.

Además, durante los debates, Chepina nos dijo que ella estaba dispuesta a defender al país del regreso del partido que duró 70 años en el poder, el Revolucionario Institucional; al cual, lo atacó de manera frontal durante todo el tiempo de campañas. Argumentaba que éste partido no podía regresar al poder y que ella lo impediría.

Sin embargo, y tragándose sus palabras, el día de la elección, salió a reconocer que había perdido, con el 1% de las casillas contabilizadas, es decir, miles de personas que fueron sus representantes de casillas y seguidores, que aún seguían contabilizando votos, vieron perdidas sus esperanzas en ella al momento de que salió a comentar lo mencionado.

Después de esto, todos conocemos la historia. Los partidos integrantes de la Coalición de Izquierda se batían en un duelo legal con los virtualmente ganadores. Mientras eso pasaba, Josefina se daba unas “merecidas” vacaciones a Europa. Lo que nos hace dudar es, si su mismo partido acusó al “vencedor” de la contienda y ella había argumentado que defendería con capa y espada el voto de los mexicanos, ¿no se supone que ella tendría que haber estado luchando por ellos en lugar de darse vida de magnate?

Es claro que no lo hizo y es claro que los panistas que confiaron en ella quedaron defraudados por la señora en cuestión; desafortunadamente, Chepina volvió pero no para apoyar la batalla legal, si no para decir que hay que fortalecer la vida institucional.

No obstante, la respuesta la sabemos, no se puede esperar nada bueno de quienes apoyaron las masacres que suman ya más de 90 mil muertes en el mandato de Calderón; ahora sabemos de lo que son capaces los azules: intolerancia, autoritarismo, corrupción, mentiras, hipocresías, abusos, homicidios, deshonestidad y sobretodo una doble moral.

¿Qué se ha de sentir que te engañe Josefina?, no lo sabemos, habría que preguntarles a los panistas que confiaron en ella y que despreció su voto como ahora nosotros la despreciamos.

Felipe Calderón: Gobernar con las manos mugrosas…

Últimamente se ha jactado mucho Felipe Calderón de los logros de su gobierno, de que antes de la llegada del PAN al poder, las cosas eran insoportables, y que prácticamente los beneficios de los que gozamos hoy en día, fueron traídos por el blanquiazul, y la inmensa caridad de sus militantes.

Claramente no es así, y menos lo es cuando recordamos que el sexenio calderonista no ha sido justamente limpio y pulcro, ni mucho menos benéfico, sino todo lo contrario.

Como recordarán, hace 6 años el lema de campaña de Calderón, y una de sus promesas más evidentes, era “gobernar con las manos limpias”. A poco menos de 4 meses de concluir su mandato, la realidad está mas lejana a lo anterior de lo que podría haberse esperado, y todo, entre otras muchas cosas, por la interminable corrupción que caracterizó su sexenio.

Podríamos mencionar innumerables ejemplos de corrupción, pero los más evidentes (y dolorosos) son los que han creado un escándalo público mayor: la Estela de Luz, que sabemos que tuvo un costo excesivamente mayor al de su valor real, y que se entregó casi dos años después de lo prometido; el fraude al Melate, cometido por mismos funcionarios de la institución y jamás castigados hasta la fecha; las diversas acusaciones contra altos mandos del ejército por parte del gobierno de E.U.A., acusándolos de tener nexos con el narcotráfico; y la misteriosa muerte de 2 secretarios de gobernación en un sexenio y de la misma forma.

¿Es esto tener las manos limpias? ¿Acaso el gobierno federal toma estos “incidentes” como algo normal en todo gobierno “democrático”? Evidentemente, no, pero así lo hacen ver a la población civil que desafortunadamente suele no tener memoria en asuntos tan delicados. Pero la corrupción, si existía antes del panismo, existe aún y con mayor indiferencia que nunca. Parece ser que el gobierno panista se ha “lavado las manos” (¿Será esa la explicación de las “manos limpias”?) al respecto, y sabe muy bien cómo evadir los temas que le incomodan, evidentemente ayudado por medios de comunicación.

Tan grave es la corrupción y la desinformación al respecto en México, que el año pasado, E.U.A aseguró que nuestro país no sólo no atiende este problema de forma radical, sino que incluso lo permite y de hecho alienta a que suceda, pues le conviene.

Así, podemos decir que la corrupción, a pesar de ser quizás un problema cultural del mexicano, se alimenta de los malos gobiernos. Felipe Calderón y los suyos, nos queda claro, no combaten la corrupción pues ésta es quizás la única cosa que los mantiene donde están, aprovechándose de su poder para beneficiarse a sí mismos a costa del pueblo.

¿Aún creen en las manos limpias de Calderón?

 

 

La contradicción: el talón de aquiles panista

Los últimos días han sido para el PAN un sube y baja de declaraciones. Que si van a impugnar, que si la elección fue comprada, que si se alían o no con el PRD. Es lógico que un partido que ha perdido el poder de manera tan vergonzosa como lo hizo el blanquiazul se encuentre en plena debacle y por ende, en confusión total respecto a su futuro. La división interna que los acosa y la debilidad en la que se encuentran hará muy difícil que se adopte una postura concreta.

Por ello, Carlos Pérez Cuevas, coordinador de los diputados federales panistas, convocó a su partido a reflexionar primero que nada en torno a la derrota sufrida el pasado 1 de julio, antes de que siquiera se plantee la necesidad de relacionarse con el nuevo gobierno.

“De pronto pareciera que hemos reconocido que no nos ha ido nada bien, pero de pronto parece que estamos en un impasse, en una etapa en la que pareciera que no pasó nada y la realidad es que este es un tema que tiene que llevar a la reflexión”, dijo evidenciando la confusión panista.

En este sentido, existen grandes dudas y diversos enfoques sobre si acudir el 1 de diciembre a la toma de protesta del nuevo presidente de México. Por un lado, está la posibilidad de acudir por mera responsabilidad legislativa y para reafirmar el “compromiso” con las instituciones mexicanas. Por el otro cabe la posibilidad de determinar que el nuevo gobierno se basa en irregularidades y decidir no acudir como protesta ante un proceso injusto.

Sea cual sea la decisión final, es innegable que a partir del 1 de Diciembre, habrá una división más profunda y más influyente de lo que se espera, y los resultados de ella serán inevitablemente el debilitamiento cada vez más agudo del partido.

¿Cómo será para el PAN ser un partido de oposición sin un gran respaldo popular, ni cohesión interna, ni siquiera con la certeza de saber si los métodos electorales fueron los válidos?

Por el momento, Gustavo Madero, presidente nacional panista, aseguró que de ninguna manera serán el freno que impida progresar al país, como según él, le sucedió al PAN durante su mandato. ¿Acaso no habrá sucedido eso por tener en el poder a un partido ultra conservador y derechista que más bien impedía un sano desarrollo mexicano?

Mientras tanto, las contradicciones internas permanecen y se agudizan. Tanto así que un día declaran una cosa, y al siguiente otra radicalmente distinta. Todavía no deciden si la elección fue limpia o si hubo irregularidades. Esa misma búsqueda de unión y cohesión, los divide más… ¿Será la gota que derrame el vaso para el declive blanqui azul?

El arte de pedir limosna, por Josefina Vázquez Mota

Los escándalos político-electorales no paran ni lo harán hasta pásado el 1 de julio cuando elijamos al próximo presidente de México. Parece que el Partido Acción Nacional ha sido el más afectado no sólo por la guerra de declaraciones  que es natural en estos tiempos, sino por las mismas contradicciones e incongruencias internas, que abarcan desde pequeños incidentes hasta traiciones de los altos mandos panistas.

Ayer hablábamos de Vicente Fox y sus palabras que terminaron de sepultar la campaña de Josefina Vázquez Mota y las esperanzas de los panistas de recuperar el poder, y hoy hablaremos de un tropezón más que en realidad sólo nos confirma la calidad ética y moral del PAN y sus allegados.

Hace unos días, el director de COPARMEX Puebla, Carlos Anaya declaró que Josefina Vázquez Mota “pasó la charola” entre los empresarios poblanos durante un evento realizado el domingo pasado en aquella localidad.

Según el propio Anaya, los empresarios tenían que aportar “voluntariamente” desde 3 mil hasta 50 mil pesos tan sólo para escuchar las propuestas de la candidata, hecho que evidentemente llama la atención. ¿Porqué Josefina cobraría tal cantidad a quienes se supone, representan su apoyo más grande?

En palabras de Carlos Anaya, “(…) me explicaron que a diferencia de otros eventos en que sólo era escuchar, habría que dar un apoyo económico porque estaban recaudando fondos”. ¿Para qué necesita la candidata del partido en el gobierno de financiamiento de este tipo?

Aunque Anaya no aceptó participar en el robo institucionalizado, afirma que incitó a los demás empresarios a pagar la suma requerida e inclusive un poco más para desquitar el gran esfuerzo de la candidata por estar ahi con ellos. El evento se realizó de manera privada en el salón de fiestas “Sundaram”, ubicado en San Andrés Cholula, Puebla.

Los trapos sucios de Roberto Gil

Si creían que el PAN ya lo había dado todo de sí, y que ya no veríamos más escándalos, y mucho menos a estas alturas de la contienda electoral, estaban muy equivocados. Un partido tan sucio siempre da de qué hablar, y la época electoral no es la excepción.

Resulta que diversas personas dedicadas a la construcción, presentaron una denuncia en Chiapas, en contra de los presidentes municipales de Suchiate, Copainalá y Villa Hidalgo, por haber realizado un fraude al no pagar contratos por más de 20 millones de pesos, y además, entregar ese dinero a un familiar cercano del coordinador de campaña de Josefina Vázquez Mota, Roberto Gil Zuarth.

Leer más de esta entrada

Elba Esther Gordillo y Josefina Vázquez Mota: Del amor al odio

Los viejos tiempos…

El día de hoy se difundió la noticia de que Elba Esther Gordillo y el SNTE están por iniciar una guerra de spots contra la candidata del PAN a la presidencia, Josefina Vázquez Mota. No es nada nuevo que la maestra tome acciones en contra de uno u otro candidato que vaya en contra de sus intereses o que simplemente le moleste.

Recordemos que hace 6 años, fue Roberto Madrazo el objeto de las descalificaciones de Gordillo mediante la campaña “¿Tú le crees a Madrazo? Yo tampoco”, que tuvo un impacto importante en la reputación del priísta. En esta ocasión le toca a Chepina y el slogan que será usado en su contra será, muy oportunamente por cierto, “Josefina: La mentira se te nota”.

La corrupción de Josefina y sus amig@s

La semana pasada nos enteramos que una persona muy cercana a Josefina Vázquez Mota fue detenida por agentes de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delitos Federales (SIEDF) de la PGR.

El “personajazo” en cuestión es Erick Manuel Suárez Márquez, director  en Veracruz de la  Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y uno de los apoyos más fuertes de “Chepina”. El aludido ya ha declarado y fue detenido por los delitos de por presunción de contrabando y evasión fiscal.

Aquí la cuestión es, si esto sucede en campaña, qué sucedería si la candidata (supuestamente “diferente”) llegara a la presidencia. No es ningún secreto que Erick Suárez y Josefina tenían una estrecha relación, de hecho, hace pocos días el ya mencionado, le otorgó la medalla conmemorativa a los cien años de la Canaco en un evento organizado por la Cámara.

¿Así quiere decirnos que combatirá la corrupción?, ¿con esos amigos quiere gobernar el país?

Aunado a ello, es imposible no recordar que Josefina (además de sus amigos) llevó a cabo desvío de recursos cuando estuvo como Secretaria de Desarrollo Social, esto con el fin de beneficiar a la campaña del entonces candidato a la presidencia, Felipe Calderón.

Tampoco podemos dejar de remitir nuestro pensamiento a que en el equipo de campaña se encuentra uno de los más conocidos defraudadores, Juan Francisco Molinar Horcasitas, quién registra, en tan sólo 10 años, un negro historial de fraudes e ineficiencia. Según la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su revisión de la Cuenta Pública 2010, hubo un uso indebido de recursos públicos por tres mil millones de pesos, cuando él firmó un contrato multianual como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Desafortunadamente, la candidata quiere seguir mintiendo, sin embargo, la gente ya no le cree. Cómo olvidar cuando nos dijo que iba “a fortalecer el lavado de dinero”, que quizá fue un error, no obstante, con los antecedentes que tiene la señora, ya pensamos que esa es su verdadera propuesta.

Esperemos ver a quién más detienen por fraude, contrabando o evasión fiscal, y sin duda, ahí estará la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota.

A 11 años de la huida del Chapo.

México, históricamente ha sido tierra de festejos y conmemoraciones. Desde la época prehispánica se celebraba el día de muertos, las fiestas de los dioses, la llegada de los equinoccios, después, con la llegada de los españoles se instauraron fiestas de los Santos, la celebración de la virgen de Guadalupe  (que hasta la fecha se celebra el aniversario de su aparición), el aniversario del inicio de la guerra de Independencia de México y el aniversario de la Revolución Mexicana, pura celebración tenemos, y para agregar una celebración más, nada mejor que el 11° aniversario de la Fuga de la cárcel de quien según medios  estadunidenses, es uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo, además, el narcotraficante más buscado. El “Chapo” Guzmán.

Un día para recordar, ya que el delincuente más poderoso (según la revista Forbes) logró escaparse de la Prisión de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, de una manera digna de una película de Al Capone, metido en un carrito de ropa sucia.

Es importante recordar esta fecha, ya que la fuga del “Chapo” ocurrió durante el gobierno de alternancia, Leer más de esta entrada

¡Y la Estela brilla con corrupción propia!


Como era de esperarse, ayer se presentó el estudio que el Colegio de Ingenieros Civiles realizó a La Estela de Luz para determinar y señalar las anomalías que se hallan en  “el monumento a la corrupción” Y vaya que si salieron anomalías y se denotó lo que ya todos sabíamos. Que el principal material para su construcción fue la corrupción que el Gobierno Federal permitió.

El Colegio de Ingenieros entregó a la Comisión de la Función Pública de la Cámara de Diputados el peritaje de la Estela de Luz, esa misma que sin vergüenza alguna, fue inaugurada el sábado pasado por Felipe Calderón. Claro, era el único que no tiene escrúpulos como para realizar un acto que lejos de ser conmemorativo, es un acto que demuestra el cinismo y la arrogancia de un gobierno  prepotente y que viola la autoridad que se supone debe proteger y hacer valer. Leer más de esta entrada