¿Y los derechos humanos apá?

A propósito de la agresión que el Estado Mayor Presidencial realizó contra un joven que se expresaba contra Felipe Calderón y su sexenio de injusticias, creemos que es menester hablar de la labor de este gobierno en cuanto a respeto y garantía de los derechos humanos, y los avances que ha habido en ello.

El hecho de evaluar a Calderón en este rubro nos remite de inmediato a lo evidente, es decir, a la guerra contra el narcotráfico.Hay opiniones encontradas sobre si esta guerra es una necesidad, o más bien una necedad del gobierno federal para justificarse. De cualquier forma, la estrategia calderonista dejó como mínimo 70,000 muertos y además, una innumerable cantidad de violaciones a los derechos humanos.

Las cifras oficiales de organismos internacionales como “Amnistía Internacional” detallan que además de la brutal violación de derechos humanos que se da en el marco de la estrategia de seguridad, hay otra parte muy importante y muy poco atendida en los últimos años, como es la violación de derechos de mujeres, indígenas, migrantes y demás minorías no privilegiadas. Además, las miles y miles de vejaciones a que son expuestos, por ejemplo, la mujer en su derecho reproductivo, los reos en las cárceles, así como los frenos a la libertad de expresión y libertad económica, son prueba inequívoca de ello.

No sorprende que el diagnóstico sea negativo y desesperanzador en su totalidad . A pesar de que han habido intenciones claras de mejorar las cosas, como se hizo en 2008 con la reforma en la que se establecía la garantía de los derechos humanos en todas las cárceles del país, los resultados no son palpables. Qué decir en cuestión de respeto a la mujer, al indígena y al migrante…

Pero ¿cuál es el motivo del fracaso de todas estas políticas? Sin duda, la mala planeación que realizó el gobierno de Calderón al respecto es uno de los puntos fundamentales de su fracaso. Si a esto le aunamos la propia cultura del mexicano que no le permite salir de las prácticas corruptas, entendemos el porqué del vacío que existe en esta materia.

Está claro que el problema del narco es esencialmente social y no sólo jurídico, como la Presidencia lo manejó, y ya lo hemos dicho. Si en vez de implementar únicamente políticas de seguridad y militarización del país, hubiesen habido también políticas de concientización, los resultados hubieran sido muy diferentes. En este sentido, la participación de la sociedad civil es fundamental pues es de ella de donde emanan las verdaderas transformaciones. Es decir, si los derechos humanos se respetaran desde casa, sería mucho más sencillo para un gobierno asegurar su cumplimiento institucional, pues la mayoría de sus elementos seguirían sus propios principios, en lugar de seguir simples órdenes.

¿Cómo calificar entonces a Felipe Calderón en materia de derechos humanos? La respuesta es obvia y clara: muy negativamente. Hay miles de muertos resultado de una mala planeación estratégica, decenas de periodistas han sido asesinados o amenazados, y mientras tanto, el gobierno insiste en ocultar la realidad. En el marco cultural, tampoco hubo grandes avances, si pensamos en que se implementaron muy pocas (o ninguna) medidas de concientización y prevención entre la sociedad civil. Asimismo, la organización y movilización de la sociedad misma, es casi inexistente.

Anuncios

¡Que siempre no, ustedes no son los malos, son los otros!

Ahora Felipe Calderón nos salió con “que su mamá le dijo que siempre no son los narcos el principal enemigos de los mexicanos, los verdaderos son los rateros” ¡Quién lo diría!

El día de ayer, FECAL, durante su gira por Baja California Sur, recalcó que los grandes traficantes de drogas y por consiguiente, los crímenes que derivan del mismo, no son el gran problema de México, que el problema de la sociedad es el ladrón común y corriente, ese que le quita el monedero a las señoras, el que le roba la bicicleta los jóvenes, ese que le saca la cartera del pantalón a los señores en el metro. Algo que todos ya sabíamos, menos él.

Que a estas alturas el Presidente venga a decirnos eso, es un acto de poca vergüenza y una burla para los más de 50 mil muertos y sus familias. Esta declaración la podemos leer como que sus muertes no Leer más de esta entrada

La Estela de la Corrupción en México.

El sábado 7 de enero de 2012, es un día donde se celebró la inauguración de un monumento que exhibe lo peor que existe en México: La corrupción, el abuso de poder, la soberbia de los dirigentes de este país, la falta de compromiso con México y sus habitantes. Se inauguró la Estela de Luz o lo mismo que: El monumento a la corrupción.

La Estela de Luz, es el símbolo inequívoco de la corrupción, desde el inicio del proyecto los actos de tráfico de influencias formaron parte del proyecto. El hecho de que la constructora Gutsa ganara la licitación para construirla, ya era síntoma de que algo muy malo estaba detrás, esto porque esa empresa estaba vetada para trabajar en acciones del Gobierno Federal e inexplicablemente fue la misma que ganó, ¿Qué raro, no? Seguramente tuvo algo que ver nuestro Secretario de Educación, Alonso Lujambio, quien estaba a cargo de dicho monumento.

Bueno, algo más que demuestra el nivel de corrupción de nuestro gobierno es; que según el presupuesto inicial de la obra era de 400 millones de pesos (dinero tirado a la basura) en total, pero inesperadamente el costo fue aumentando hasta llegar a los mil 035 millones de pesos, 635 millones más de lo presupuestado.

Leer más de esta entrada

Lo que nos dejó 2011.

El 2011 sin duda será un año que marque historia en México y que le recuerde a Calderón que este ha sido el año más violento, con mayor índice de violaciones en materia de derechos humanos de su sexenio (a reserva de lo que ocurra en 2012).

Durante este 2011, Felipe Calderón no realizó ningún compromiso expreso con respecto a la materia. Me atrevo a decir que es normal esta tendencia dentro de su administración, pues si hacemos memoria, todos los funcionarios de su actual gabinete carecen de conocimientos y experiencia en el tema de derechos humanos y trabajo con organizaciones civiles. Es por eso que la falta de apertura hacia las organizaciones da como resultados la escasez de dialogo y cooperación entre sociedad y gobierno.

El gobierno calderonista no ha promovido dicha cooperación, pues existen registros de constantes desapariciones, torturas y muertes de activistas y civiles que, sólo buscaban ser escuchados. En consecuencia, las acciones gubernamentales han ocasionado que la sociedad no confíe en las instituciones, generando, en resumidas cuentas, una alta dosis de ingobernabilidad.

Leer más de esta entrada

Cacería de Activistas en México.

México se ha convertido en un país “sumamente peligroso” para los activistas, en alerta tras los recientes ataques a defensores de Derechos Humanos, familiares de víctimas y miembros de organizaciones como el llamado Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, liderado por el poeta Javier Sicilia.

Según el escritor, en México se ha desatado “una cacería profunda de defensores de derechos humanos”.

En el último mes se han sucedido los ataques contra activistas: a Nepomuceno Moreno, quien buscaba a su hijo desaparecido, le quitaron la vida en Sonora a unas cuadras de las oficinas del gobierno; al líder comunitario Trinidad de la Cruz Crisóstomo le torturaron y mataron cuando se dirigía a un poblado comunitario en Michoacán en una de las caravanas del clic Movimiento por la Paz.

Leer más de esta entrada

Amnistía Internacional dice Ya Basta, exige investigación de asesinatos en Guerrero.

Más allá de cualquier signo partidista lo que ocurrió ayer en guerrero es por demás preocupante bajo distintos aspectos, pues se trata de un acto represivo que puede servir de referente previo rumbo a la elección del 2012.

La amenaza del gobierno federal de criminalizar el proceso electoral es muy grave, sea real o no lo que afirma, aun cuando sabemos que se trata de una artimaña electorera y que busca polarizar a la sociedad mexicana bajo el discurso del bueno—que supuestamente es el PAN—y el malo todos los demás partidos.

Pero en el incidente de ayer en Guerrero—donde hay un gobierno perredista por cierto—el gobierno Federal respaldó las acciones represivas por parte de la policía del estado, con la justificación de que se trataba de atender al mantenimiento del orden por encima de la vida de  las personas y sin respetar el derecho a manifestarse libremente.

 

Leer más de esta entrada

Los 7 puntos de Calderón para respetar los Derechos Humanos.

En las últimas semanas Felipe Caderón ha enfrentado denuncias de diferentes actores y organizaciones civiles acerca de las violaciones sistemáticas a los derechos humanos fundamentales cometidas contra la población en general y contra activistas en nuestro país.

23 mil personas demandaron al gobierno de Calderón ante la Corte Penal Internacional, la organización Human Rigth Watch presentó un estudio detallado sobre estas violaciones e incluso la ONU ha recomendado al gobierno de México que extreme medidas para garantizar la protección a los activistas que han sido afectados en diferentes maneras en nuestro país.

Ante esta presión internacional el presidente Calderón anunció siete puntos para que se respeten los derechos humanos en su “nueva” etapa de lucha contra la delincuencia. Incluye, entre otros aspectos, una instrucción a la Secretaría a la Defensa Nacional (SEDENA) para declinar competencia militar en casos de soldados que violen derechos humanos a favor de jueces civiles, así como un llamado a las autoridades electorales a proteger a candidatos y activistas en las elecciones de 2012.

 

Leer más de esta entrada

Acudir a Corte Penal Internacional es un derecho: CDHDF.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) señaló que acudir a la Corte Penal Internacional significa ejercer el derecho a defender las garantías fundamentales que tienen todas las personas e instituciones.

Dicha acción se toma con base en la Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales, sostuvo el organismo.

Destacó que de acuerdo con el Artículo 1 de la Constitución Política, el Estado mexicano tiene la obligación de promover, proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas sin distinción, así como también las garantías para su protección.

Frente a la petición de miembros de la sociedad civil para que la CPI investigue presuntos crímenes en México, indicó que es fundamental el derecho a la protección judicial para tener acceso a un recurso efectivo e idóneo de procuración e impartición de justicia.

Leer más de esta entrada

La estrategia Ni Ni del PAN, Ni seguridad Ni derechos.

Luego de la lluvia de críticas a nivel a internacional que ocasionó la presentación del estudio “Ni seguridad Ni derechos” de la organización internacional Human Rights Watch, en que se afirma que la estrategia selectiva de combate al narcotráfico encierra tras de sí una serie muy grave de violaciones a los derechos humanos, tortura, desaparecidos, desplazados, ejecuciones extrajudiciales, la militarización del país y casi 60 mil muertes, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, manifestó su respaldo total a la lucha de Felipe Calderón en contra del crimen organizado.

En  lugar de adoptar las medidas necesarias para reformar y fortalecer las deficientes instituciones de seguridad pública de México, Calderón decidió emplearlas para llevar adelante una guerra contra organizaciones delictivas, que ostentan cada vez mayor poder en el país.

Pero el calderonismo optó por la la vía de la violencia en una estrategia sangrienta y selectiva para reafirmar sus posiciones político-electorales en el país.

Leer más de esta entrada

Tortura, desaparecidos, desplazados y ejecuciones extrajudiciales saldos de guerra de Calderón: HRW.

Human Rights Watch (organización internacional de defensa de las garantías individuales) tras dos años de investigaciones de campo realizada en el marco de la guerra contra el narcotráfico,concluyó que en México “existe una política de seguridad pública que fracasa seriamente en dos aspectos: no sólo no ha logrado reducir la violencia, sino que, además, ha generado un incremento drástico de las violaciones graves de derechos humanos”.

El informe “Ni seguridad ni derechos, ejecuciones, desapariciones y tortura en la guerra contra el narcotráfico de México”, presentado esta mañana al presidente Felipe Calderón, establece que “en vez de fortalecer la seguridad pública, la ‘guerra’ desplegada por Calderón ha conseguido exacerbar un clima de violencia, caos y temor en muchas partes del país”.

Y es que, destaca el estudio, tras un descenso sostenido que se mantuvo durante casi dos décadas, entre 2007 y 2010 la tasa de homicidios en México aumentó más de 260%; además, las 2 mil 826 muertes relacionadas con la delincuencia organizada que se registraron en 2007, pasaron a 15 mil 273 pasados tres años y, en lo que va de 2011, ya suman más de 11 mil los asesinatos vinculados con el narcotráfico.

Leer más de esta entrada