Vázquez Mota y Lujambio, inmortalizados en retratos y por su incompetencia

El pasado lunes, durante una ceremonia encabezada por el presidente del empleo, Felipe Calderón, se develaron un par de retratos en honor a Josefina Vázquez Mota y a Alonso Lujambio (QEPD) en la Secretaría de Educación Pública.

Con bombo y platillo, como sólo él  sabe, Calderón mostró los retratos en el Salón Nishizawa de la SEP. Asimismo, “los nombró “sucesores de José Vasconcelos” y elogió su trabajo a favor de la calidad educativa.”[1]

Un retrato no es absurdo como tal, la cuestión aquí es que cuando se lleva a cabo una acción como ésta es porque pretendes enaltecer a una persona por sus grandes logros, que ha logrado desempeñarse con talento, éxito y humanismo, que ha dejado un legado de contribución al país significativo a determinada causa; sin embargo, ¿qué aportaron Vázquez Mota y Lujambio?

Cuando Calderón Hinojosa accedió al poder, asignó a Josefina y posteriormente, en 2011, a Alonso Lujambio, para “corregir un sistema de educación pública en ruinas, donde los maestros compran y venden su empleo y la mitad de los niños abandona los estudios después de la secundaria.”[2] No lo consiguieron, por el contrario, ella puso la primera palada de tierra para comenzar a cavar la tumba del sistema educativo y Lujambio terminó colocando el epitafio.

A pesar de los gastos excesivos que se hicieron durante la gestión de Vázquez Mota, el nivel educativo de “México ocupó el lugar 48 (420 puntos en promedio) de aproximadamente 65 naciones, 33 de la OCDE, en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias, con una escala que va de los 262 a los 698 puntos.”[3] Es decir, durante la administración de la ex candidata en lugar de mejorar, empeoró la calidad de la educación.

Cabe hacer un énfasis en los constantes despilfarros que se dieron, como lo fue el programa Enciclomedia que, a pesar de haber cancelado el contrato por la poca eficiencia del sistema, se continuaba pagando los contratos a los empresarios.

Además, en éste sexenio recobró su fuerza “la Maestra”, Elba  Esther Gordillo ya que, a pesar de los esfuerzos por señalar que las plazas ya no tenían un costo, esto sigue sucediendo, pues ambas mujeres tenían una relación entrañable y amistosa, pero cuando comenzó la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota, tuvo que ocultarla, ocasionando graves costos, ¿se acuerdan del “Adiós, Chepina, te vamos a extrañar?.

Con Alonso Lujambio la situación en México no fue mejor. El tema de la educación en México quedó de lado y parece ser que lo más comentado durante su gestión fueron las múltiples irregularidades con la famosa Estela de Luz; su administración pasó inadvertida para los mexicanos.

En vida, “el funcionario federal dijo que en los últimos 10 años en México se han creado mil 684 nuevas preparatorias y 173 universidades, sin embargo, para llegar a la cobertura total falta mucho trabajo”; [4] no obstante, no se trata solamente de construir más aulas, más edificios, más escuelas, sino de modificar la estructura educacional, los métodos de enseñanza y que quienes llevan a cabo el oficio de profesor, sean y estén capacitados para realizar el trabajo que todos pagamos para que realicen.

El colocar un par de retratos en la SEP de dos Secretarios porque tuvieron un “excelente desempeño” en su materia, nos da una muestra de lo que ha sido el sexenio de Felipe Calderón: una farsa.

Aún queda mucho camino por recorrer en el ámbito educativo, se deben hacer reformas sustanciales y de raíz, situación que el gobierno en turno dejo a un lado para intentar legitimarse, enfocando sus fuerzas en una lucha equivocada porque la guerra no es contra el narcotráfico o el crimen organizado sino con todos nosotros; nuestras mejor arma no es la bélica, es la educación.


[2] Texto obtenido del portal del Economista http://eleconomista.com.mx/sociedad/2012/06/10/fracaso-educativo-problema-pan visitado el 18 de Octubre de 2012.

 

[3] Texto obtenido del portal de Universia http://noticias.universia.net.mx/en-portada/noticia/2010/12/07/758431/mexico-ultimo-lugar-educacion-ocde.html visitado el 18 de Octubre de 2012.

[4] Texto obtenido del portal de Milenio http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/434f5cc48739b1e6f2b64e6cf2425834 visitado el 18 de Octubre de 2012.

El sexto informe de la mentira y la indiferencia

A propósito del sexto y último informe de Felipe Calderón como presidente de México, vale la pena recordar su cinismo y la eterna mentira que fue su gobierno. Desde un principio, Calderón jamás aceptó responsabilidad ni fallo alguno en su gobierno, manteniendo así una mentira que duraría 6 años: todo un sexenio donde el cinismo y el descaro fueron protagonistas, y los logros nunca existieron.

El tema más evidente es el de la seguridad, pues representa el el “logro” más exitoso de Calderón, o al menos él así lo considera. Es evidente que al contrario de lo que dice el presidente, la estrategia de militarización es un rotundo fracaso pues justamente hizo un caos de la problemática del narco, y se le salió de las manos. 95,000 muertos, 300,000 desplazados y un país en plena guerra es la muestra de ello, a pesar de que Felipe no lo quiera aceptar. De hecho, fue durante su sexenio cuando México pasó de ser el lugar del tequila, al país de la brutalidad y de la violencia.

No es sólo eso. Calderón destina 3 veces más recursos a esta guerra relativamente inútil que a la educación de los mexicanos, y los resultados no se ven por ningún lado. La educación, evidentemente, está perdida en el limbo, esperando atención y planeación, sin embargo, eso jamás llegó. Como vemos, Calderón parece preocuparse más por mostrar los “resultados” al extranjero, que por atender las necesidades más básicas del pueblo de México.

Como prueba de lo anterior, está claro que Calderón benefició a la iniciativa privada anteponiendo sus intereses a los de la sociedad en su conjunto, provocando la aplicación de una educación excluyente y limitada. También, en materia de ciencia y tecnología, el presidente no quiso invertir ni siquiera el mínimo establecido por la ley, dejando al sector en el abandono total, y a México rezagado frente al mundo.

Del arte y la cultura, ni hablar, pues parece que esos ámbitos son inútiles para un gobierno que quiere resultados…

En otras cuestiones no estamos mejor. En el caso de las telecomunicaciones, por ejemplo, bastaron éstos 6 años para despojar a las mexicanos de su propiedad, privatizarlos y ofrecerlos al mejor postor. Los beneficios, como siempre, son únicamente para los grandes empresarios y no para la mayoría. Recordemos simplemente el caso del “apoyo” que hizo Calderón a Televisa, al otorgarle concesiones en el uso de la banda ancha.

Los medios de comunicación, salvo Televisa, nunca tuvieron libertad ni autonomía. La libertad de expresión, como sabemos tras el caso del despido de Carmen Aristegui de MVS, nunca existió, a pesar de ser el orgullo de Calderón, pero hay 72 periodistas asesinados que no pueden engañar a nadie.

Tampoco engañan a nadie los 12 millones de mexicanos que viven en la pobreza extrema, ni los millones que no tienen empleo, a pesar de que este fue “el gobierno del empleo”. Y no se diga sobre las condiciones laborales de quien casi milagrosamente obtuvo un empleo, pero que no gana lo suficiente, ni posee una seguridad social efectiva, ni condiciones justas para su retiro.

En fin, todo parece estar tambaleándose, pero Calderón es tan cínico que si él dice que todo va bien, ni modo, todo va bien. Hoy, tras su sexto informe de gobierno, no debemos olvidar que la realidad es otra, y que el único legado de Felipe, es la mentira, el cinismo y la indiferencia.

 

La huella de Felipe Calderón

El día de ayer hubo una reunión entre el Jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón y el virtual ganador de la elección del primero de Julio (habrá que esperar la resolución del TRIFE) en Los Pinos.

Se habló de varios temas, políticos, sociales, económicos y de seguridad, todos ellos con la firme intención de mencionar que hay que mejorar; sin embargo, parece ser que Calderón hizo tal reunión con el fin de mencionar que en realidad deja a México sumido en la crisis.

La violencia que ha generado su gobierno es un lastre que se viene arrastrando desde el inicio de su mandato, y no es para menos; su mandato se ha empecinado en “atrapar” a los relacionados con el crimen organizado y ha dejado de lado los problemas de raíz, la educación y el empleo.

Aquí viene otro punto importante por el cual, México no ha progresado ni la mitad de lo que prometió Calderón. La educación es la piedra angular de cualquier país, si no existe calidad en ella, difícilmente se podrá avanzar ya que, al tener mexicanos con deficiencias estudiantiles, es muy probable que cuando crezcan  las sigan presentando. Felipe Calderón no encontró la fórmula para hacer crecer este rubro pues, ni con la “excelente” Secretaria de Educación, Josefina Vázquez Mota, ni con la ayuda de su “amiguísima” Elba Esther Gordillo, pudieron sacar adelante al país en materia educativa.[1]

Ni que decir del desempleo, un tema demasiado importante y que el gobierno federal jamás pudo encontrar la fórmula para combatirlo, siendo responsable de despidos masivos como los de Luz y Fuerza del Centro y Mexicana. Está de más que lo digamos, pero haremos énfasis de nuevo, y Felipe se autodenominaba el “presidente del empleo”.

Otra situación que además de no poder combatir, empeoró: la pobreza. Poco más de 52 millones de mexicanos viven con este mal, sin contar a los que viven en pobreza extrema, que son alrededor de 12 millones.

En fin, el presidente entrega un país derrumbado, con graves crisis y con deficiencias en muchos puntos demasiado importantes, esperemos que con el tiempo se corrijan. Por lo menos el PAN está fuera de la contienda, eso significa un cambio.


[1] Ver la nota México, rezagado en educación, salud, alimentación y justicia: Unicef  http://sipse.com/noticias/161020-mexico-rezagado-educacion-salud-alimentacion-justicia-unicef.html

 

 

Elba Esther Gordillo y Josefina Vázquez Mota: Del amor al odio

Los viejos tiempos…

El día de hoy se difundió la noticia de que Elba Esther Gordillo y el SNTE están por iniciar una guerra de spots contra la candidata del PAN a la presidencia, Josefina Vázquez Mota. No es nada nuevo que la maestra tome acciones en contra de uno u otro candidato que vaya en contra de sus intereses o que simplemente le moleste.

Recordemos que hace 6 años, fue Roberto Madrazo el objeto de las descalificaciones de Gordillo mediante la campaña “¿Tú le crees a Madrazo? Yo tampoco”, que tuvo un impacto importante en la reputación del priísta. En esta ocasión le toca a Chepina y el slogan que será usado en su contra será, muy oportunamente por cierto, “Josefina: La mentira se te nota”.

Doce años después… vamos de regreso

Doce años de panismo y nadie puede asegurar que las cosas hayan mejorado un poco. Si el logro más grande del panismo es la guerra antinarco y una aparente consolidación de la seguridad pública que evidentemente no se refleja en  la realidad de cada día, en los temas más fundamentales, prácticamente estemos en pañales.

La educación, por ejemplo. Desde la campaña foxista se pretendía equipar las aulas con modernos sistemas de enseñanza, disminuir la deserción escolar, lograr que los alumnos salieran cada vez mejor preparados. ¿Y qué obtuvimos? En realidad, nada. Los resultados son nulos y peor aún, perjudiciales para el país. Como sabemos, el programa “Enciclomedia”, que no funcionó debido a problemas técnicos, se pasó al siguiente sexenio, causando que la entonces titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota cometiera un fraude de más de 3,000 mdp.

Leer más de esta entrada

¡Josefina reprobada!, una vergüenza sus calificaciones al frente de la SEP

La candidata del Partido Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota, se ha jactado durante su pre-campaña y ahora, su campaña, de tener resultados excepcionales en sus gestiones como secretaria de Desarrollo Social  y de Educación, de 2000 a 2006 y de 2006 a 2009, respectivamente.

Actualmente la vemos en su faceta de candidata a la presidencia de la República enalteciendo en cada uno de sus spots de radio y televisión sus “logros” al frente de ambas secretarías. En el caso de la de Educación indica que gracias a ella (sí, a ella nada más) “hubo por primera vez exámenes para contratar a los nuevos maestros por sus conocimientos y habilidades” (aquí soltamos la primera carcajada), y continúa argumentando, “las plazas ya no se venden y garantizamos que los mejores maestros están frente a nuestros niños” (soltamos la segunda carcajada), cerrando con un “quiero construir un México diferente” (soltamos la última carcajada).

Vayamos por partes, en primer lugar, ella es economista, lo que nos hace preguntarnos, ¿qué hacía una persona que estudia el mercado en una Secretaría pilar del Estado, como lo es la de Educación?; en segundo lugar, es mentira que las plazas ya no se vendan y para muestra basta con acudir con cualquier persona “importante” del sindicato para constatar que sus dichos son falsos y; en tercer lugar, si nos vamos a los reportes de la OCDE tenemos que México es el último lugar en educación y por lo visto, el panorama no es alentador.

Además, fiel a su postura ultraderechista y bajo su mandato en la Secretaría de Educación, no tardó en complacer al clero católico al prohibir la distribución de material didáctico para informar sobre sexualidad a los niños y adolescentes. Aunado a ello y lo que más nos sorprende, es que diga que gracias a ella la educación ha mejorado. No sabemos a lo que “Chepina” se refiere con mejorar pues, al igual que cuando estaba en SEDESOL, cometió un grave error que costó millones de pesos a la SEP.

Es decir, no nada más en Desarrollo Social, la señora Vázquez Mota cometió traspiés que costaron cantidades exorbitantes de dinero, también en la Educación Pública cometió deslices que han hecho que tengamos una educación de mala calidad, como lo han demostrado las pruebas Enlace que realiza el gobierno federal y que muestran un rezago educativo y asimismo, otro despilfarro de 2 millones de pesos.

Si durante la SEDESOL y la SEP Josefina ha reprobado sus materias, ¿cómo es posible que pretenda llevar las riendas de un país? La prueba en ambas secretarías no la pasó, mucho menos lo haría con lo difícil de la situación y para ser sinceros, en este momento de hostilidad, inseguridad, violencia y desempleo, se necesita a una persona que haya demostrado que “puede con el paquete”, no alguien que se queda en el mismo discurso acartonado y pragmático.

¿Quién es Vázquez Mota?

Josefina Vázquez Mota, la heroína, la salvadora de las causas perdidas, la bienhechora de los políticos, la que llevaría premier de la noticia de vencedor de la contienda presidencial del 2006 a Felipe Calderón. Buen currículum.

En definitiva, hoy la llamaré “la amante de la mentira”. No entiendo como siendo desenmascarada por miembros de su partido hoy dice quiere ser la presidenta de la educación.

Recuerdo a una Josefina jactándose de ser la encomendada para cargar con la noticia a Felipe Calderón, donde decía que el entonces presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Luis Carlos Ugalde en 2006, le había hecho una llamada donde él mismo le daba a conocer que FCH era el vencedor de la contienda. Más tarde, Ugalde le desmentiría, pues sonaba absurdo que él le llamara el 2 de julio en punto de las 9:00 pm, cuando ni él sabía resultados, debido a que aún no terminaba el conteo formal de votos. Después del atropello, salió Josefina a decir que se había equivocado por la emoción y adelanto las horas diciendo que no había sido a las 9:00 sino a las 11:00 pm cuando recibió dicha noticia. Lo cual, Ugalde nuevamente desmintió.

Leer más de esta entrada

Hay que estudiar, el que no estudie a Panista va a llegar…

Nos preocupamos por la violencia que presenta episodios alarmantes en México, nos preocupamos por tener una mejor calidad de vida, nos preocupamos por tener un empleo y ver a nuestra familia estable en lo económico y en lo social, pero… ¿Qué hace el gobierno para proveer las herramientas para alcanzar nuestras metas? ¿En verdad el Gobierno se preocupa por nosotros y nuestro bienestar? La respuesta sin tantos rodeos es un NO rotundo.

Hoy que se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, nos encontramos con una cruel pero muy cierta verdad, México sufre un alto índice de Analfabetismo que llega a los 8.9 millones de personas que no saben ni leer ni escribir y que están en edad de estudiar el nivel primaria y secundaria, ¿Cuáles son las alarmantes cifras? 3 millones 537 mil 926 niños entre tres y 14 años de edad  que no gozan de estudios y a esto se le suman 5.4 millones de analfabetas de más de 15 años que dan el total mencionado anteriormente.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, emitió un mensaje desde su sede en París y aseguró que “el mundo necesita urgentemente un compromiso político más firme con la alfabetización” Exhortó a gobiernos a que sea una prioridad política la educación en sus respectivos países para así lograr disminuir estas cifras que a nivel mundial suman 139 millones de niños y adolescentes que no ejercen su derecho a la educación.

En México nos encontramos con otra realidad, aunque la UNESCO “invite” al gobierno para que duplique sus esfuerzos para garantizar la educación en nuestros niños y jóvenes, vemos que el Gobierno Azul se preocupa por otras cosas, exterminar a los “capos” y carteles de la droga, que cabe mencionar que lo intentan hacer con una estrategia pésima y sin resultados, se preocupan por engañar y marear al pueblo haciéndonos creer que trabajan para nuestro bienestar y nuestro desarrollo pero todos coincidimos que estamos peor con estos gobiernos Pitufos que solo ayudan a aumentar las cifras negativas en este y otros aspectos de la vida de los mexicanos.

Leer más de esta entrada

LA EDUCACIÓN EN MÉXICO, ¿GASTO O INVERSIÓN?

En México la deserción escolar y el rezago educativo es un flagelo que nos ha rebasado institucional, política y socialmente. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), nuestro país registra una de las peores cifras en materia educativa. Los sectores más excluidos y marginados en cuanto acceso a la educación son los niños indígenas, los discapacitados y las mujeres jóvenes que son madres solteras.

El 33 por ciento de las personas discapacitadas mayores de 15 años es analfabeta, detalló un informe del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) presentado a principios del año en curso; asimismo, el 46 por ciento de la población discapacitada no concluyó la educación básica, abundó el documento.

México firmó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, así las cosas, el Estado mexicano está obligado a garantizar el derecho a la educación en todos los rincones del país. No obstante, el 24 por ciento de los discapacitados de seis a 29 años de edad nunca en la vida ha asistido a la escuela. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) considera a los analfabetos funcionales a todas aquellas personas mayores de 15 años que no cubrieron cuatro años de educación básica o abandonaron el sistema educativo. Según datos de la UNESCO en México existen 33 millones de habitantes que padecen analfabetismo funcional.

En este sentido, apuntamos que el rezago y la deserción educativa en la República mexicana impiden que seamos un país competitivo a nivel internacional. Es prácticamente imposible impulsar el crecimiento económico y el desarrollo social con tales características, luego entonces, México continuará sumergido en la mediocridad sino asignamos mayores recursos para ofrecer educación de calidad y mayor cobertura.

En esta misma línea, recalcamos que México requiere de instalaciones educativas accesibles, adecuadas e higiénicas que respondan a las necesidades, por ejemplo, de los discapacitados, de la población indígena, y en general de todos aquellos sectores que sufran los efectos de la exclusión y la marginación social.

La llamada generación nini (jóvenes que ni estudian ni trabajan) es consecuencia de una inadecuada coordinación de políticas orientadas al desarrollo económico y social de la ciudadanía. Cada año cientos de miles de jóvenes son rechazados de las Universidades públicas de nuestro país; de la misma manera, quienes terminan una ingeniería o licenciatura tienen pocas posibilidades de acceder a un empleo, lo cual nos indica que las instituciones públicas y privadas no están confiando en los planes de estudio de las Universidades por alguna razón que nosotros desconocemos.

Solamente en el ciclo escolar 2008-2009, cerca de 7.5 millones de personas se quedaron fuera de las Universidades. Qué está haciendo el Estado mexicano para revertir tales cifras, mientras sigamos en la lógica de que el recurso destinado a la educación básica, media superior y superior es un gasto y no una inversión nacional a futuro, permaneceremos en el mismo atolladero.

En un informe legislativo emitido por la Comisión Especial de Impulso a la Calidad Educativa dado a conocer en el 2010, apuntó que anualmente crece 7 por ciento la demanda de infraestructura escolar en bachillerato y educación superior. De esta manera, los jóvenes e inclusive niñas y niños son obligados a incorporarse al mercado laboral, desde luego, en la informalidad y a muy temprana edad sufriendo abusos e injusticias en materia laboral y sobreviviendo con salarios mínimos por negarles el acceso a la educación.

Asimismo, 16 de cada 100 alumnos desertaron de la educación media superior, revelan cifras oficiales de la Secretaría de Educación Pública (SEP), lo que pone en evidencia la incapacidad institucional de las autoridades educativas para contener el abandono en las escuelas y Universidades. El rezago educativo a nivel básico es extremadamente desolador, tan sólo en cifras dadas a conocer en 2010, 9.8 millones no terminó la educación primaria; 17.6 millones no concluyó la educación secundaria; y 5.9 millones de mexicanos mayores de 15 años no saben leer ni escribir.

Si realizamos una comparación de recursos monetarios asignados para educación entre México y el resto de los países que integran la OCDE la diferencia de cifras es abismal. Mientras los países del organismo internacional gastan en promedio 7 mil 840 dólares por alumno para educación básica y terciaria, en México el Estado destina 2 mil 260 dólares por estudiante de educación primaria y superior.

Así las cosas, concluimos que México exige políticas educativas eficientes y efectivas que no sólo ofrezcan mayor cobertura a los mexicanos, sino también educación científica y de calidad a lo largo y ancho del país, así como empleos dignos para el desarrollo profesional.

La educación que nos falta y el cinismo del gobierno panista que abunda.

La historia de México está muy ligada a la de sus sistemas educativos, los mismos que han sufrido grandes cambios a través de la historia, cambios que en muchos casos, fueron abruptos y no siempre con el objetivo de mejorar.

Un ejemplo muy claro y representativo, es el de la cultura Maya, una de las grandes civilizaciones que han existido en la historia del mundo, no sólo por sus grandes y bastas ciudades, sino por el nivel de conocimientos y educación que en ella había, grandes avances lograron los sabios de esta cultura, desde la planeación de sus templos utilizando técnicas matemáticas muy avanzadas, incluso, desconocidas en la Europa, muchos historiadores y arqueólogos aseguran que los Mayas hacían sus cálculos usando la raíz cuadrada como eje de sus conocimientos matemáticos, y una de las tantas aportaciones que le hicieron al mundo, fue la invención del cero, y la utilización que le dieron, a diferencia de los países del otro lado del mundo.

Estos conocimientos fueron pasando de cultura en cultura, hasta llegar a la que probablemente, fue la sociedad más educada y eficaz de la historia, la cultura Mexica o mejor conocida como Azteca. Los Aztecas fueron la primer cultura que practicaba la educación obligatoria para todos sus miembros, se dividía en tres escuelas, el Tepochcalli y el Calmecac, la primera era para los hijos de la clase media y baja, la segunda era para los hijos de los nobles, estas dos eran para hombres y la educación de las mujeres, se impartía por las madres en casa, a excepción de las hijas de los nobles, quienes tomaban clases de artes, tejido y música. La sociedad azteca logró un gran crecimiento por el altísimo nivel educativo y sentimiento de pertenencia. Cuando llegaron los españoles, se destruyó un gran legado de conocimientos y los pocos que quedaron, aún en estos días son utilizados y estudiados.

Durante el periodo colonial hasta muy entrado el siglo XX, la educación en México, no creció en mucho, hasta las primeras décadas de 1900 se tuvo un resurgimiento, finalizada la revolución mexicana, fueron abiertas muchas escuelas rurales, y durante el periodo de Lázaro Cárdenas, el boom de la educación en el país se desató, colocando escuelas en muchas poblaciones alejadas y en dónde la educación era un sueño, en esos momentos se convirtió en realidad.

Grandes personajes de nuestra historia fueron artífices de los grandes avances durante ese periodo, Justo Sierra y José Vasconcelos, estos ilustres mexicanos dieron forma y construyeron el sistema de educación pública que hoy tenemos. Lo alcanzado por estos ilustres personajes en su época, fue un hito en la historia nacional, durante este tiempo se logró la autonomía de la Universidad, la creación del Politécnico, el logro de la educación gratuita y laica y los desayunos en las escuelas públicas.

Es muy bueno recordar  los logros post-revolucionarios en materia de educación en México, pero es una lástima el darse cuenta que eso ha cambiado.

Actualmente, la educación es un caso perdido, la marginación y la penuria educativa tienen a México en el lugar 55 en acceso a la educación a nivel mundial.

Más de 34 millones de personas sufren rezago, analfabetismo o tienen apenas cuatro años de estudio. “Las poblaciones pobres reciben una educación pobre”: relator especial de la ONU.  Más datos, ocho de cada 10 indígenas no cuentan con educación básica. La tasa de analfabetismo alcanza hasta al 50 por ciento de la población en las zonas rurales; sin embargo, de los 1.5 millones de indígenas en rezago educativo, sólo se atiende a 66 mil.

A diferencia del 17 %de la población nacional que ingresa a la universidad, únicamente el 1% de los indígenas que cursan la primaria acceden a estudios a nivel superior.

Sin duda alguna, esto demuestra la gran importancia que este gobierno presenta para mejorar la educación en el país, a pesar de ser uno de los países que más invierten en recursos económicos en educación, la mayoría de estos recursos van a dar a las cuestiones burocráticas y no en materia de implementación y consolidación educativa de México.

Un ejemplo muy grande dentro del gobierno panista, fue la mega obra cultural que el Foxismo hizo, la Biblioteca José Vasconcelos, una inversión de más de mil trecientos millones de pesos, resultó defectuoso y se cerró durante un largo periodo para su remodelación. Este gasto, que en espíritu es muy buena, el tener una de las mejores y más grandes bibliotecas del mundo, resultó un fracaso, es inconcebible el hecho de gastar tanto dinero en algo así y tener que cerrarla por la falta de calidad de los materiales y de las mentes que lo construyeron.