JVM: Feminismo, oportunismo y mentira

A estas alturas del partido, cuando todo parece estar ya perdido para el PAN y su candidata, podemos hablar mucho más certeramente de su campaña y la estrategia que siguió. Con un partido desquebrajado, en pleno proceso de desmoronamiento y con los pesos pesados apoyando a otros candidatos, todo parece indicar que va en caída libre. ¿Qué llevó a pensar a la candidata que una campaña feminista sería un inequívoco signo de éxito?

Es muy claro para todos que Josefina Vázquez Mota se ancló del trabajo de años del movimiento feminista para dar a su campaña un sentido diferente. El hecho de ser mujer representó para Josefina la oportunidad de oro que le daría, sin duda alguna, la presidencia de México y el título de “la mujer más poderosa del país”.

¿Qué podría ser diferente en una campaña de un partido que lleva 12 años en el poder y desea perptuarse algunos cuantos más? Hoy en día, está muy claro que prácticamente nada. Ni las propuestas, ni la forma de dirigirse al electorado, ni un esbozo de humanidad y honestidad saliendo de su boca. Nada.

Más bien, pareció que la de Chepina fue una estrategia orientada a promover una política idéntica a la implementada durante 12 años de panismo y que ha transformado a México en el país que conocemos: empobrecido, violento, inseguro y atrasado.

No sorprende entonces, que el discurso de género, así como las “propuestas de género” de la panista suenen vacías de sentido y propósito. Suenan, más bien, al más bajo oportunismo y a una falta total de respeto para los logros de más de 50 años de trabajo de las feministas por lograr el respeto y reconocimiento de los derechos políticos de la mujer. Si no es así, ¿porqué el partido más conservador de México habría de aceptar a una mujer (muy poco inteligente y carismática, por cierto) como candidata a la presidencia?

Antes de Josefina, han habido 4 potenciales presidentas de la nación (Rosario Ibarra de Piedra, Marcela Lombardo Otero, Cecilia Soto y Patricia Mercado). Es relevante que todas han sido implacables defensoras y promotoras de los derechos femeninos, mientras que la flojonería de Vázquez Mota a la hora de trabajar por su país es bien conocida.

Claramente, la panista se encuentra radicalmente alejada de la lucha, los logros y la construcción social del movimiento a favor de la mujer, y sin embargo es, o pretende ser beneficiaria del mismo. Es por esto que una y otra vez, la vemos caer en contradicciones e incongruencias.

A la fecha, no se ha comprobado aún que el sexo femenino no es por naturaleza más inteligente ni más apto para gobernar un país. Lo peligroso del asunto es que la campaña panista utiliza la lógica de que por ser mujer, el gobierno será mejor, distinto y renovado en comparación al de los hombres. Esto no es cierto, evidentemente, es una forma de manipular la realidad en beneficio propio.

Josefina tiene de antemano una posición política, pertenece a un partido político con trayectoria e historia, y que sobre todo, define su proyecto que invariablemente será la continuidad de sus antecesores.

Entonces, el hecho de creer que las mujeres deben apoyar a otra mujer por su simple condición de género, es algo muy similar a aquello que Josefina dice combatir: el machismo y la desigualdad sexista. Utilizar esta condición con fines proselitistas y como sinónimo de cambio político inminente, no es más que una falacia.

Si Chepina y su equipo pretendían proyectar la promesa de un cambio verdadero, simplemente ella no estaría al frente del más conservador de los partidos políticos mexicanos, con un proyecto totalmente contradictorio.

La buena noticia es que México se percató de la falsedad, la mentira y el oportunismo de un partido desesperado, a punto de perder el poder, la confianza y la autoridad que alguna vez depositaron en él millones de mexicanos…

 

Anuncios

Calderón vuelve a violar la ley: La tercera es la vencida.

Por tercera ocasión en lo que va desde que iniciaron las campañas presidenciales, el presidente Felipe Calderón violó la constitución, según declaró el IFE al determinar que el mandatario continúa difundiendo propaganda parcial y personalizada a favor de la candidata panista, Josefina Vázquez Mota. Es decir, el presidente de México pasó de largo la ley que se supone debe salvaguardar, con el fin de obtener un beneficio propio.

Tal resolución del organismo electoral se realizó a partir de que Pablo Gómez, senador por el PRD, denunciara la existencia de unas cartas firmadas por el propio Calderón, enviadas a derechohabientes del FOVISSSTE, donde aparentemente instaba a orientar su voto por el partido blanquiazul el próximo 1 de julio.

Leer más de esta entrada

La candidata que nadie quiso…

A estas alturas, a nadie sorprendería saber que la candidata del PAN a la presidencia de México, Josefina Vázquez Mota no posee experiencia alguna en la política. Entre tanto movimiento, acusación y difamación, es difícil darse cuenta de la realidad de las cosas. Además,  los continuos errores de la candidata parecen eclipsar todo aquello que se diga de ella y también las raquíticas propuestas que nos ofrece.

¿Porqué decimos esto? Pues porque desde que empezó la campaña panista hemos visto tropezón tras tropezón, la vimos nerviosa en la TV, abandonada en mítines y metiendo la pata en innumerables ocasiones, lo que nos lleva a pensar en la poca experiencia de la candidata.

Decimos pues que le falta experiencia en política pues la política, justamente trata de las relaciones de poder, y de las formas en que el pueblo elige a sus representantes como una forma de obtener beneficios y satisfacer sus necesidades. Pero ¿qué pasa cuando existe todo un sistema legal que permite que ciertas personas puedan llegar a las cúpulas del poder y desde ahí representar los intereses populares?

Sabemos que en México existen 500 diputados, de los cuales 300 son elegidos mediante el proceso de elección por mayoría relativa, osea mediante la votación que conocemos y en las que participamos. Sin embargo los restantes 200 diputados no se someten a ningún tipo de elección popular, dando así origen a los diputados plurinominales. Estos, son elegidos “por dedazo” dentro de su partido y por tanto, resulta en extremo difícil que de verdad representen los intereses y necesidades populares.

En este sentido, todos sabemos que la susodicha candidata Josefina Vázquez Mota fue una de esas diputadas plurinominales, por ello vale la pena preguntarse si en verdad cuenta con las capacidades y el carisma que el pueblo necesita para sentirse y ser verdaderamente representado.

Es además preocupante esto pues desde hace tiempo diversos sectores, con el Consejo Coordinador Empresarial a la cabeza han declarado que esta clase de políticos “plurinominales” no son en absoluto confiables, pues es un hecho que se han visto involucrados, no todos, en actos de corrupción, abuso e impunidad.

Esto, entre otras cosas, ha causado varios de los grandes males que acosan a la política en México. Desde la protección que les causa el fuero, que entre la sociedad representa un símbolo de abuso e impunidad, hasta los grandes escándalos de corrupción, los políticos han generado un clima de frustración social y de distanciamiento de la política.

El caso de Josefina no es muy distinto. La impresión que deja en la sociedad no tiene que ver con su capacidad o experiencia en el rubro, cosas que en un momento dado podrían darle la victoria, sino al contrario, es de franca repulsión. ¿Tiene entonces posibilidades Josefina, considerando lo anterior?

Parece que el discurso de todos los candidatos está en favor de la democracia, una democracia verdadera y efectiva que logre beneficiar a la mayoría. ¿Porqué entonces tenemos a una candidata panista que en su vida ha logrado algo con el apoyo de la gente, de esa gente que hoy promete ayudar y respetar, pero que hace meses no trabajaba por ella?

Ya hemos dicho en este espacio que Chepina es de lo más oportunista, y esta no es la excepción. Ya es sabido que durante su diputación acudió a menos del 10% de las votaciones. ¿Porqué habría de hacer algo como presidenta? Peor aún, ¿es real la supuesta convicción que tiene de transformar a México? ¿Tiene la experiencia y la capacidad para realizarlo? Francamente, lo dudamos…

 

De caciques y contradicciones…

El día de hoy, Josefina Vázquez Mota estuvo de gira por el bello estado de Oaxaca, y una vez más evidenció su completa ignorancia sobre la realidad de aquel estado y del país en general, lo que nos reafirma de nuevo que en realidad, ella no es mas que un producto prefabricado y con el fin único de obtener votos. Lo que vale no es el proyecto político de la candidata, sino su condición de mujer, no hay más.

Leer más de esta entrada

Según el sapo es la pedrada: entreguismo y contradicción en JVM

Honestamente, con Josefina Vázquez Mota ya no podemos saber qué pensar. Hace unos días, en una conferencia ante  la comunidad de la Universidad La Salle, la panista declaraba que respetará totalmente la libertad religiosa, las bodas homosexuales, el derecho al aborto y la libertad sexual. ¿Será que dependiendo del sapo es la pedrada?

Si estas declaraciones hubieran sido una constante en la carrera y en la campaña de Chepina, serían absolutamente respetables y confiables. Sin embargo todos sabemos que no es así, y que sus palabras no son más que patadas de ahogado de alguien que se ve derrotada y perdida en la contienda. Ahora resulta que ella es la principal defensora de la mujer y la promotora número uno de los derechos de las minorías…

Leer más de esta entrada

Roberto Gil Zuarth: Anuncio de un fracaso anunciado

La campaña de Josefina Vázquez Mota está tan llena de tropezones que su propio equipo comienza a desmoronarse. Ya corrían los rumores de un inminente despido de Roberto Gil Zuarth, coordinador de campaña de la panista, debido a la pésima actuación y organización de la campaña. Sin embargo, hoy la noticia se sabe de forma un tanto misteriosa y contradictoria, pues aún no hay declaraciones oficiales que la confirmen.

Leer más de esta entrada

El debate del debate: la contradicción y la mentira

Ya era bien sabido antes del debate que Josefina Vázquez Mota, durante su etapa como diputada federal, prácticamente no trabajó a pesar de seguir cobrando cantidades exorbitantes de dinero. La entonces diputada únicamente emitió su voto en 6 de las 134 votaciones que se realizaron en ese lapso.

Como se habrán dado cuenta, durante el pasado debate de los presidenciables, Josefina trató de argumentar que sus faltas tenían una explicación válida, y que además, las había cobrado pues pudo justificarlas administrativamente, sin embargo eso no implica que haya estado presente y haya realizado su trabajo.

Leer más de esta entrada

Un cuento de hadas para Josefina Vázquez Mota

Increíble pero cierto. No es una broma ni un chiste, pero Josefina Vázquez Mota está a unas horas de publicar un libro de cuentos para niños. ¿Dónde está lo sorprendente?  Pues justamente en que la candidata tenga la capacidad de escribir para un público tan distinto del que estaban dirigidos sus anteriores publicaciones…

Leer más de esta entrada

Josefina: Un feminismo oportunista

Ya todos sabemos que la campaña de Josefina Vázquez Mota  se basa exclusivamente en una cosa: la condición femenina de la candidata. Y es que en verdad, la campaña de Chepina no ha dado una sola muestra de inteligencia política, ni una propuesta, ni nada de nada. Sin embargo, Acción Nacional mantiene el mismo discurso aparentemente feminista y pro mujer, pretendiendo proyectar una imagen de cercanía, comprensión y solidaridad que no necesariamente tiene un impacto en la población femenina de México, como consecuencia de la falta de propuestas y de una contradicción constante en el discurso.

Leer más de esta entrada

El gobierno mocho y la democracia gacha

A menos de 3 meses de las elecciones, los candidatos intentan convencer a la mayor cantidad de gente posible que su proyecto político es el mejor y el más confiable para el desarrollo de México. Sin embargo, hoy nos enteramos de algo que sorprende porque nos recuerda el atraso que tienen nuestros políticos en cuanto a laicidad se refiere.

Y es que la jerarquía católica exigió a los contendientes a la presidencia de la República que se entrevistaran, uno tras otro, con obispos y representantes de la élite eclesiástica con el fin de escuchar sus propuestas, sobretodo las referentes al aborto, legislación de la comunidad gay, la mujer, la eutanasia, entre otros. La reunión, al contrario de lo que se pensaba será a puerta cerrada, y la única información que recibiremos será la filtrada a través de comunicados oficiales.

Esto, evidentemente provocó reacciones entre quienes abogan por la laicidad del Estado, y nos hace pensar en lo que se ha perdido a partir de doce años continuos de un gobierno que como sabemos, es activo simpatizante de la iglesia católica, sus prácticas, racionalidad y moral.

Leer más de esta entrada