Ernesto Cordero, sin experiencia pero con “palancas”

¿Desde hace cuánto tiempo Ernesto Cordero, el Mr. Bean mexicano, está sumergido en la política? Exacto, desde hace muy poco pero aun así, las barbaridades que ha cometido se encuentran en relación inversa con sus logros.

Mr. Bean Cordero estudió Actuaría en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y asimismo viajó a Estados Unidos a estudiar su postgrado. En 2003 comenzó su carrera política la cual le serviría para comenzar a agarrar “experiencia”; sin embargo, lo grande llegó cuando su padrino Felipe Calderón a la Presidencia.

Como ya sabemos Ernesto Cordero se desempeñó como Secretario de Desarrollo Social en donde su paso fue igual de desastroso que el de Josefina Vázquez Mota. No obstante, en dónde se reconocieron sus mayores “logros” fue en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en donde no podemos dejar de recordar su célebre frase de los 6 mil pesos. Argumentó que una familia mexicana puede sobrevivir con la cantidad mencionada con todos los lujos, escuela privada, vehículo, pagar renta y salir a divertirse.

Definitivamente a Ernesto Cordero se le recuerda más por sus pifias que por su capacidad para sobrellevar cargos públicos. Otro desliz por el cual el ex Secretario se encuentra en el inconsciente de los mexicanos es por inventar a un nuevo Presidente en México, a Vicente Calderón.

En general, al igual que Vázquez Mota, Cordero sólo es recordado por sus traspiés; empero, también hay que resaltar que de la misma forma que la candidata panista, ambos han trabajado poco y recibido mucho. Por ejemplo, Chepina, al igual que al multicitado, nunca ha ganado un cargo de elección popular pero, parece que al PAN eso no le importa demasiado y ya premiaron a Ernesto al momento de darle la Presidencia del Senado, es decir, no tiene la experiencia pero tiene las palancas, lástima que no le funcionaron para llegar a ser candidato a Presidente.

Aquí nos preguntamos, por enésima vez, ¿los del PAN son verdaderamente los del cambio?, no lo creemos, ellos más que nunca han arrasado con las prácticas nepotistas que tanto criticaban, qué bueno que ya se van, qué malo que aún nos dejan a Ernesto Cordero.

Por cierto, ¿alguien sabe dónde está Josefina Vázquez Mota?

Anuncios

El PAN ni en torta

Han pasado casi 12 años desde que el Partido Acción Nacional, el del cambio, llegó a la Presidencia y demasiadas personas han dado sus impresiones del asunto, muchas de ellas están conformes con lo que sucede en el país; sin embargo, casi todas son las que tienen algún nexo con un partidario, es decir, los familiares de los mismos panistas.

No obstante, la mayoría de los mexicanos estamos inconformes con lo que ellos han hecho. No podemos olvidar al Presidente Fox, el cual, nos ilusionó demasiado al momento de llegar al poder en la elección más democrática y contundente que ha tenido nuestro país, pues, dejó de lado 70 años de historia de un partido que se posicionó hasta en el inconsciente de los mexicanos.

Todo parecía tan sencillo después de que él llegara al Ejecutivo; empero, no fue así. Vicente Fox jamás logró despegar ni ser la mitad de bueno en la Presidencia como lo fue en su candidatura, sus constantes pifias resultaron catastróficas para su sexenio.

Ni qué decir de Felipe Calderón, uno de los Presidentes más controvertidos de México. Si bien Fox no es querido por su ignorancia, el ya mencionado no es querido por sus constantes mentiras y cinismo.

Felipe Calderón aseguró que no habría aumento en impuestos, hidrocarburos o canasta básica; afirmó que sería el “Presidente de las manos limpias” y que pondría un freno a la inseguridad… pasó todo lo contrario.

Pero el declive panista no sólo se ha dado en la escala más grande pues, todos los peones, entiéndase por ellos a gobernadores, empleados de estos mismos, empleados de SEDESOL, la hermana de Calderón entre otros, han sido los responsables de acabar con la credibilidad del partido. No podemos olvidar a Carlos Talavera cuando les dijo a varias mujeres indígenas que “olían impresionantemente feo”, o a Juan Pablo Castro cuando habló sobre el “matrimonio de jotos”, a Molinar Horcasitas y su complicidad en la guardería ABC, a Cocoa Calderón y sus billetazos para ganar la elección, a Ernesto Cordero y sus 6 mil pesos, entre otros.

Podríamos pasarnos escribiendo pifias de los contendientes pero no lo haremos porque basta mencionar a la candidata más reciente del PAN, Josefina Vázquez Mota quién, no pudo ni siquiera mantener su segundo lugar en las preferencias electorales y no la culpamos, es demasiado el intentar enmendar y disfrazar las acciones del ahora mandatario.

Pasaron las elecciones y los panistas cayeron al tercer lugar, esperemos que no se levanten porque, sinceramente, no queremos más muertos, más inseguridad, más pobreza, más impuestos, más gasolinazos, más crisis. No queremos al PAN ni en torta.

 

Un gobierno enormemente corrupto merece una mentada del mismo tamaño

Hace más de 4 años, el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez lanzó una mentada de madre a algunos poquitos que no estaban de acuerdo con él, argumentando que él sabía qué hacer. Eso sí, con un pinche papelito que decía “Gobierno del estado de Jalisco. Secretaría de Finanzas”, arguyó que la gente votó por él, señaló que se le donaban 15 millones de pesos a nombre de la Asociación Mexicana del Banco de Alimentos, AC., y pidió absolución al Cardenal para llevar a cabo su chistecito: “chinguen a su madre”.

Lo más curioso de todo esto es que la gente estaba fascinada con lo que Etilio González decía, estando de acuerdo y aplaudiendo cada una de sus palabras.

No es de extrañarse pero si para indignarse, el gobernador estaba en estado etílico, ¿quién sabe si así también gobierne el estado?

El día de hoy se dio a conocer la noticia sobre un posible Récord Guiness: La Mayor Cantidad de Personas Mentando la Madre al Mismo Tiempo. El evento es en respuesta de su mal gobierno en Jalisco. La Asociación Civil, Red Ciudadana AC., a través de su presidente, Jesús Gutiérrez indicó “El 23 de junio se hará un listado con todos los “agravios” hechos por González Márquez, en contra de la población, como son la construcción de la Villa Panamericana, en la zona aledaña al bosque La Primavera, el “manejo turbio” en la construcción del corredor del Macrobús y el abandono en que tiene a los adultos mayores que viven en marginación”.[1]

Definitivamente nos unimos al movimiento, pero en ese caso no sólo lo haríamos para el gobernador. Debemos hacer escuchar nuestra voz para que Felipe Calderón y todos los panistas, corruptos, mentirosos, despilfarradores y responsables de varias muertes, reciban una gran mentada del país.

Al señor Emilio González, a Felipe Calderón, a Molinar Horcasitas, a Josefina Vázquez Mota, a Javier Lozano, a Ernesto Cordero, entre otros: en este mes del padre queremos recordarles a su madre, por todo lo que han provocado en el país, por la pobreza en la que tienen sumergido a más de 52 millones de mexicanos, por el desempleo en el que hemos caído, por las ofensas al salario mínimo y a nuestros bolsillos.

¿Qué dicen?, ¿se unen a nuestra mentada colosal?, les aseguramos que no les cobraremos impuesto por hacerla.

Josefina no levanta gracias a su Alzheimer político

Ésta semana se dio a conocer un audio en dónde se vincula al candidato de las izquierdas con un “pase de charola” entre algunos empresarios, lo cual, ha sido utilizado por la candidata “diferente” para intentar remontar el lugar en el que se encuentra.

Josefina Vázquez Mota ha hecho énfasis en que se debe una investigación por parte de quien la relegara al tercer lugar en las preferencias electorales y que éste debe responder ante el IFE, y ante los mexicanos.

A la señora Josefina parece estarle pasando factura tantas pifias, tanto trabajo que hacer, tanta presión que hasta está perdiendo la memoria. Emite críticas por el “pase de charola” del ya citado pero olvida que hacer pocos días hizo lo mismo pues “de acuerdo a información dada a conocer por El Norte de Monterrey en una visita de “pisa y corre” a esta ciudad la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, pidió a un grupo de empresarios regios apoyo para su campaña.” [1]

Lo antes mencionado sucedió el 13 de mayo del presente año, es decir, no tiene ni un mes que lo hizo, y aun así, ¿se atreve a señalar a quien “supuestamente” lo hizo? (aun no se ha confirmado). Cabe recordar que a Josefina si se lo comprobaron.

La candidata panista persiste en su intención de vernos la cara, de ver la paja en el ojo ajeno; persiste en su campaña de ataques infundados. Aunado a ello, actúa de forma contraria a lo que pretende atacar; por ejemplo, nos dice que meterá a los funcionarios corruptos, pero en su equipo de campaña tiene al defraudador de Molinar Horcasitas; nos dice que no va a atacar, pero tiene a Antonio Solá, el maestro de la guerra sucia de asesor; indica que entiende las necesidades del mexicano, pero en su cuerpo de campaña está Ernesto Cordero, quien se burlara de nosotros y nuestros ingresos de 6 mil pesos.

Por algo “Chepina” se encuentra en tercer lugar, porque la gente está despertando del largo sueño en el que se encontrada sumergida. Se está dando cuenta que el “Alzheimer” parece ser una enfermedad que en ella aparece de vez en cuando y a su conveniencia, pero ya no más, ya no nos dejaremos manipular por su partido. NO MÁS PAN.

Ese PAN se desmorona, ¿Quién apoya a Josefina?

El Partido Acción Nacional ha criticado en demasiadas ocasiones la falta de unidad, de compromiso y las constantes disputas en lo demás partidos. Que si unos son revoltosos, que si son unos antidemocráticos, o bien, unos incongruentes.

Contrario a todo lo que ellos pregonan, el PAN parece desmoronarse como polvorón. El día de ayer, Manuel Espino les dio la noticia que se iba con la competencia, dejando de lado todos los estatutos, principios y acciones que alguna vez defendió para defender los de otra institución.

No nada más Espino ha demostrado que su apoyo no está con Josefina. No hay que olvidar al ex presidente y comediante, Vicente Fox, cuando dijo que la candidata “diferente” sólo con un milagro podría ser presidente de la república. A la postre se retractó, pero como siempre y con un cinismo increíble, dijo que era una pérdida de tiempo ir a los mítines de “Chepina”.[1]

Aunado a estos dos personajazos, también se encuentra el principal “enemigo” de la candidata, Ernesto Cordero, el cual, fue el primero que comenzó con lo de sus inasistencias y que aun ella no puede comprobar.

Aunque, si hay que ir al sino de todo esto, sin duda nos tenemos que remontar al estadio Azul en donde, conforme pasaba el tiempo la gente la iba dejando con su única amiga, la soledad.

Entonces, ¿quién carajo apoya a Josefina? En twitter está más que comprobado que nadie pues aunque intentan posicionar TT’s en su favor, la mayoría de las veces terminan siendo utilizados par burlarse de ella.

Si la señora quiere “pelear” por la presidencia debe apurar a conseguir apoyo de personajes importantes, porque lo único que hace este debilitamiento es que ella comience a perder apoyo de los mismos ciudadanos, los cuales, al tomar en cuenta que las mismas personas en el PAN le están retirando el apoyo, secundan esa postura.

Josefina no es diferente, es indiferente

La candidata del PAN a la presidencia, Josefina Vázquez Mota se ha jactado una y otra vez de ser una mujer y política, diferente; no obstante, el discurso que proclama está a “años luz” de ser congruente con sus actos.

A lo largo de su trayectoria, Vázquez Mota ha dejado mucho que desear. En la SEP no alcanzó algo significativo, de hecho logró nada; sin embargo, durante su transcurso por la SEDESOL obtuvo mayor éxito, desafortunadamente fue personal.

En 2006 cuando era titular de la Secretaría de Desarrollo Social, desvió cuantiosos recursos del Programa de Vivienda Rural que serían destinados a la población de la Sierra Tarahumara a la campaña del entonces aspirante a presidente, Felipe Calderón, situación que la comenzó a posicionar en “el ojo del huracán” y la mostró como una persona insensible a las carencias de los ciudadanos y de “los que menos tienen”.

Posteriormente, Josefina llega por la vía plurinominal a la Cámara de Diputados, pero fiel a su principio de nulo compromiso, tuvo más del 90% de inasistencias a las votaciones en el Congreso, como lo dejara entrever Ernesto Cordero en los debates internos del PAN, situación que la ahora candidata, prefirió evadir.

En resumen, se puede afirmar que el paso de la aspirante panista por la política mexicana ha sido gris, como lo ha sido el desempeño de su partido en el gobierno desde que llegó al poder, ejemplo de ellos son el mandato de un poco elocuente Vicente Fox, marcado por sus constantes yerros, y el sexenio de un encaprichado Felipe Calderón en “su lucha” contra el crimen organizado.

La constante en la cúpula panista son los errores que cometen y también la falta de aceptación de los mismos, es decir, una característica del Partido Acción Nacional es que nunca admiten ser los responsables de las situaciones sino son víctimas de ellas.

Lo anterior se ve reflejado en la trayectoria de Josefina Vázquez Mota y asimismo en su campaña electoral, la cual parece ser una fusión entre los gobiernos de Fox y Calderón, retomando del primero sus reiteradas pifias, entre las que destacan su estado inconveniente durante una entrevista telefónica, un estadio vacío durante su toma de protesta, sus insultos a la UNAM, su imperfección porque estudió en la Ibero y la más reciente, su propuesta del fortalecimiento al lavado de dinero; del segundo retoma sus estrategias fallidas como la de seguir la “guerra” contra el narco y algunos programas para tener “contacto” con la ciudadanía.

Es decir, al igual que sus compañeros de partido, Josefina no es diferente, es indiferente a sus traspiés y fracasos, y claro, a la situación del país, llevándola al punto de atribuirlos a diversos actores: políticos, periodistas, redes sociales, etc., pero jamás a sí misma ni a sus propios actos, mucho menos a su carencia de liderazgo y conocimiento de la realidad en México, a su discurso acartonado y aburrido, a su poco control de los eventos masivos, a su falta de ética con su labor como servidora pública, entre otras vicisitudes que podrían ser consideradas como “autogoles”.

Esta situación la ha llevado poco a poco “a la lona”, de la cual será muy difícil que se levante al menos que recurra a la estrategia que en su momento utilizó Felipe Calderón, el fraude electoral, y hasta en eso tampoco sería “diferente”.

Josefina critica su cuna.

Ayer escuche a los precandidatos azules defender a sol y sombra la continuidad de la gestión de Felipe Calderón durante éste sexenio, todos tuvieron la oportunidad de congraciarse no sólo con la bancada panista, también con el Señor de los Cielos, el buen Felipe.

Hubo indicios de la, ya clásica, rivalidad entre Ernesto Cordero y Josefina Vázquez Mota y  se hicieron aún más notorias, cuando Cordero le recordó a Josefina no haber defendido los ideales de su patrón, cuando ésta última era legisladora.

Sin embargo, y a pesar de tener en cierta forma razón de lo que señala Cordero, ésta no ha sido la única vez que Josefina se muestra agresiva ante las medidas que toma el Gobierno Federal. Lo cual, la llena de incongruencia al decir y alardear que Felipe Calderón es hoy el cambio que México esperaba.

Hace algunos ayeres, para ser exactos 1996, dura crítica recibió la entonces administración del Gobierno Federal; Josefina Vázquez Mota alardearía de un programa social del que hoy hace refrito Felipe Calderón. En el periódico El Economista, titularía como Tarjeta Pobre al reparto de tarjetas bancarias a las zonas afectadas por la pobreza o situación vulnerable de diversos sectores poblacionales en México.

Leer más de esta entrada

El mismo PAN duro de cada día.

Después de haber visto el “debate” de los precandidatos del PAN para la presidencia, las expectativas que la mayoría de la gente teníamos sobre tan magistral acto de compromiso y democracia panista, no fueron erróneas, el encuentro entre Vázquez Mora, Creel y Cordero fue todo, menos un debate, puro Blah, blah, blah, blah! y uno que otro ataque.

Para no variar, ninguno de los tres dijo algo sustancioso, algo que hiciera eco, y la prueba está en que Creel sólo dijo que tiene la experiencia necesaria para dar seguridad, ya que él estuvo en la Secretaría de Leer más de esta entrada

Niña mal querida.

No importa que digan las encuestas como Consulta Mitofsky,  Parametría, Ulises Beltrán, BGC Excelsior, etc., los cuales colocan a Vázquez Mota como líder del trió fantástico panista.

Los órganos de dirección del CEN PAN ya se encuentran comprados, donde al parecer ya se pactaron fuerzas que apoyan Ernesto Cordero, para imponerlo como el abanderado del éste honroso partido. Así es como Felipe Calderón y Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN, buscarán perpetuar el poder en la Administración Pública Federal.

Leer más de esta entrada