Aumentó 68% cifra de homicidios de mujeres de 2007 a la fecha.

A partir de 2007 los homicidios de mujeres se incrementaron 68 por ciento en el país, señaló María de la Paz López, asesora técnica de ONU Mujeres y una de las coordinadoras del estudio Feminicidio en México; aproximación, tendencias y cambios 1985-2009.

Pero señaló que en el contexto del combate al crimen y de la actividad de la delincuencia organizada se genera un ambiente propicio para que las mujeres se vean más expuestas a estas situaciones.

“No podemos demostrar con las cifras que los feminicidios aumentaron por esa razón (la lucha anticrimen), lo que sí sabemos es que hay un repunte de muertes violentas de mujeres desde 2007 hasta 2009 (año hasta el cual se cuenta con datos). Seguramente en el incremento hay toda una serie de condiciones para que las mujeres sean violentadas (…) las mujeres en general se ven más expuestas, no solamente si están vinculadas con el crimen organizado.”

Para Angélica de la Peña Gómez, de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, el hecho de que los homicidios de mujeres presenten un alza “superior a los de hombres –a partir de 2007–, indica que no es real que la guerra anti narco cobre más vidas entre la población masculina, eso es un mito”, con lo cual dejó entrever que la violencia que impera ha incidido en los asesinatos de mujeres.

Leer más de esta entrada

Una disculpa por la muerte de su hija: La realidad de las Muertas de Juárez

México vive una de las peores crisis en su historia en cuanto a violencia se refiere, la lucha con el narcotráfico cada vez es más aguda y en todo el territorio nacional se escriben capítulos de sangre y muerte, el gobierno ha dejado muy en claro que no sabe cómo disminuir esta ola de violencia y peor aún, se aferran a su discurso desgastado para hacer creer a todo el pueblo de que toda esta sangre derramada es necesaria para un futuro mejor.

Dentro de esta historia de muerte, hay un capítulo que destaca entre otros, me refiero a las muertas de Juárez, un hecho terrible y tétrico que hasta la fecha no cesa y al contrario, vemos que el número de asesinatos crece sin solución alguna, estos homicidios por razones de genero han quedado en su mayoría impunes dejando inmersos en dolor y desgracias a las familias de las víctimas, un dolor que con nada se puede sanar, la pérdida de un ser querido como una hija, una esposa, una madre no tiene consuelo, no existe nada en este mundo que pueda dar resignación ni paz a los familiares y más por la forma en que fallecieron.

Así pasan los años y solo queda el recuerdo del ser querido, lo que se mantiene constante aparte del dolor es la lucha e indignación para encontrar justicia y que los responsables paguen, un camino que parece interminable y que muchas de las veces solo se encuentran murallas que impiden Leer más de esta entrada