Felipe Calderón: mano firme contra los narcos y delincuentes que no sean mis amigos

Cuando comenzó a hacer campaña, Felipe “el gris” Calderón le decía a todo México sus verdaderas “propuestas” (antes de que comenzara con su campaña sucia), entre las que destacaban hacerle frente a los narcos, a los delincuentes, a los tranzas, a los corruptos. Es más, se dejaba ver con estrellas de “talla mundial” como el Kikín Fonseca el cual nos incitaba a llegar a ser un México ganador votando por Felipe Calderón.

Pero, ¿en realidad ha tenido mano firme con el crimen organizado?, ¿ha tenido mano firme contra “el narco”, contra los delincuentes, contra los corruptos, contra los tranzas? Sabíamos que esto sería falso desde que permitió que Josefina Vázquez Mota fuera su coordinadora de campaña siendo que no podemos olvidar que la ex-candidata diferente desvío varios millones de pesos para la campaña de Felipe Calderòn.

Si hubiera tenido mano firme contra los “tranzas”, ¿por qué Molinar Horcasitas continúa en el partido si se sabe de sus fraudes y de su responsabilidad en el incendio de la Guardería ABC.

Si hubiera mano firme contra los corruptos, ¿por qué Fernando Larrazabal, hombre coludido con el narco y hermano del vendedor de los quesos más caros de Monterrey obtuvo una diputación? Peor aún, ¿por qué su hermana continuó con la candidatura a gobernadora en el estado de Michoacán siendo que compraba votos?

Pero bueno, eso es sólo por un lado pues ya conocemos la doble moral panista, no obstante, ¿no le remuerde la conciencia a Felipe Calderón que en su sexenio haya muerto tanta gente? Claro que no, ya que mientras él siga recibiendo su buen suelo no le importa ser el patio trasero.

Triste pero cierto, ahora, a esperar  que termine este sexenio y, desafortunadamente, que continúe Calderón con él. Jamás nos dijo que la mano dura no sería ni para sus amigos ni para sus familiares; sin embargo, no fueran otras personas porque ahí sí, se aplica todo yugo del poder.

¿Será casualidad que el “Kikín” Fonseca haya terminado su carrera futbolística por la puerta trasera al igual que lo está haciendo Felipe Calderón con su sexenio? No lo creemos.

 

Xóchitl Gálvez y su hermana incómoda

A lo largo de la política, hemos tenido demasiados políticos con hermanos incómodos, de hecho, el mismo Felipe Calderón posee a la suya, Cocoa Calderón; cómo olvidarnos de su campaña impulsada por los billetazos del Presidente, desafortunadamente, ni así ganó.

Otro hermano incómodo, y sin duda demasiado conocido, es Manuel Jonás Larrazabal, el vendedor de los quesos más caros de Monterrey y hermano de Fernando Larrazabal, alcalde de la entidad en ese entonces.

Pero, cuando parecía que los panistas no podrían sorprendernos más, llega la hermana de Xóchitl Gálvez y nos regala otra postal, digna de un partido conservador e incongruente como lo es el PAN.

El día de ayer, detuvieron a una banda de secuestradores conocida como “Los Tolmex”, los cuales, operaban en el Estado de México y el Distrito Federal, entre ellos se encontraba la hermana menor de quien fuera titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Una vez más, en el PAN nos muestran que a pesar de ser un partido de derecha, no pueden dejar de lado sus vínculos con delincuentes pues, además de pretender gobernar un país, se jactan de tener las “manos limpias” y ser personas honestas y trabajadoras.

Es cierto que la que cometió el crimen no es la panista; sin embargo, es imposible no desconfiar de una persona que tiene como familiar a una secuestradora, sobretodo cuando tu partido está “empeñado” en que México sea un país libre de seguridad y en el que nuestras familias “vivan mejor”. Hasta la fecha, a Felipe Calderón y a Fernando Larrazabal se les sigue echando en cara los vínculos y las inconsistencias que han tenido en sus gobiernos y no es para menos ya que, son personas que comen, visten, calzan, se divierten, entre otras cosas, de nuestros impuestos, por ende, debemos exigirle que sean personas, no santas, pero si libre de cualquier indicio que se pueda prestar para corromperse.

Esperemos a ver que dicen las autoridades; sin embargo, para que la misma Policía Federal intervenga en el asunto es claro que sí había sido, sino secuestradora, cómplice de este delito, ya que está ligada sentimentalmente con uno de los integrantes de la banda.