EL PRESIDENTE DEL TIANGUIS.

En una investigación de Juan Antonio Zúñiga del periódico la Jornada que se publicó el día de ayer en primera plana se muestra que, Felipe Calderón  muy lejos de ser lo que prometió en la campaña del 2006 “el presidente del empleo” más bien se ha convertido en el Presidente del tianguis pues su gestión ha provocado que un amplio sector de la población no tenga otra opción más que dedicarse a instalar puestos y vivir de la economía informal en un sistema económico en el que solo siendo tianguista puedes sobrevivir a la escasa oferta laboral de las administraciones panistas del poder ejecutivo.

A esto debemos sumar las ineficiencias del ex presidente Fox que dejó las finanzas públicas con un boquete enorme de deuda a pesar de haber tenido años excelentes de ventas de petróleo por arriba del  precio calculado- debido principalmente a las guerras de Iraq y Afganistán que durante la administración foxista elevaron los petrodólares por las nubes.

El sector informal se convirtió en el principal generador de ocupación de la economía mexicana durante los dos gobiernos surgidos del Partido Acción Nacional (PAN), según los registros oficiales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En este periodo de 11 años el sector formal generó prácticamente uno de cada cuatro puestos de trabajo de los 10.8 millones en que aumentó la población ocupada de diciembre de 2000 hasta fines de 2011. Los tres restantes correspondieron al ámbito de las actividades informales.

Mientras, unos 2 millones 656 mil individuos desistieron de buscar trabajo al no encontrarlo y pasaron a formar parte de la “población disponible” dentro de la población no económicamente activa. Y quienes se mantienen dentro de las filas de la desocupación total e insisten en buscar un empleo remunerado, que no encuentran, tuvieron un incremento de 202 por ciento, hasta llegar a 2 millones 781 mil 703 personas, de acuerdo con el más reciente informe trimestral del Inegi.

Las encuestas de ocupación y empleo del organismo señalan que en el sexenio presidido por Vicente Fox, y el quinquenio transcurrido de la presente administración, la población ocupada aumentó en 10 millones 845 mil 200 personas.

Pero de ese universo sólo 23.7 por ciento encontró empleo en el sector formal, es decir, 2 millones 572 mil 821 individuos; el 76.3 por ciento restante se ocupó en actividades informales, donde en general trabajan sin contrato, seguridad social ni prestaciones. A este ámbito se incorporaron alrededor de 7 millones 968 mil 500 personas más.

Estos datos son fríos y nos permiten afirmar que las administraciones panistas que se vanaglorian de ser de extracción empresarial y que conocen a profundidad cómo mejorar la economía formal, han hecho lo contrario aumentar el sector informal que si bien es el único sustento actual de millones familias no contribuye a las finanzas públicas por lo que debemos preguntarnos si este sector ¿es una solución o un problema?

Anuncios