Sueños rotos, Gobierno insensible, 72 muertos y 3 detenidos…

24 de agosto de 2010, fecha que quedará marcada en la historia de este país, el lugar, San Fernando Tamaulipas, el hecho, un cruel genocidio donde 72 inocentes centroamericanos perdieron la vida, el motivo, un país secuestrado por organizaciones delictivas y un gobierno inepto que no puede controlar ni garantizar la seguridad de su gente.

En concreto, la organización delictiva conocida como los “zetas” son los responsables por esta tragedia, todo México lo sabe y el gobierno también lo sabe, ¿Por qué sigue sin resolverse este cruel hecho? La respuesta es triste y cruel como los hechos mismos, quedó más que comprobado la falta de política pública efectiva para evitar delitos en contra de los migrantes, quedó también al descubierto el negocio que representa para estos salvajes que atentan contra la vida de las personas que intentan cruzar el país, que secuestran a los migrantes para extorsionar a sus familias y que como lo vivimos el desenlace es la tortura y asesinato de sus víctimas sabiendo que el INM (Instituto Nacional de Migración) es un nido de corrupción, convirtiéndose en una sucursal más de los “Zetas”. Todo México expresó y sigue expresando su repudio e intolerancia ante estos hechos y nos queda claro que estamos sometidos por un gobierno que jamás ha demostrado tener ni la mínima intención de esclarecer todo esto.

Leer más de esta entrada

Anuncios