México es campeón del mundo de la mano del DT, Felipe Calderón… en violaciones a los derechos de los indocumentados

El día de hoy reportó La Jornada una nota demasiado triste para la mayoría de los mexicanos y claro, para los que consideramos que el “presidente de las manos limpias”, Felipe Calderón,  ha hecho el peor (y mejor) trabajo en la vida de México.

Nos levantamos con la noticia de que nuestro país, por primera vez es su historia llegó a ser campeón mundial, lamentablemente no en lo que la mayoría de los mexicanos quisiera, el fútbol, sino llegó a ser el mejor en violaciones a los derechos de los indocumentados.

Según una nota del periódico La Jornada, el ex relator de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Migrantes, Jorge Bustamante, afirmó que “somos campeones mundiales en número de violaciones a las garantías básicas. No hay otro país donde haya habido más muertes de migrantes internacionales que en México. Este triste campeonato global lo hemos ganado durante el gobierno del presidente Felipe Calderón”[1]

Al mencionarnos esto, es imposible no remontar nuestros pensamientos hacia dos acontecimientos deleznables. El primero de ellos, la masacre que ocurrió en Tamaulipas, en donde asesinaron a 58 hombres y 14 mujeres, entre ellos menores de edad. Según las investigaciones  fueron colocad@s contra la pared dentro de una bodega, se les obligó a quedarse con la cabeza agachada y fueron fusilados con armas de alto poder. Al final, los asesinos remataron con el tiro de gracia a cada una de sus víctimas.

Además de éste atroz hecho, se tiene registro de que algunos agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) fueron los responsables de bajar del autobús a los inmigrantes asesinados y entregarlos a los hombres armados de la delincuencia organizada que los mantuvieron secuestrados.

¿Qué quiere decir esto?, que el gobierno de Felipe Calderón ha sido demasiado ineficiente con respecto a la defensa de los derechos de los inmigrantes y asimismo, que no conformes con ello, los mismos agentes están ligados al crimen organizado.

Desafortunado que éste sea el sexenio más violento en contra de los ya mencionados, además, ¿con qué autoridad moral pedimos que los derechos de nuestros paisanos sean respetados en otros países cuando en México se laceran de tan terrible forma?

No cabe duda que Felipe Calderón en su gobierno, ni pichó, ni cachó, ni dejó batear. Parece que su gobierno sólo se dedicó a beneficiar a los mexicanos… que fueran sus amigos y familiares.

 

Anuncios

Felipe Calderón y su deuda con el pueblo

El presidente de México, cuando fue candidato, nos regaló una de las campañas más románticas de la historia. Nos prometió varias cosas, no subir impuestos, empleo, combate a la corrupción y la erogación de la tenencia.

Para él era demasiado fácil llegar a “poner orden”; sin embargo, desde el inicio de su campaña se vislumbraba un negro futuro para México. Primero, Felipe Calderón llegó por medio de una elección turbia la cuál, fue validad por el IFE a pesar de las inconsistencias demostradas; segundo, el que fuera candidato del PAN llegó “haiga sido como haiga sido”, sin importarle la guerra sucia que su partido orquestó en contra del candidato de las izquierdas.

Ahora bien, durante el mandato del “presidente de las manos limpias”, el gobierno federal se ha jactado de decir que las reservas del país se encuentran mejor que nunca, situación que es cierta; sin embargo, callan que la deuda externa aumentó al doble.[1]

Lo que nos parece sorprendente es que Calderón insista en que al día de hoy, los mexicanos vivimos mejor. Claro, serán él y su familia porque el día de hoy el periódico La Jornada publicó un reportaje sobre el poder adquisitivo de los mexicanos.

Según el reporte, el poder adquisitivo de los que vivimos en México cayó un 32% en lo que va del sexenio. Aunado a ello, el salario mínimo ha aumentado ínfimamente en consideración con los productos de la canasta básica y a los hidrocarburos.[2]

Entonces, ¿qué pretende el titular del Ejecutivo al mencionar que como economía, hemos crecido, cuando es más que obvio que esto es falso.

Lo que mal empieza, mal termina, y en este caso no es la excepción. Un presidente gris que nunca pudo sacudirse el fantasma del fraude y que contó con pésimos colaboradores no puede decir que su mandato fue bueno. Lo mejor para nosotros los mexicanos es que pronto se retira.


[1] Véase la nota del periódico La Razón, “Se duplica la deuda externa de México”  http://www.razon.com.mx/spip.php?article103532

[2] Véase la nota del periódico La Jornada Cayó 32% el poder adquisitivo en lo que va del sexenio de Felipe Calderónhttp://www.jornada.unam.mx/2012/07/09/sociedad/041n1soc