Ni SEDESSON ni SEDESOL se ponen de acuerdo

El día de ayer el gobierno panista de Sonora nos sorprendió a todos al momento de anunciar con bombo y platillo 20 sillas que serían donadas, por ellos, a personas que las necesitaran; sin embargo, no eran una sillas comunes y corrientes, o bueno, quizá lo segundo sí. El material con las cuales están hechas es plástico y son del tipo de sillas que utilizamos en nuestras fiestas.

Al momento de “donarlas” el gobierno de Sonora y la SEDESSON, por medio de Luis Alberto Plascencia, indicaron que procedía; no obstante, nunca hicieron mención a que eran obsequiadas por la ONG de Estados Unidos, Free Wheel Chair. De hecho, se “pararon el cuello” e “hicieron caravanas” con sombrero ajeno hasta que recibieron duras críticas y burlas por tal acto.

Tanta fue la indignación de la gente, que el titular de la ya mencionada Secretaría tuvo que salir a declarar cómo y cuántas sillas habían sido donadas. En total, argumentó, la ONG que hizo la donación de 550 sillas de rueda no tiene fines de lucro; sin embargo, en el primer comunicado emitido, habían omitido mencionar a tal organización, además, indicó que cada una de éstas sillas tuvo un costo de 72 dólares.

Pero, si no pareció haber sido demasiado, el Secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra contradijo las declaraciones de Plascencia al argumentar que “las sillas criticadas son mucho más ligeras que las de metal y tienen “mucho más espacio para que pase el aire”. Y continuó “les puedo entregar los papeles donde se demuestra que pagamos casi 45 mil pesos  por cada una y así ustedes puedan valorar el esfuerzo en lugar de criticar sin tener bases sólidas”, puntualizó.[1]

Es decir, el gobierno del estado de Sonora no se pone de acuerdo con el federal, y eso que ambos son panistas.

Quizá lo que quisieron decir y por eso los traicionó el inconsciente es que sí, las sillas costaron 72 dólares pero en realidad en el Portal de Obligaciones de Transparencia colocarán que los contratos fueron por 45 mil pesos y por cada silla. Negocio redondo.

Una lástima lo que pretenden hacer el PAN pero qué bueno que ahora “les salió el tiro por la culata”.


[1] Véase la nota de Sin Embargo http://www.sinembargo.mx/29-08-2012/348994