La masacre infantil de Calderón.

Cuando nos hablan de las cifras de las víctimas de la narco guerra, en ciertas ocasiones parecen ya números vacíos, simples cifras que aumentan constantemente y que parecen no parar, cifras que sin embargo, representan a personas, familias, hombres, mujeres, pero aún más triste e indignante es que se trate también de niños, miles de niños, unos muertos y otros huérfanos por está desgarradora guerra sin escrúpulos de un inconsciente asesino que vive en Los Pinos.

El ómbudsman capitalino, Luis González Placencia, aseguró hoy que la guerra emprendida por el gobierno de Felipe Calderón contra el crimen organizado ha dejado ya un saldo de 4 mil niños muertos.

En el marco del Aniversario de la Declaración de los Derechos del Niño, proclamada el 20 de noviembre de 1959 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), González Placencia agregó que esa estrategia también lleva un saldo de 3 mil 700 huérfanos y al menos 400 menores reclutados por las bandas delincuenciales, en un escenario de 20 mil familias afectadas por la violencia.

Al inaugurar la exposición No es juego de niños, creada por Yad Vashem y presentada por el Museo Histórico Judío y del Holocausto Tuvie Maizel, destacó que experiencias como las mencionadas “tienen que llevarnos a reflexionar sobre la principal obligación del Estado mexicano, “que es no poner en riesgo la vida y la integridad de nuestras niñas y niños”.

Leer más de esta entrada

Anuncios