Ernesto Cordero, sin experiencia pero con “palancas”

¿Desde hace cuánto tiempo Ernesto Cordero, el Mr. Bean mexicano, está sumergido en la política? Exacto, desde hace muy poco pero aun así, las barbaridades que ha cometido se encuentran en relación inversa con sus logros.

Mr. Bean Cordero estudió Actuaría en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y asimismo viajó a Estados Unidos a estudiar su postgrado. En 2003 comenzó su carrera política la cual le serviría para comenzar a agarrar “experiencia”; sin embargo, lo grande llegó cuando su padrino Felipe Calderón a la Presidencia.

Como ya sabemos Ernesto Cordero se desempeñó como Secretario de Desarrollo Social en donde su paso fue igual de desastroso que el de Josefina Vázquez Mota. No obstante, en dónde se reconocieron sus mayores “logros” fue en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en donde no podemos dejar de recordar su célebre frase de los 6 mil pesos. Argumentó que una familia mexicana puede sobrevivir con la cantidad mencionada con todos los lujos, escuela privada, vehículo, pagar renta y salir a divertirse.

Definitivamente a Ernesto Cordero se le recuerda más por sus pifias que por su capacidad para sobrellevar cargos públicos. Otro desliz por el cual el ex Secretario se encuentra en el inconsciente de los mexicanos es por inventar a un nuevo Presidente en México, a Vicente Calderón.

En general, al igual que Vázquez Mota, Cordero sólo es recordado por sus traspiés; empero, también hay que resaltar que de la misma forma que la candidata panista, ambos han trabajado poco y recibido mucho. Por ejemplo, Chepina, al igual que al multicitado, nunca ha ganado un cargo de elección popular pero, parece que al PAN eso no le importa demasiado y ya premiaron a Ernesto al momento de darle la Presidencia del Senado, es decir, no tiene la experiencia pero tiene las palancas, lástima que no le funcionaron para llegar a ser candidato a Presidente.

Aquí nos preguntamos, por enésima vez, ¿los del PAN son verdaderamente los del cambio?, no lo creemos, ellos más que nunca han arrasado con las prácticas nepotistas que tanto criticaban, qué bueno que ya se van, qué malo que aún nos dejan a Ernesto Cordero.

Por cierto, ¿alguien sabe dónde está Josefina Vázquez Mota?

Anuncios