¿Quién comanda realmente la guerra contra el narcotráfico?

A raíz del misterio y la confusión que envuelve el caso de la supuesta muerte de Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca”, en todo México se han suscitado interrogantes sobre la veracidad de la muerte del líder máximo de los Zetas, y aún más, sobre la autenticidad de la guerra contra el narcotráfico que emprendió Felipe Calderón durante su sexenio.

A pesar de que las pruebas de que esta guerra es inútil, obsoleta y francamente absurda son más que evidentes, el gobierno federal la ha mantenido como un estandarte del cual enorgullecerse y ha continuado con ella como si fuera en realidad una opción viable y que atienda al fenómeno en su totalidad.

En la cotidianidad, en la de los mexicanos comunes, esta guerra se vive con tensión social y aumento de la violencia, es decir, una disminución en el índice de calidad de vida dentro de la sociedad. Sin embargo, aunque a todas luces es una estrategia ridícula, para los más altos intereses del gobierno estadounidense parece ser plenamente justificada. Es entonces el gobierno mexicano el que ofrece todas las condiciones para que ésta estrategia fallida se realice, en un afán entreguista y servicial que lo ha caracterizado.

Cuando Calderón se refería a las muertes de inocentes y al aumento de la violencia como “daños colaterales” de esta guerra, parece que no lo hacía sin pensar, pues en efecto, todo es parte de un ambicioso plan que ni siquiera fue planeado por el gobierno mexicano, sino por los E.U.A.

Aún cuando el presidente Calderón pueda dar miles de razones de carácter moral y ético para justificarse, cada vez nos queda más claro que las verdaderas razones ésta absurda estrategia son quizás las mismas que impulsan la ocupación de Irak o Afganistán, es decir, el dinero, el control y el poder.

En síntesis, la guerra contra el narco de Calderón, su máximo logro, es tan sólo una parte de un negocio que pretende obtener ganancias millonarias incluso por sobre la seguridad de toda una nación. La venta de armas, el millonario tráfico de drogas hacia Estados Unidos, la militarización como pantalla de engaño, son ejemplos del porqué de ésta guerra inocua.

En este sentido, para que el negocio funcione para el vecino del norte, parece que el plan ha sido desestabilizar a México para simular una cruenta y dura lucha contra los cárteles que llevan la droga a E.U. Esto, obviamente justificaría la movilización del ejército estadounidense en México y consecuente militarización, así como la intromisión de aquel país en asuntos de interés nacional, con el pretexto de que el problema es internacional.

Quizás la idea de “invasión” como tal suene un poco increíble para el mexicano que conoce las invasiones realizadas por E.U.A. en Medio Oriente, sin embargo al tratarse de una invasión más o menos progresiva, sus efectos no son muy evidentes. El papel de Estados Unidos en la guerra del narco sería fundamentalmente infiltrar a su personal en operaciones de inteligencia (como lo vimos, por ejemplo, en el caso del atentado contra marines en la carretera a Tres Marías) y de esa forma incrementar el control en los mismos procesos.

Un punto más para pensar en la intromisión extranjera en la estrategia de seguridad calderonista es que desde México hacia el sur, se está forjando una red militar por toda Latinoamérica. En los países sudamericanos el problema de la droga también es preocupante (aunque, salvo en Colombia, no se ha llegado a un grado tal de violencia). Sin embargo, la red militar no protege a los países de los cárteles, ni busca la seguridad internacional, sino en esencia, busca la obtención de ganancias, producto de la venta y distribución de armas y drogas, en su mayoría.

Lo lamentable del asunto es que el propio gobierno mexicano está del lado de las obscuras intenciones. No por nada Calderón, apenas llegó a la presidencia puso en marcha el plan llamado “México 2030” que prometía entre otras cosas, mayor apertura al libre comercio y la disminución de seguridad arancelaria entre los países, así como la privatización de varios e importantes sectores económicos. ¿Les dice algo el plan Mérida? Obviamente, es un ejemplo más del entreguismo indiscriminado que calderón y su gobierno tuvieron (y tienen aún) con intereses muy distintos a los del pueblo mexicano.

La militarización, entonces, es la falsedad máxima donde se engaña al pueblo con la promesa de seguridad, de combate al crimen, aunque en la realidad, su objetivo sea únicamente el de preparar el escenario para una intervención abierta y descarada.

De hecho, diversos políticos de peso en México, han afirmado justo lo anterior, que la guerra contra el narco es falsa y sólo justifica una intervención estadounidense. Esto, nos hace pensar que la crisis política y social por la que atraviesa nuestro país no es para nada una equivocación, ni es producto de la violencia misma, sino que al contrario, es resultado de un pésimo manejo de parte del gobierno y porque lamentablemente, más de la mitad de los mexicanos aún viven en la pobreza.

Esta guerra tampoco es producto de la incesante demanda de drogas generada por el país del norte, sino de hecho, se esmera en mantener el negocio internacional de las drogas en su auge, y no es para menos pensarlo dado que es el país más poderoso del mundo, y el nuestro tiene el gobierno más débil y entreguista de los últimos tiempos.

No sorprende entonces ver que Calderón invite a empresas voraces a ocupar territorio mexicano, ni que se ofrezcan todas las facilidades para que el gobierno estadounidense ingrese y modifique estatutos de acción mexicano. Quizás, en este sentido, la sospechosa muerte de “El Lazca” sea una mentira más para confundir, y creer que México se queda desamparado y necesita ayuda urgentemente…

 

 

Felipe Calderón toma valor, y se lava las manos en la ONU

Como ya ustedes sabrán, hace unos días, Felipe Calderón acudió a la Organización de las Naciones Unidas (que por cierto, suele ignorar la verdadera voz de los pueblos) nada menos que a lavarse las manos sobre su actuación como presidente de México. Esta ocasión nuestro presidente alzó la voz como nunca frente a los líderes globales, casi exigiendo una revisión del enfoque prohibicionista de las drogas que se maneja en casi todos los países integrantes.
En un afán exhibicionista y enaltecedor, Calderón restregó a Estados Unidos su responsabilidad en este sentido, argumentando que es éste país el destino final de la droga y por tanto, quien mantiene mayor cantidad de adictos y quien proporciona el dinero y las armas, siendo México y los países latinoamericanos quienes ponen la muerte y la sangre.
No es necesario decir que éstas declaraciones, provenientes de quien jamás aceptó crítica alguna sobre su estrategia de seguridad, resultan ofensivas, mediocres e irracionales. ¿Por qué Calderón tuvo que esperar hasta el último momento de su sexenio, cuando ya tenía 100,000 muertos a sus espaldas, y cuando las organizaciones criminales se han hecho más fuertes y poderosas? ¿Acaso encontró la respuesta definitiva al problema del narco apenas unos días antes de dejar la presidencia?
De hecho no es así. Felipe Calderón fue criticado con esos mismos argumentos durante casi 6 años, y todo este tiempo analistas y estrategas coincidieron en que la legalización de algunas drogas sería una medida que al menos afectaría las finanzas del narcotráfico, y por tanto, su poderío. Miles de voces se han alzado a favor de la legalización de ciertas drogas durante años, y aunque con la radicalización de la violencia se hicieron más y más fuertes, Calderón jamás aceptó las fallas en la estrategia y nunca entabló un diálogo efectivo ni con Estados Unidos (pues se trata de un problema internacional), ni con el propio pueblo de México.
En efecto, hay que tener muy poca vergüenza y dignidad para contradecirse de tal forma siendo presidente de México. El hecho de exigir a todo el mundo que se revise la misma estrategia que defendiste durante años, habla de una incongruencia, y sobre todo una indiferencia y cinismo para con el país al que representas. Qué decir de la dignidad que como político, representante, dirigente y como ser humano mismo, tendrá Felipe Calderón de ahora en adelante.
Lo más lamentable es que la petición de Calderón no se trata en realidad de buscar una solución efectiva a la violencia y al crimen en México y Latinoamérica. Lo que en verdad lo mueve a hacer ésta clase de ridículos, es tratar de reivindicarse frente a sus hijos, su familia, su partido y el pueblo mexicano. Como muchas de sus últimas acciones a partir del 1 de julio, las de Calderón se enfocan a ensalsarze como mandatario, a justificar la mediocridad de su gobierno, y a limpiar su imagen.
Como era de esperarse, la ONU desechó en un día su petición, dejando así a Calderón en un ridículo mucho más grande. Lo que preocupa no es el ridículo, sino la locura y el cinismo con que ya habla el mandatario a estas alturas. Parece que ha olvidado todo lo sucedido en 6 años y pretende que con una u otra declaración falsa se le olvide al pueblo mexicano la desgracia que instauró. Como siempre, Calderón al hablar de México, se refiere a un país de los sueños donde todo es perfecto, la economía es fuerte, y el presidente que se va,fue el mejor regalo que un país pudo recibir.
No obstante, México ya no es el de antes, y no se deja engañar por un loco. Los cambios durante este sexenio fueron drásticos en materia de seguridad, y no muchos negarán el perdón para un presidente que gracias a su ineptitud y a su egocentrismo hizo un infierno de la vida de miles.
Lo que sí es necesario, y Felipe nos lo queda debiendo, es una estrategia efectiva e inteligente que sepa afrontar al crimen organizado desde sus raíces, y al problema del narco en su totalidad. Por más guerras que haya, si la demanda existe, la producción no desaparecerá. Entonces, ¿es la legalización la última y única opción que queda?

La Estela de la Corrupción en México.

El sábado 7 de enero de 2012, es un día donde se celebró la inauguración de un monumento que exhibe lo peor que existe en México: La corrupción, el abuso de poder, la soberbia de los dirigentes de este país, la falta de compromiso con México y sus habitantes. Se inauguró la Estela de Luz o lo mismo que: El monumento a la corrupción.

La Estela de Luz, es el símbolo inequívoco de la corrupción, desde el inicio del proyecto los actos de tráfico de influencias formaron parte del proyecto. El hecho de que la constructora Gutsa ganara la licitación para construirla, ya era síntoma de que algo muy malo estaba detrás, esto porque esa empresa estaba vetada para trabajar en acciones del Gobierno Federal e inexplicablemente fue la misma que ganó, ¿Qué raro, no? Seguramente tuvo algo que ver nuestro Secretario de Educación, Alonso Lujambio, quien estaba a cargo de dicho monumento.

Bueno, algo más que demuestra el nivel de corrupción de nuestro gobierno es; que según el presupuesto inicial de la obra era de 400 millones de pesos (dinero tirado a la basura) en total, pero inesperadamente el costo fue aumentando hasta llegar a los mil 035 millones de pesos, 635 millones más de lo presupuestado.

Leer más de esta entrada

Lo que nos dejó 2011.

El 2011 sin duda será un año que marque historia en México y que le recuerde a Calderón que este ha sido el año más violento, con mayor índice de violaciones en materia de derechos humanos de su sexenio (a reserva de lo que ocurra en 2012).

Durante este 2011, Felipe Calderón no realizó ningún compromiso expreso con respecto a la materia. Me atrevo a decir que es normal esta tendencia dentro de su administración, pues si hacemos memoria, todos los funcionarios de su actual gabinete carecen de conocimientos y experiencia en el tema de derechos humanos y trabajo con organizaciones civiles. Es por eso que la falta de apertura hacia las organizaciones da como resultados la escasez de dialogo y cooperación entre sociedad y gobierno.

El gobierno calderonista no ha promovido dicha cooperación, pues existen registros de constantes desapariciones, torturas y muertes de activistas y civiles que, sólo buscaban ser escuchados. En consecuencia, las acciones gubernamentales han ocasionado que la sociedad no confíe en las instituciones, generando, en resumidas cuentas, una alta dosis de ingobernabilidad.

Leer más de esta entrada

2012 la Narco elección.

 

Todas las versiones apuntan, casi de manera constante en todos los eventos, declaraciones y distintas acciones de los funcionarios panistas y  del gobierno federal en particular a que se está montando en la cabeza de las personas la idea—no tan descabellada—de que el crimen organizado se infiltrará de diferentes maneras y en distintas regiones del país, en los procedimientos y procesos electorales.

Esa idea podemos aceptarla parcialmente, pues sin duda alguna existen diferentes regiones del país que son controladas por los grupos del crimen organizado y por supuesto esos grupos o esas facciones territoriales de esos grupos tienen nexos directos con los consejos locales de los partidos políticos que gobiernan en esa región. Hablo de manera abstracta porque eso afecta a los tres partidos por igual, por lo que la versión de que los narcotraficantes sólo negocian con los otros partidos y nunca con el PAN, es falsa.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, pidió a todos los actores políticos reconocer el problema que enfrenta el país tras la pretensión del narcotráfico de infiltrarse en la política.

“Pero tenemos que reconocer este fenómeno, la omisión, el disimulo, no son una posibilidad en este tema, lo que corresponde es reconocerlo, dimensionarlo y atacarlo con más y mejor democracia, con responsabilidad de todos los actores políticos, con compromiso pleno de candidatos y partidos para cerrar la puerta a estas intenciones”, comentó Poiré.

 

Leer más de esta entrada

Felipe Calderón hace berrinches por sus propios errores y nos quiere ver la cara de…

Y Calderón no tiene fin, su incompetencia, su falta de criterio y su cinismo lo han hecho perder la razón completamente, ha perdido toda proporción de la realidad y se aferra nuevamente a querer marear al pueblo y lanzar patadas de ahogado con tal de que su partido pueda hacer un papel más decoroso de cara a las elecciones del 2012.

En un homenaje póstumo a los fallecidos Francisco Blake Mora y Ricardo Guzmán Romero, nuestro Presidente no perdió la oportunidad para lanzar acusaciones y para tratar de manipular la situación que vive el país para su beneficio, es increíble que siendo un homenaje para dos de sus colaboradores, haya tenido la desfachatez de hablar de temas delicados que él mismo provocó.

Ahora resulta que el crimen organizado y el narco tienen como blanco a los panistas, dice Calderón que fue prudente pero que sus compañeritos de partido están en la mira y que teme que los aspirantes a la Presidencia sufran algún ataque y perturben su tranquilidad.

El señor Calderón pide y exige que todos los mexicanos alcemos la voz y pongamos un alto a la delincuencia, que gritemos a los cuatro vientos que estamos hartos de tanto crimen y que queremos rescatar nuestra paz y tener una vida mejor, por último dijo que tenemos que ser fuertes y evitar que el crimen se meta en la vida política del país…le tenemos una noticia al Ciudadano Felipe Calderón…¡¡Eso ya lo hicimos!! Y lo ¡¡Hacemos diario!!

Leer más de esta entrada

Tragedias, muerte y todavía se siente muy orgulloso…nuestro Presidente Calderón hablando

Nuestro Presidente no tiene límites, se empeña en demostrar que su cinismo no tiene fin, cada que tiene que aparecer en público se saca sus discursos de la manga y trata de impresionar a todos con palabras huecas y sin sentido, lanza ideas que todos sabemos pero que su gobierno ha sido incapaz de llevar a cabo, al parecer piensa que con abrir la boca todo se cumple y deja de lado la realidad del país y lo mal que la estamos pasando con el como Presidente.

El señor Calderón no tiene ningún reparo en colgarse de cualquier evento o presentación para tratar de quedar como el bueno de la película y demostrar que ha sido un Presidente efectivo, obviamente es prácticamente imposible que la imagen de Felipe cambie y mucho menos que sea aceptado por los mexicanos que ya estamos hartos de su presencia en el gobierno.

Leer más de esta entrada

El “Ponchis” el niño sicario estará sólo 3 años en prisión

Pocos signos de degradación social son más claros que el caso del “Ponchis” el niño sicario, cuya desgracia está mucho más allá de sus padres y su familia, es un caso que ejemplifica la putrefacción humana que se ha alcanzado en esta terrible narco guerra en la que han muerto más de 50 mil personas en lo que va de este sexenio.

Considerados por inteligencia militar como los herederos del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en Morelos, un grupo de jóvenes de entre 12 y 23 años de edad rebasó los límites de la clandestinidad delictiva al publicar fotografías en internet posando con armas, droga, autos y degollando a sus adversarios.

La fascinación por divulgar sus ilícitos puso al descubierto su paradero; soldados de la 24 zona militar los sorprendieron en la última semana del mes de octubre de 2010.

Una casa, ubicada en la colonia Tejalpa del municipio de Jiutepec, de los más poblados, tenía pintas a favor del cártel del Pacífico Sur (CPS), una célula que lidera Héctor Beltrán Leyva, El H, luego de la muerte de su hermano Arturo en diciembre de 2009.

Leer más de esta entrada

¿Quieren un voto? Yo quiero a mi familiar de regreso a casa…

A diario vemos historias trágicas que reflejan la situación actual del país, noticieros, periódicos y demás medios de comunicación nos relatan la ola de violencia que México padece, una constante terrible que tenemos que soportar a causa de un gobierno inútil que se aferra a una guerra sin resultados positivos.

¿Pero realmente como vivimos los mexicanos la violencia? Un ejemplo se da en la zona norte del país, en el estado de Tamaulipas donde el narco tiene controlado todo el estado y los pobladores ya no tienen vida, la única constante en el día a día es el miedo a ser víctimas de la delincuencia y la violencia, pensar en el momento de poder irse a vivir a otro lado aunque eso signifique dejar todo su patrimonio y toda su vida atrás y eso sólo con las personas que tienen la posibilidad pero hay miles más que no cuentan con esa oportunidad, tienen que aguantar y soportar las balaceras a cualquier hora del día, observar cadáveres en las calles y ser testigos de “levantones” y secuestros convirtiéndose en el pan de cada día.

Leer más de esta entrada

60 mil muertos después Ernesto Cordero dice: revisemos la estrategia ANTINARCO

Es increíble la desfachatez con la que se conducen algunos panistas cínicos e ineptos, que demuestran no tener ni la mínima idea de la realidad violenta en la que su estrategia del terror ha sumergido a nuestro país.

Lo peor de esta situación es que los más ineptos panistas, son los que aspiran a la presidencia el año que viene, hablemos hoy de Ernesto Cordero, que nuevamente declara cualquier cosa sin pensar en la verdadera profundidad de sus palabras, mientras que decenas de miles de familias afectadas directa o indirectamente por la violenta estrategia pagan los muertos.

Ayer se dio a conocer en distintos medios de circulación nacional un informe mundial sobre la violencia armada que realiza la Declaración de Ginebra, iniciativa diplomática impulsada por Suiza.

En él se señala que el éxito de la decisión tomada hace cinco años por el presidente mexicano Felipe Calderón, de usar el Ejército para combatir a los cárteles, es discutible. ¿Discutible? esta visión de las cosas es bastante maquillada, pues 60 mil muertos no puede ser bajo ninguna proyección de resultados algo positivo, incluso si Leer más de esta entrada