A 520 años, nos siguen saqueando

En un día como hoy, se dio una de las farsas más grandes de América. Según la historia que nos enseñan en México, Cristobal Colón llegó a bordo de tres carabelas y conquistó el continente americano para traernos “civilización”, “cultura” e “identidad”. Sin embargo, esto es falso ya que, en México (que antes no se conocía como tal) ya existían civilizaciones, culturas y sobretodo, avances en muchas materias como la astronomía, la agricultura, las matemáticas, entre otras.

Lo que hicieron los españoles fue llegar a Cem-Anahuak, que es uno de los tantos nombres que tiene nuestro continente con el pretexto de dotarnos de su cultura, que según ellos, era superior a las que ya existían. No fue una conquista amable, definitivamente, pero tampoco fue que nos quisiera colonizar para traernos conocimiento porque de hecho, aquí ya se utilizaban sistemas perfectos de cultivo, de riego; se tenía ya un sistema decimal demasiado avanzado y se estudiaba la astronomía. Lo que hicieron los visitantes fue imponer a toda costa su forma de pensar y saquear a más no poder a los habitantes y por supuesto, a sus tierras.

Hoy se “conmemora” el Día de la Raza pero nosotros lo llamaríamos el día que comenzó el atraco. A 520 años de que sucedió el saqueo por parte de los españoles a nuestro continente y claro, a los pueblos de México, en nuestro país seguimos teniendo este conflicto.

El nuevo colonizador se llama Felipe Calderón, nos trajo “civilización”, “seguridad”, “educación”, “empleo” y “una vida digna”. Al menos eso es lo que él nos ha dicho; empero, no nos ha dicho que gracias a él y a sus concesiones, muchas minas siguen siendo explotadas y nuestros recursos naturales también, lo peor es que nada de eso se queda en México, como en el caso de Baja California Sur o lo que se pretende en San Luis Potosí por parte de las empresas canadienses.

El nuevo colonizador resultó ser idéntico a Colón, con hambre de riqueza (personal) y sobretodo, pagó a los de arriba para poder seguir teniendo privilegios a costa del pueblo. Ambos resultaron ser un títere, fueron responsables de que miles de personas murieran y de los grandes robos hacia el pueblo.

Gracias a Calderón, al PAN y a todos los que lo han hecho posible, gracias por dejar explotar nuestras riquezas en lugar de defenderlas aunque se supone que para eso están, quizá esa sería la diferencia con Colón, que de perdida lo hacía por su nación, contrario al Presidente, que se enriquece con lo que es nuestro.

Anuncios