Ernesto Cordero, sin experiencia pero con “palancas”

¿Desde hace cuánto tiempo Ernesto Cordero, el Mr. Bean mexicano, está sumergido en la política? Exacto, desde hace muy poco pero aun así, las barbaridades que ha cometido se encuentran en relación inversa con sus logros.

Mr. Bean Cordero estudió Actuaría en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y asimismo viajó a Estados Unidos a estudiar su postgrado. En 2003 comenzó su carrera política la cual le serviría para comenzar a agarrar “experiencia”; sin embargo, lo grande llegó cuando su padrino Felipe Calderón a la Presidencia.

Como ya sabemos Ernesto Cordero se desempeñó como Secretario de Desarrollo Social en donde su paso fue igual de desastroso que el de Josefina Vázquez Mota. No obstante, en dónde se reconocieron sus mayores “logros” fue en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en donde no podemos dejar de recordar su célebre frase de los 6 mil pesos. Argumentó que una familia mexicana puede sobrevivir con la cantidad mencionada con todos los lujos, escuela privada, vehículo, pagar renta y salir a divertirse.

Definitivamente a Ernesto Cordero se le recuerda más por sus pifias que por su capacidad para sobrellevar cargos públicos. Otro desliz por el cual el ex Secretario se encuentra en el inconsciente de los mexicanos es por inventar a un nuevo Presidente en México, a Vicente Calderón.

En general, al igual que Vázquez Mota, Cordero sólo es recordado por sus traspiés; empero, también hay que resaltar que de la misma forma que la candidata panista, ambos han trabajado poco y recibido mucho. Por ejemplo, Chepina, al igual que al multicitado, nunca ha ganado un cargo de elección popular pero, parece que al PAN eso no le importa demasiado y ya premiaron a Ernesto al momento de darle la Presidencia del Senado, es decir, no tiene la experiencia pero tiene las palancas, lástima que no le funcionaron para llegar a ser candidato a Presidente.

Aquí nos preguntamos, por enésima vez, ¿los del PAN son verdaderamente los del cambio?, no lo creemos, ellos más que nunca han arrasado con las prácticas nepotistas que tanto criticaban, qué bueno que ya se van, qué malo que aún nos dejan a Ernesto Cordero.

Por cierto, ¿alguien sabe dónde está Josefina Vázquez Mota?

Javier Lozano, un lacayo con suerte

En la política hay personajes que destacan, ya sea porque son brillantes, aburridos, o vividores, tal es el caso de Javier Lozano, uno de los políticos más detestados del país.

El señor comenzó en las filas del partido que tanto critica y que, de no pasar las impugnaciones del candidato de izquierda, se perfila como “ganador” de la contienda electoral del pasado 1 de julio, el Partido Revolucionario Institucional.

Lozano Alarcón nació en la ciudad de Puebla, es abogado. Su inicio se dio en la “Secretaría de Hacienda y Crédito Público, donde fue Director de Autorización y Control de Crédito Externo, Coordinador de Asesores del Subsecretario de Normatividad y Control Presupuestal y Director General de Normatividad y Desarrollo Administrativo, de 1989 a 1994 durante el gobierno de Salinas de Gortari; en 1994 fue nombrado Contralor General de Petróleos Mexicanos y posteriormente Subsecretario de Comunicaciones y Oficial Mayor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Subsecretario de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación, además de Presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones”[1], todos estos cargos en el gobierno de Ernesto Zedillo.

No obstante a su extenso currículum, Javier Lozano Alarcón será recordado por dos cuestiones específicas. La primera, la acusación que hiciera Zhenli Ye Gon sobre él del famoso y multiparodiado “coopela o cuellos”. El empresario de origen chino indicó que Lozano le pidió dinero para la campaña de Felipe Calderón, situación que no nos parecería extraña.

La segunda cuestión por la que será recordado y el cual acrecentó el desprecio de los mexicanos hacia él fue, sin duda, la xextinción ilegal de Luz y Fuerza cuando él se desempeñaba como Secretario del Trabajo y Previsión Social.

Desafortunadamente, no nos podremos librar de él tan fácil, ya que, como chapulín y gracias a que su partido fue primera minoría, Lozano, al quedar en el segundo lugar de la contienda electoral, entrará como senador por el estado de Puebla. Así que ahí lo veremos, esperemos que su trabajo al frente de ese cargo sea mejor que su desempeño en los otros porque si no, seguirá sumando detractores y personas que lo detesten, aunque para él, mientras le paguen bien, no le importa.


[1] Texto obtenido de la página http://www.presidencia.gob.mx/blog/semblanza-javier-lozano/ visitada el 10 de julio de 2012.

 

 

 

Lavandería PAN: ¡abrimos todos los días!

En estos días, la Secretaría de Haciendo y Crédito Público (SHCP) dio a conocer un estudio del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), el cual pertenece a la Cámara de Diputados, acerca del sistema financiero mexicano y un excedente de 10,000 millones de dólares que provienen de diversas actividades ilícitas.

Entre estas actividades ilegales se destaca al lavado de dinero, el cuál es el que mayores ganancias aporta a los grupos delictivos con un 41%, seguido del tráfico de personas con 33%, la piratería con 20% y el fraude con 6%.

A pesar de los “esfuerzos” del gobierno federal por frenar al crimen organizado y en especial al narcotráfico, la batalla contra este grupo se sigue perdiendo. En primera instancia pensaríamos que es por la falta de una estrategia eficiente por parte del Ejecutivo; sin embargo, también podríamos considerar que existe una estrecha relación entre los cárteles de la droga y el gobierno del PAN, es decir, que sean cómplices.

Los hechos advierten que gracias al Partido Acción Nacional y en especial a Vicente Fox, Joaquín el Chapo Gúzman, está en libertad , pues como mencionamos ya en un post de Pan y Circco, el ex presidente admitió que se fugó con sobornos: reconoció que “el narcotraficante hizo sus arreglitos en la cárcel”. Además de esto, durante el mandato de Felipe Calderón, las versiones que apuntan a que el líder del cártel de Sinaloa recibe protección del propio gobierno parecen ser ciertas, ya que si hacemos el recuento de las veces que “casi” lo atrapan, nos “moriríamos de la risa”.

Los rumores de la complicidad entre el gobierno federal y el Chapo se fortalecen al escuchar la propuesta que dio Josefina Vázquez Mota en su gira de campaña por Puebla sobre fortalecer el lavado de dinero, situación que podría pasar desapercibida si le damos el beneficio de la duda y argumentamos que cometió un “error”.

Teniendo en cuenta que pudo haber sido un lapsus de la candidata, “ahí quedaría”; a pesar de ello, el fin de semana pasado Josefina lo hizo de nuevo. Durante un evento de campaña en Matamoros, Tamaulipas, la candidata diferente volvió a mencionar su propuesta de fortalecimiento, esta vez reculó inmediatamente, pero el daño ya estaba hecho.

Esta situación nos deja dos escenarios, el primero de ellos es que Vázquez Mota es incapaz de articular sus propios discursos si no es leyéndolos;  el segundo y más grave, que su inconsciente la ha traicionado y ha dejado divisar sus verdaderas intenciones. Aunado a ello, hay que tomar en cuenta su insistencia, de modo explícito, en continuar con la estrategia del “presidente” Felipe Calderón y el combate a la delincuencia, y asimismo, de modo implícito, la protección de los grandes lavanderos de dinero, entre ellos, Joaquín Guzmán Loera.

¿Será que por eso no han agarrado al Chapo?, ¿será qué es cierto que vive en Los Pinos?, no lo sabemos con exactitud, pero no sería sorpresa, como tampoco que Josefina Vázquez Mota no llegará a ser presidenta y así, la Lavandería PAN dejará de abrir todos los días para clausurar definitivamente.