Los 5 políticos mexicanos más flojos

 

Politicos_Flojos_PanyCircco

 

Todos sabemos que la mayoría de nuestros políticos nacen cansados y viven para descansar; sin embargo, hay algunos que pareciera que también se cansan de descansar. Unos se duermen, otros reposan sus pezuñas… perdón, sus pies sobre sus estaciones de trabajo, es por eso que decidimos hacer un conteo para conocer quiénes son los 5 políticos más flojos del país, los cuales nos cuestan varios miles de pesos cada mes y mucha.

Sin más por el momento, amigos cirqueros, pásenle a ver a los animales que traemos para ustedes en este espectáculo, que aunque parezcan iguales, son de diferentes especies.

5. Irma “la motocicleta” Elizondo

En 2014, la diputada Irma Elizondo fue captada durmiendo plácidamente en el Congreso, hecho que espantó a más de uno, pues aseguran que sus ronquidos sonaban como Harley-Davidson. Afortunadamente, y después de confirmar que seguía viva, la sesión pudo continuar; no obstante, a más de uno le tuvieron que dar un pan duro por el susto de escuchar esos ronquidos tan fuertes.

Politicos_Flojos_PanyCircco_2

 

4. Layda “la Candy Crush” Sansores

La segunda en la lista es la Senadora de Morena (ex PRI y es Movimiento Ciudadano), Layda Sansores, quien durante el debate de la Reforma Laboral en el Senado en 2012, nos dio una muestra de lo que es defender su posición a capa y espada. Y es que mientras sus compañeros hablaban, ella decidió que era más importante pasar varios niveles de Candy Crush en lugar de analizar las diferentes posturas, hecho que cuando salió a la luz, lo calificó de espionaje en su contra.

Claro, el supuesto espía sabía que iba a ponerse a jugar en su iPad.

Politicos_Flojos_PanyCircco_3

 

3. Cinthya “la Jabba the Hutt” Valladares

Desde hace un tiempo las selfies son moda, tanto que ya hasta hay palos para tomarlas (o para lo que quieran utilizarlo). Este tipo de fotografías se ha vuelto una constante que hasta los diputados quieren tener la suya, qué mejor que con una compañera dormida en plena sesión para nunca olvidar el momento.

La situación sucedió así: Alberto Coronado Quintanilla, diputado panista, estaba muy contento “trabajando” cuando de repente se dio cuenta que su compañera de bancada, Cinthya Noemí Valladares Couh “descansaba los ojos”, lo que  no quiso desaprovechar para tomarle una foto. Después de ver la  escena por décima vez, una de nuestras hipótesis es que estar al lado de Valladares sería lo más cercano que estaría de Jabba the Hutt, el personaje de Star Wars.

Politicos_Flojos_PanyCircco_4

2. Omar “el artista” Fayad

Cuando vimos a Omar Fayad “jetón” en la Cámara de Senadores dudamos de su condición, pues no sabíamos si estaba dormido o había fallecido por trabajar arduamente (si es que trabaja cuando está despierto). Cuando nos enteramos de que en realidad estaba vivo nos aliviamos un poco, hasta que nos enteramos cuánto gana por dizque legislar.

La respuesta tal vez sea que estaba ensayando su papel de Pitufo Dormilón, ya que al ser esposo de la actriz de Televisa, Victoria Ruffo, se le empezaron a pegar sus dotes histriónicos.

Ya en serio, habrá que preguntarle si ser precandidato a la gubernatura de Hidalgo también le da sueño, no vaya a ser que alguien vote por él y termine durmiendo… pero a los electores.

Politicos_Flojos_PanyCircco_5

1. Carmen “la bomba” Salinas

Como si fuera sacado de un guion de película (de terror), la famosísima -y groserísima- Carmen Salinas llegó al Congreso por medio de una candidatura plurinominal, hecho que desde que nos enteramos supimos que traería pésimas consecuencias.

No es que fuéramos adivinos, sino que gracias a sus películas en donde salían mujeres muy pobres (por aquello de que no tenían dinero para comprarse ropa), sabíamos que cada sesión en la Cámara de Diputados iba a ser una oportunidad de verla haciendo algún desfiguro. Como era de esperarse, no tuvimos que esperar mucho para encontrarla dormida en medio de una discusión. Ella asegura que estaba despierta, pero como le pusieron unas pestañas postizas demasiado grandes, parecía que se estaba “echando un coyotito”.

Nosotros creemos que dijo la verdad: no estaba durmiendo, sólo estaba meditando sus palabras para no decir una salvajada a la hora de participar en tribuna, ya que para ella es bastante complicado hablar sin groserías, ¡total!, hasta en las mejores familias pasa ¿a poco no?

Politicos_Flojos_PanyCircco_6

¿Cómo ven, cirqueros? ¿Nos faltó algún político? Ya sabemos que hay bastantes allá afuera que aunque no se queden dormidos o los capten jugando en sus iPad, son bastante hue… flojos. Así que si tienes a algún funcionario que quieras denunciar, éste es el espacio.

Alonso Lujambio y el PAN: Incapacidad e irresponsabilidad

Hace unas semanas, después de librar una dura batalla contra el cáncer, regresó Alonso Lujambio a la vida política del país para reincorporarse como senador plurinominal por el PAN. Sin embargo, muchas fueron las críticas que le llovieron al ex secretario e Educación Pública, por la única razón de que su salud se encuentra visiblemente deteriorada y por tanto, se pone en duda su capacidad para ocupar un puesto de tal importancia.

Como todo buen panista, no sorprende que Lujambio maneje un discurso doblemoralista. En primer lugar, apenas salió a la luz pública y declaró que estuvo en los E.U., y que la pasó de lujo con su familia. Lo que no aclaró fue que éste viaje estuvo financiado por el erario público, que inclusive su traslado se realizó en aviones oficiales, y que -peor aún-, se le dieron todas las facilidades para obtener un servicio médico de calidad en el extranjero (ya que en México no se hizo nada por mejorar el sistema de salud pública), haciendo una clarísima distinción entre Lujambio y los millones de mexicanos que por una u otra razón no son oficialmente merecedores del mejor trato del mundo.

¿Cuál es la explicación de Calderón al respecto? ¿Cuáles sus argumentos? ¿Porqué debe darse preferencia a unos mexicanos por sobre otros muchos más? ¿Y porqué debe pagarse con recursos públicos los servicios de salud para alguien que seguramente tiene los recursos suficientes para tratarse? Evidentemente, la respuesta no existe.

En su regreso, vimos a un Lujambio derrotado, en silla de ruedas y con un parche en el ojo, y evidentemente resulta difícil creer que tenga la capacidad de desempeñar su papel como senador en plenitud. Ni siquiera él mismo parece tener interés en el hecho de que el desempeño en un cargo público va a deteriorar más y más su salud, y por tanto, en un momento dado tendrá que abandonarlo. ¿Para qué tener un senador que no puede comprometerse al 100% ni es seguro que termine satisfactoriamente su labor?

Creemos que la sociedad mexicana merece a tener al menos gobernantes que se comprometan con su trabajo, y que puedan desempeñarlo. El PAN, al contrario, piensa que la política se trata de obtener el poder y hasta ahí. El hecho de que Lujambio sea muy panista y muy amigo de los panistas, no implica que deba regresar a la política “por compasión o lástima”, ni porque haya desempeñado satisfactoriamente su trabajo en otro momento. Está claro que tener un senador incapacitado, pone en riesgo al país y su estabilidad…

Ahora bien, el senador Lujambio no ha dejado de percibir ingresos desde que dejó de ser titular de la SEP. Como ya vimos, hemos estado pagando su atención médica y todavía sigue percibiendo ingresos, y lo seguirá haciendo a pesar de que es muy seguro que no logre terminar su periodo.

En este sentido, todo México parece estar de acuerdo en que Lujambio debe estar reposando en su casa, en lugar de ejercer un puesto público de tal dificultad como lo es una senaduría. El problema principal, creemos, es más bien el hecho de que en México ésto sea legal y perfectamente posible, a pesar de la irracionalidad evidente. Es muy claro que alguien enfermo de muerte no es capaz, ni apto para desempeñar un papel de vital importancia en un gobierno como el nuestro.

Sin embargo, como siempre, el gobierno mexicano, y sobre todo el PAN, prefiere anteponer intereses personales a los intereses de la nación, y la ambición de poder vuelve a dominar las acciones políticas, de lo que se deduce que el PAN es antes que nada irresponsable con el pueblo y los electores. Sin embargo, hasta que nadie diga nada concreto contra esto, las cosas seguirán igual…