Los doce años en que México retrocedió

La Presidencia de Felipe Calderón agoniza a meses de terminar. A la escandalosa cifra de muertos por la lucha anticrimen habrá que sumarle los 2.4 millones de desempleados, los 14 millones de trabajadores informales y los 6.5 millones de mexicanos en pobreza alimentaria.
Mientras hoy mismo el presidente gritó a los cuatro vientos que posee el récord de más de 15.5 millones de empleos registrados ante el IMSS, otros 28 millones de mexicanos ahora ganan menos por su trabajo que al inicio del sexenio. Obviamente, eso jamás lo dirá… Como siempre, es más importante apantallar, que ser honesto con tu pueblo.
Peor aún, los 13 pesos que aumentó el salario mínimo durante el calderonismo fueron rebasados por alzas en los precios de productos de primera necesidad como aceite, huevo, leche y tortilla, cuyo costo por kilo ronda los 12 pesos, el doble que hace 6 años, y en algunos lugares alcanza los 16 pesos.
Pero ¿qué implica que haya bajos salarios? Que no hay consumo. Y si no hay consumo, no hay actividad económica. Y si no hay actividad económica, no hay crecimiento, así de sencillo.
Pese a las evidentes cifras y la cruda realidad diaria del mexicano “de a pie”, las autoridades insisten en la solidez de la economía mexicana, bajo el misterio de la “macroeconomía”…
Aún si se cumpliera el pronóstico más alentador de crecimiento para el 2012, que es de 4.0%, el sexenio de Calderón se ubicaría entre los gobiernos con menor crecimiento en la historia del país, 1.91% en promedio, sólo arriba de la administración de Miguel de la Madrid (0.81%) y por debajo del sexenio de Vicente Fox (2.32%).
Y aunque el discurso asegura una estabilidad (macro) económica, en la realidad, el país se acerca a un punto sin retorno. Mientras que las reservas de hidrocarburos muestran un claro descenso, la deuda del sector público casi se triplicó hasta alcanzar 30% del PIB.
Es claro entonces que la solidez económica que presume el gobierno es cuestionable. ¿Porqué? Pues porque el equilibrio financiero del país , se sustenta en la explotación de todos nuestros recursos naturales, materiales, sociales e intelectuales sin visión de futuro. El país que una vez tuvo riquezas aparentemente infinitas, está siendo saqueado, como ha sido desde hace 500 años.
En materia de combate a la pobreza el panorama es igual de desalentador. Durante la administración calderonista el número de mexicanos cuyos ingresos resultaron insuficientes para afrontar sus necesidades básicas y de satisfacción (pobreza patrimonial) pasó de 45.5 millones a 57.7 millones, mientras que casi 6.5 millones se sumaron a los mexicanos con dificultad para adquirir la canasta básica.
Para minimizar el avance de la pobreza, el mandatario dice que de medirse la pobreza extrema con enfoque multidimensional, la pobreza en México “no solo no aumentó durante la crisis, sino que incluso se redujo porcentualmente”.
 Es claro que lo anterior no es más que una mera pantalla de justificación. Una teoría que pretende que la realidad se acople a ella, y no al revés, como debería ser. En este sentido, la generación de empleos y la precarización del salario son de las cuestiones más criticadas durante el sexenio del presidente que en campaña prometió un millón de empleos anuales.
Pero evidentemente la creación de empleos no acaba con dar trabajo. La precariedad de los que se están generando, en relación con los que ya existen, es alarmante. Casi alrededor de 60% de los empleos que se han generado, son precarios y no llegan ni a los tres salarios mínimos.
Y mientras todo esto nos sucede, Felipe Calderón se jacta de haber sido el segundo gobierno con mayor generación de empleo de la historia de México, demostrando de nuevo que su última preocupación en la vida es la honestidad, la sinceridad, el compromiso con su país, la rendición de cuentas… Qué más da, si ya se va…
Anuncios

¡Gracias Calderón! Tenemos deuda pública para la eternidad…

No nos queda mas que esperar los resultados de la elección de este próximo domingo que seguramente no serán benéficos para el PAN y su candidata Josefina Vázquez Mota. Y lo sabemos porque con los resultados de este sexenio en todos los ámbitos, no podemos esperar un panorama distinto.

Sólo en este sexenio, el de Felipe Calderón, la deuda pública creció en un alarmante 152%, alcanzando su máximo histórico llegando a los 4 billones 988 mil 227.7 millones de pesos, según estadísticas de la SHCP. Lo anterior implica que la deuda crece en alrededor de mil 393 millones de pesos cada día.

A pesar de que el discurso oficial asegura que “las cosas van bien” y que hay estabilidad económica gracias a la inversión y la creación de empleos (que por cierto jamás pudimos notar), éstas cifras hablan por sí mismas y dicen lo contrario. ¿Cómo pueden ir bien las cosas, cómo puede existir estabilidad cuando cada uno de los mexicanos nacidos y por nacer, deben al Estado alrededor de $44, 404 pesos?

Vale la pena resaltar que hasta 2006, la deuda era de $18, 958 per cápita, lo que significa que en sólo 6 años la deuda de cada mexicano aumentó más del doble. Si a eso le aumentamos el hecho de que el crecimiento del PIB ha sido casi nulo (un 3% aproximadamente), la situación y la contradicción se vuelven alarmantes. ¿Es eso estabilidad económica?

¿Es estable económicamente un país con una deuda pública que representa el 32% de su Producto Interno Bruto, y que en apenas 6 años la incrementó en 3 billones 8 mil 791 pesos?

Es evidente el cinismo del gobierno federal al respecto. No es lo mismo tener estabilidad macroeconómica, donde los números lo dicen todo, a tener estabilidad familiar, individual y comunal. Esto último no se consigue observando los números estáticos que nos presentan. No es posible aceptar que el discurso oficial asegure la estabilidad mediante misteriosos procesos estadísticos que muy pocos comprenderán, cuando en la vida cotidiana el mexicano promedio sufre por no tener para satisfacer sus necesidades, y aún así se le impone una deuda millonaria y de por vida.

Con todo esto, ¿aún crees en un gobierno mentiroso, cínico y manipulador de la información, y en la promesa de la continuidad de lo mismo?

Que regresen a primaria y lo que se han robado, a ver si así salen las cuentas en el PAN

El día 10 de junio y durante el debate de los candidatos a la Presidencia de la República, “Josesimia Vázquez Mona” indicó al candidato de las izquierdas que, con base en las propuestas que él había presentado, a ella no le salían las cuentas.

Pero, nosotros nos preguntamos, ¿cómo le van a salir las cuentas con tanto despilfarro que existe en el gobierno federal? Para muestra basta un botón. Todos los gastos que lleva a cabo que llevan a cabo las dependencias gubernamentales y las paraestatales son vaciados en el Portal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental que “tiene como objetivo fortalecer la democratización del país; así como establecer una relación entre el gobierno y la sociedad basada en la rendición de cuentas.”[1]

Entre los gastos excesivos de las dependencias federales destacan: una prótesis de pene de 77 mil pesos y un paquete de 50 cajas de cerillo de 23  mil pesos en PEMEX; una función de circo privada que costó cerca de 334 mil pesos en la SHCP; la impresión de la imagen institucional de SEDESOL en loncheras, balones y paliacates con un costo de 5 millones (sí leíste bien), entre otros egresos absurdos.

Si contabilizamos todos los privilegios que ostentan estas dependencias es obvio que las cuentas saldrían y hasta sobraría dinero; sin embargo, tanto a Felipe Calderón como a Josefina Vázquez Mota les ha de haber calado el tan sólo pensar que la pensión del ex Presidente se puede venir abajo y que, de regresar al Congreso o bien en otra dependencia gubernamental Chepina, no tendrá tantos lujos como a los que está acostumbrada.

Pero no nada más esto es un símbolo del despilfarro, hay que recordar la Estela de Pus, las toallas y los ranchos de Vicente Fox, los aretes de Josefina, entre otros.

Es decir, pedimos de favor al Ejecutivo y a la candidata a la presidencia que no nos quieran dar atole con el dedo y nos pretenden engañar con que no les salen las cuentas, pero los hechos ahí están.

A continuación se presentan las imágenes de los despilfarros, todas han ido tomadas de la página indicada del Instituto Federal de Acceso a la Información:

Entre verdades y vergüenzas.

Tenemos por entendido que la pobreza es una forma de vida que aparece cuando las personas carecen de los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas. Debido a tal situación, en ellos emerge una calidad de vida con deficiencias en la alimentación, sus ingresos no les permiten consumir la canasta básica de alimentos, la asistencia sanitaria, la educación y la vivienda.

La Organización para la cooperación y el desarrollo económicos (OCDE) afirma que la pobreza en México volvió a crecer para finales de éste sexenio y según el estudio de la misma, se prevé que la pobreza se agudice al mismo tiempo que permanezca constante, debido a que los niños constituyen casi la mitad de los 52 millones de pobres en el país. Es decir, sabiendo que la población mexicana es relativamente joven, para cuando éstos niños crezcan, difícilmente dejarán de ser pobres y las familias de éstos tendrán la misma suerte por la falta de oportunidades.

Leer más de esta entrada

Ernesto Cordero y sus 40 borregos.

El día de ayer por la tarde noche el ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero, mejor conocido como el delfín presidencial, Mr. Bean o pitufo tontín, usted elige, se registró como precandidato presidencial a pesar de que todos sabemos que si él resulta el elegido como candidato el PAN no tendrá ninguna oportunidad de si quiera competir con los otros candidatos que son mucho más populares que él.

Sin embargo eso le importa poco a Felipe Calderón pues su plan es ser el director de una puesta en escena en la que el crimen organizado al que él “ha combatido”, se relacione directamente con los otros partidos competidores para presentarse a sí mismo y a su partido como salvadores celestiales de todos los mexicanos.

Pues bien, en ese contexto Ernesto Cordero pasó lista a la entrada de su evento lleno de acarreados, a los que no se presentarán estarían prácticamente olvidados de la repartición de recursos y distintas facilidades que él presidente les dará en su último año de gobierno, para que puedan cada uno colocarse en distintos puestos ya sea en el senado o en el congreso federal.

Leer más de esta entrada

Ernesto Cordero y Hacienda deben cuentas en deuda de Coahuila.

¿Qué es lo que busca Ernesto Cordero al machacar con tanta fuerza en el tema de la deuda de Coahuila? Lamento informarles que no se trata en lo más mínimo de intenciones democráticas o de transparencia, se trata únicamente de uno más de sus intentos desesperados de ganar popularidad atacando al adversario sin preocuparse de dar argumentos claros y concisos.

En las investigaciones sobre la deuda de Coahuila la Secretaria de Hacienda y Crédito Público tiene responsabilidad que no puede negar, aunque intenten culpar únicamente al ex gobernador, se trata de una operación en la que de comprobarse alguna irregularidad sería principalmente un error de Hacienda y no del  funcionario coahuilense encargado de hacer el trámite.

 

Leer más de esta entrada

60 mil muertos después Ernesto Cordero dice: revisemos la estrategia ANTINARCO

Es increíble la desfachatez con la que se conducen algunos panistas cínicos e ineptos, que demuestran no tener ni la mínima idea de la realidad violenta en la que su estrategia del terror ha sumergido a nuestro país.

Lo peor de esta situación es que los más ineptos panistas, son los que aspiran a la presidencia el año que viene, hablemos hoy de Ernesto Cordero, que nuevamente declara cualquier cosa sin pensar en la verdadera profundidad de sus palabras, mientras que decenas de miles de familias afectadas directa o indirectamente por la violenta estrategia pagan los muertos.

Ayer se dio a conocer en distintos medios de circulación nacional un informe mundial sobre la violencia armada que realiza la Declaración de Ginebra, iniciativa diplomática impulsada por Suiza.

En él se señala que el éxito de la decisión tomada hace cinco años por el presidente mexicano Felipe Calderón, de usar el Ejército para combatir a los cárteles, es discutible. ¿Discutible? esta visión de las cosas es bastante maquillada, pues 60 mil muertos no puede ser bajo ninguna proyección de resultados algo positivo, incluso si Leer más de esta entrada

El Corderito que se creía “Macho Cabrío” y resulto “Manso Borreguito”

Sigue la carrera para ganar la candidatura Presidencial dentro de la aldea pitufo, empezamos a ver más movimientos dentro del clan azul y los aspirantes dejan sus cargos para competir de lleno por esa ansiada silla dentro de los “Pinitos”. Poco a poco se han ido descartando miembros de la aldea, hasta llegar a la cifra de 4 locos que se mantienen aferrados y quieren el poder de “gobernar” México, quedan la pitufina Vázquez Mota, el pitufo briago Emilio González, el pitufo perdedor Santiago Creel y por último el pitufo borrego, Ernesto Corderito; este último demostró que aparte de incompetente al frente de la SHCP (Secretaría de Hacienda) y sus ideas locas como la de vivir con seis mil pesos al mes, tiene problemas de identidad ya que en su primer acto de campaña para ganar la candidatura pitufa, se mostró muy “macho” y se le olvido por unos momentos que es Corderito y se portó como todo un “macho cabrío”, obviamente de palabra porque en acciones sabemos que le hace honor a su cara, totalmente débil y manso como un borreguito recién nacido.

Leer más de esta entrada

Destapados y aferrados, Cordero ¡Quiere la grande!

 

El carnaval continúa en la aldea pitufo, hemos venido relatando los diversos episodios de esta pintoresca aldea, donde habitan seres dignos de una película dominguera, bueno ya hicieron una pero esa si fue graciosa, esta creo que a ningún mexicano le dejaría buen sabor de boca; así pues relato un nuevo capítulo en esta aldea: el pitufo encargado de la Secretaría de Hacienda, Ernesto Cordero “corderito” deja su cargo y sus labores (que no hacía nada de hecho) y se lanza con una voracidad y con un hambre por la “Grande”, tal cual, dice que está listo para competir para lograr ser el candidato oficial de los pitufos blanquiazules y ser el relevo de Felipito pitufo tontín Calderón.

“Corderito” ayer entregó el paquete que contiene la propuesta presupuestal para el próximo año donde resalta un aumento del 31.1% en materia de seguridad, debería ser una buena noticia ya que significa que habrá más recursos para hacerle frente a la ola de violencia que se desató en el país, pero realmente en lugar de ponernos contentos es motivo de miedo, ¿la razón? Simplemente porque el gobierno azul sigue al mando y es quien decidirá cómo se ejercen esos recursos, eso quiere decir que será una pérdida de tiempo nuevamente y veremos estrategias burdas y sin sentido que solo traerán resultados negativos y en el peor de los casos más sangre y muerte, todo por la absurda necedad de Felipito y su guerra perdida.

Así empieza Felipito a barajear sus cartas, todo en mira de retener el poder y seguir hundiendo a México sin tener ninguna oportunidad de salir adelante, aunque, confiamos en que todos los mexicanos que si vemos la realidad y padecemos todos los errores del Gobierno pitufo, les demos una patada en el trasero en las próximas elecciones y demostrarles que todo este show que hacen no sirve ni servirá de nada.

Leer más de esta entrada

Los despilfarros de Calderón: 21 mil millones en propaganda gubernamental

Recientemente Felipe Calderón se quejó de los 16 mil millones que pidió el IFE para organizar todo el proceso electoral del año que viene que incluye la elección presidencial,  el soldadito de plomo comparó esa cifra con el costo de una carretera que irá de Sonora a Mazatlán,  pero  él mismo se gastó 16 mil millones tan sólo en medios de comunicación para hacerse publicidad en cuatro años de gobierno.

Estos datos desde cualquier punto de vista resultan indignantes, pero continuemos con el recuento de los despilfarros del cínico de Calderón:

Calderón gastará, sólo este año, otros 5 mil 500 millones de pesos para que los medios hablen bien de él y de su gobierno, con lo que llegará a los 21 mil millones de pesos –  ¡sí, 21 mil millones de pesos!– en gasto de propaganda gubernamental en 5 años de gestión.

Con 5 mil 500 millones de pesos, se podrían construir al menos cinco hospitales como el que, a un costo de mil millones de pesos, se construye en Morelia, Michoacán, que tendrá 250 camas, equipo de alta tecnología y capacidad para dar servicio a 850 mil derechohabientes del IMSS del estado. Incluso, con lo que Calderón gastará este año en propagada podrían hacerse 2 hospitales idénticos al que empresarios construyeron en Monterrey y que, a un costo de 200 millones de dólares, es el más moderno de América Latina: Tiene 250 camas, 30 quirófanos y 30 módulos para atención de emergencia, así como 300 habitaciones para que se hospeden familiares de los pacientes.

Leer más de esta entrada