A 28 años del primer caso de SIDA en México. Avances y retos

El primer caso registrado de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en México fue en 1983 y se detectó por el Instituto Nacional de Nutrición. El infectado era un joven que residía en el país, pero que viajaba constantemente; después de seis meses de habérsele diagnosticado la enfermedad el paciente falleció. De esta manera inició toda una etapa de prevención y control de las autoridades sanitarias en los temas de salud pública por las enfermedades de transmisión sexual.

Cabe destacar que, el SIDA es una de las enfermedades más letales en toda la historia de la humanidad. Considerada una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tal flagelo está presente en todos los rincones del planeta, sobre todo en las zonas más marginadas o de alto flujo migratorio, características que se presentan en nuestro país.

De acuerdo a datos dados a conocer por la funcionarios del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (Censida) los estados más afectados hasta el 2008 por el virus son, de mayor a menor: el Distrito Federal y el  Estado de México, El Censida menciona que las entidades que registraron un incremento en el número de casos fueron Chiapas, Oaxaca y Guerrero, regiones caracterizadas por niveles de marginación y pobreza extremos así como por un gran flujo migratorio, principalmente de centroamericanos y sudamericanos.

Países como Belice, Guatemala, Honduras y los Estados Unidos reconocen altas tasas de personas infectadas por VIH/SIDA; situación que se torna alarmante para México si analizamos los casos que en nuestro propio país existen y el número de migrantes infectados de aquellos países que cruzan por la frontera sur para llegar hasta la Unión americana.

Sin duda, el paso de los migrantes por las zonas más marginadas de nuestro país constituye un foco rojo que a la brevedad se debe atender para evitar que la propagación del virus se salga todavía más de control.

En México a partir de que se diagnóstico el primer caso de SIDA hasta el 2010, se han manifestado 321 mil expedientes de contagio y 96 mil decesos por la portación y desarrollo de VIH. Actualmente en el país viven 225 mil mexicanos con el padecimiento de los cuales solamente 67 mil están tomando tratamiento con antirretrovirales.

Hasta el 2010 de los 67 mil pacientes en tratamiento, 2 mil acceden a los antirretrovirales a través del sector privado, 40 mil personas son atendidas por el seguro popular y el resto por las instituciones de seguridad social como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Estadísticas del Censida indican que en México 1,600 infantes son portadores del virus, ya que a sus padres no se les detectó a tiempo el padecimiento. Sin embargo, la transmisión de madre a hijo se puede evitar mediante una detección oportuna. En la actualidad 80 por ciento de los infectados de SIDA oscilan entre los 17 y 20 años de edad.